miércoles, 16 de marzo de 2016

El Salvador: Piden medidas alternas por capturas en caso Jesuitas

Por ContraPunto

Cuatro de los 17 exmilitares implicados en el caso Jesuitas guardan prisión, y están a la espera de ser extraditados o no a España

Abogados defensores de los exmilitares detenidos por el asesinato de los padres Jesuitas y dos de sus colaboradoras llegaron este martes al Tribunal Primero de Paz  San Salvador para solicitar medidas alternas a la detención que pesa sobre ellos.


El nuevo recurso legal presentado por los defensores se da pocos días después de que la Corte Suprema de Justicia negara  la libertad condicional de los imputados.

Los cuatro capturados hasta el momento son el exsargento Tomás Zarpate Castillo, excoronel Alfredo Benavides Moreno, exsargento Antonio Ramiro Ávalos Vargas, y Ángel Pérez Vásquez. Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado Primero de Paz el seis de febrero y luego trasladados a las bartolinas de la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional Civil (PNC).

El 25 de febrero familiares de los exmilitares capturados marcharon para exigir su libertad. Piden que se respeten sus derechos humanos, y que no haya injerencia de la justicia española en este caso.

“Pedimos al juez que no se meta en cosas de nuestro país, que él vea de su país, que nosotros vamos acá a solucionar nuestros problemas. Esto ya fue juzgado, ya se dijo no hay capturas, sin embargo se hicieron el cinco de febrero. Y es por eso que nosotros como familia estamos acá para exigir la libertad de ellos”, dijo una de las familiares de los exmilitares durante la marcha.

La captura de los cuatro exmilitares se dio el 5 de febrero, un mes después de que el juez de la Audiencia Nacional de España, Eloy Velasco, emitiera una nueva orden de detención en su contra.

El 11 de febrero el Gobierno de España emitió una nueva solicitud de extradición contra los cuatro capturados, para ser juzgados por un tribunal español. La Corte Suprema de Justicia salvadoreña aún no sentencia si acepta o rechaza dicha solicitud amparada en los tratados de extradición que existen entre España y El Salvador.

Trece exmilitares de un total de 17 siguen prófugos de la justicia, y hasta el momento la Policía desconoce su paradero.