lunes, 1 de febrero de 2016

Organizaciones lencas denuncian campaña de terror impulsada por políticos y grupos económicos en el occidente de Honduras

Por Marvin Palacios | Defensores en Línea

El dirigente de la Coordinadora Indígena del Poder Popular de Honduras (CINPH), Salvador Zúniga dijo a www.defensoresenlinea.com que las comunidades indígenas lencas están viviendo una situación preocupante por cuanto se quiere sembrar el terror con los asesinatos de indígenas lencas que luchan por su derecho a los territorios ancestrales.


“Estamos viviendo una situación tremenda, se quiere sembrar el terror, el asesinato de Justo Sorto y varios compañeros de la zona como Santos Alberto Rodríguez y otros, que  son parte de una campaña para atemorizar a la población indígena lenca y luego despojarlos de los bienes comunes naturales como  la tierra, el agua, los bosques”, sostuvo Zúniga.

El 21 de enero de 2014, el dirigente indígena lenca y defensor de derechos humanos,  Justo Sorto, fue encontrado sin vida en una finca de la comunidad Yance en el municipio de Jesús de Otoro en el departamento de Intibucá, al occidente de Honduras. Justo Sorto fue miembro activo por 20 años del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).

Varios disparos de arma de grueso calibre fueron la causa de la muerte del defensor de derechos humanos. Su cuerpo presentó tres heridas de bala; uno en la cabeza, otro en el pecho y uno en el dedo pulgar derecho.

Solo en el mes de diciembre de 2015, cinco asesinatos fueron perpetrados contra indígenas lencas en Gualinga y El Potrero, pertenecientes al municipio de Santa Elena, departamento de La Paz.

Los testimonios señalan como responsables a activistas políticos del Partido Nacional, funcionarios de la municipalidad de Santa Elena, empleados de la vice presidenta del Congreso Nacional Gladys Aurora López y su esposo Arnold López.

Esto viene a confirmar que los proyectos de concesiones hidroeléctricas impulsadas por el gobierno son “proyectos de muerte” sostuvo a www.defensoresenlinea.com,  el sub-coordinador del Movimiento Indígena Lenca Independiente de La Paz (MILPAH), Martín Gómez Vásquez.

“Solo en el 2015 ha habido 5 asesinatos ,más que todo en el sector de Santa Elena, en el departamento de La Paz, porque ahí Gladys Aurora López (vice presidenta del Congreso Nacional)  y su esposo, quieren construir una hidroeléctrica que va a generar 14 mega-watios de energía”, dijo Gómez Vásquez.

En total en el occidente del país se registraron durante el año 2015, al menos  20 asesinatos de miembros y líderes de las comunidades  indígenas lencas que manifestaron su oposición a los proyectos hidroeléctricos y concesiones mineras impulsadas en la zona occidental del país por funcionarios de gobierno y grupos económicos.

Salvador Zúniga  señaló como responsables de la escalada de terror a grupos económicos, el poder político y a grupos criminales que pretenden imponer el terror en la zona.

Particularmente por el hecho de que existen proyectos hidroeléctricos que llevan al despojo de las tierras y también a la pretensión de explotar de manera inmisericorde a los bosques, explicó Zúniga.

Están construyendo represas en los ríos Gualcarque, Río Blanco, se pretende construir en el municipio de Santa Elena en el departamento de La Paz, también en San Rafael municipio de Jesús de Otoro, Intibucá; se ha concluido la represa en San José de Gladys Aurora López (vice presidenta del Congreso Nacional) y están concesionados todos los ríos, desde los más pequeños hasta los más grandes apuntó Salvador Zúniga.

Por otra parte hay concesiones mineras en Camasca, San Francisco de Lempira, Piraera, así como  en La Esperanza, entre otras regiones informó el dirigente indígena lenca.

“Con esta situación ha habido gente que está abandonando las zonas porque se han convertido en lugares peligrosos y este es el proyecto de las famosas ciudades modelo  -Zonas Especiales de Desarrollo Económico (ZEDES)-, que es un proyecto de entrega del territorio, pero también son proyectos vinculados al crimen organizado que pretenden construir sus santuarios para el lavado (de activos) y las operaciones criminales”, comentó.

“Ahí están involucrados Gladys Aurora López presidenta del Partido Nacional y vice presidenta del Congreso Nacional, también está vinculado otro miembro del Congreso del lado del departamento de Santa Bárbara en donde asesinaron a un compañero, y hay una campaña de asesinatos promovida por gente poderosa en el país, se habla también de Mario Pérez, secretario del poder legislativo que estaría vinculado al asesinato a un compañero de Santa Bárbara”, aseguró el dirigente de la CINPH.

Zúniga agregó que a parte de los departamentos de La Paz, Santa Bárbara, también están Intibucá, Lempira y Comayagua, en donde hay persecución tremenda contra la población indígena y también se ha dado el despojo del mercado central lenca que está en títulos ancestrales y que se encuentra en el municipio de Intibucá. Ahí hay una campaña de amenazas, hay criminalización en los tribunales y hay más de 500 personas con formal proceso en los tribunales.

Los juzgados de Intibucá dictaron formal procesamiento a 38 micro empresarios y microempresarias indígenas lencas, a las cuales se les dictó medidas sustitutivas a la prisión y deben estar presentándose a los juzgados a firmar el libro de registro.

Estos indígenas lencas han sido acusados de usurpación y desobediencia a la autoridad municipal, pese a que se desarrolló un cabildo abierto con anterioridad, en el que se determinó que se iba a escoger un lugar para la construcción de un mercado.

“Aquí hay una situación de discriminación y de favorecimiento a transnacionales como la Sabmiller que van a poner el carnaval cervecero los días jueves, viernes y sábado y otros locales que van a ser asignados para la distribución de los productos de la Cervecería Hondureña”, informó  Zúniga.

La CINPH ha estado presentado loas denuncias respectivas, colocando las alertas respectivas y en los próximos días se inicia toda una campaña de movilizaciones  en el contexto local, nacional e internacional, que van a tener impacto ya que es necesario que la conciencia nacional sea movida, para que se haga una administración adecuada de la justicia, anunció el dirigente.

“Nosotros hemos creado una alianza estratégica con el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), el COFADEH nos ha estado brindando asesoría, capacitación en materia de derechos de los pueblos indígenas y de los derechos humanos en general, pero también ha estado haciendo un acompañamiento jurídico legal en los municipios de Santa Elena (La Paz), Siguatepeque (Comayagua) y en los departamentos de Lempira, La Paz, Comayagua y en la parte de Yoro”, puntualizó Zúniga.

De hecho un equipo de procuradoras de derechos humanos del COFADEH viajó recientemente a los departamentos de Santa Bárbara y La Paz para continuar con la documentación de varios casos de asesinatos perpetrados en la zona y registrando otras violaciones de derechos humanos que se han denunciado.