miércoles, 3 de febrero de 2016

"La oligarquía estafadora metió una ley inconstitucional para privatizar la vivienda popular" Maduro

Por AVN | ALBA TV

El presidente de la República, Nicolás Maduro, reiteró este jueves que la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) continuará su rumbo, su trabajo y sus logros, pese a los planes de la derecha venezolana de sabotear esta política social, creada en 2011 y que sólo en el 2015 construyó más de 326.000 casas dignas pese a la caída de los precios del petróleo, principal fuente de ingresos de divisas.

La AN, manejada por una circunstancial mayoría de derecha, aprobó en primera discusión una ley que manipula el concepto de propiedad, en un intento de favorecer el acceso de la banca privada a la especulación con más de un millón de viviendas construidas por la GMVV y de otros complejos habitacionales desarrollados por el Gobierno Nacional, cuya apropiación está garantizada por varios instrumentos legales que defienden el derecho de propiedad familiar y multifamiliar de estas unidades habitacionales.

"La oligarquía estafadora metió una ley inconstitucional para privatizar la vivienda popular y acabar con la Gran Misión Vivienda Venezuela, si esa ley fuera aprobada y se ejecutara, se acabaría la gran misión", alertó el jefe de Estado, en transmisión conjunta de radio y televisión, desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, donde dirigió una reunión con el Gabinete Ministerial.

Ante esto, el presidente Maduro pidió retomar con fuerza el estudio de las leyes y de la Carta Magna: "No hay estafador que pueda engañar a un pueblo conocedor de la ley, ¡alerta pueblo!, el engaño busca mil caras para estafarlo: venden una mentira como la más grande de las verdades y luego viene la caída, el golpe".

Maduro llamo al pueblo a salir a las calles "a luchar frente a la ley de estafa de la oligarquía que pretende privatizar la vivienda, el pueblo en las calles, con su Constitución, con amor, paz, pasión, a defender el derecho a la vivienda".

Sistema Registros Públicos

El jefe de Estado también anunció la creación del Sistema Nacional de Registros Públicos Inmobiliarios de la GMVV, un organismo que estará dedicado a "la protección de la propiedad, de la familia y de la vivienda de nuestro pueblo".

"Estoy firmando un punto de cuenta con el cual se crean los registros públicos inmobiliarios especiales de la Gran Misión Vivienda Venezuela, estableciendo las directrices para impulsar y acelerar los procesos de protocolización de los inmuebles que construye la patria", expresó el mandatario, al tiempo que notificó que se permitirán créditos para la adquisición de viviendas principales a grupos familiares con ingresos mensuales de hasta 20 salarios mínimos, "para extender los beneficios a toda la clase media venezolana".

"A toda la clase media profesional, trabajadora, nosotros los vamos a seguir protegiendo y cada día que pase extenderemos nuestro amor protector con más fuerza", expresó Maduro.

Adicionalmente, anunció el incremento de la base de protección del 0-800 Mi Hogar para la clase media. Cada uno de estos anuncios, deberán aparecer publicados en Gaceta Oficial con fecha de este viernes 29 de enero.

"La Asamblea Nacional adeco-burguesa no pasará (...) Esta ley que han aprobado en primera discusión, y que irá a segunda discusión artículo por artículo, es una doble amenaza. Es la amenaza para quitarle a usted su vivienda y lanzarlo a las quebradas, las más lejanas, fuera de las ciudades", reiteró.

Compromiso con el pueblo

Durante su alocución, el presidente recalcó que en los próximos tres años se debe llegar a las tres millones de viviendas. " Ya puedo decir que con las 326 mil viviendas que construimos y entregamos en el año 2015 que hemos tomado el ritmo, a pesar de la caída de los precios petroleros y de la guerra económica, para plantearnos las grandes metas de viviendas y seguir fusionando la experiencia, la capacidad técnica, el trabajo de Venezuela; así que la Gran Misión Vivienda Venezuela no la va a parar ningún diputado de la derecha, ninguna Asamblea Nacional adeco-burguesa, ninguna ley inconstitucional, no la va a para nadie".

El Mandatario recordó que el derecho a una vivienda digna está consagrado en la Constitución Bolivariana de Venezuela, construida con el pueblo y vigente desde 1999, y que en su artículo 82 contempla que "toda persona tiene derecho a una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénica, con servicios básicos esenciales que incluyan un hábitat que humanice las relaciones familiares, vecinales y comunitarias".

"La satisfacción progresiva de este derecho es obligación compartida entre los ciudadanos y ciudadanas y el Estado en todos sus ámbitos. El Estado dará prioridad a las familias y garantizará los medios para que éstas, y especialmente las de escasos recursos, puedan acceder a las políticas sociales y al crédito para la construcción, adquisición o ampliación de viviendas", agrega el referido artículo.

"Es lo que estamos haciendo", recalcó el presidente Maduro, quien desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, recordó que la Revolución Bolivariana ha encaminado sus esfuerzos para dar respuesta al déficit habitacional en el país, pues –agregó– en los años previos al nacimiento de la GMVV, desde 1999 al 2011, se habían construido alrededor 500 mil viviendas, utilizando para ello distintas iniciativas.

Intento de una restauración capitalista

En un contacto televisivo con el presidente Maduro, Jaua hizo entrega de una de las 100 casas de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) entregadas este jueves en el estado Miranda a propietarios en el complejo habitacional Vistas de Matalinda, ubicado en la carretera nacional Charallave-Ocumare, municipio Cristóbal Rojas.

Jaua señaló que la ley aprobada este jueves en el Parlamento, con mayoría de derecha, favorece el latifundio urbano y el mercado especulativo para iniciar la restauración capitalista, desconociendo la propiedad multifamiliar otorgada por la Revolución Bolivariana para proteger al pueblo.

El parlamentario comentó que la oposición vende una mentira a los venezolanos al decir que la GMVV no otorga título de propiedad, y explicó que cada vez que se asigna una vivienda digna se entrega un título que dice claramente que la propiedad es adjudicada "en venta pura y simple, perfecta e irrevocable" como un inmueble de propiedad exclusiva, para evitar la compra y venta que pudiera hacer perder el hogar a miles de familias, y evitar, además, las ventas especulativas.

La ley aprobada este jueves "pone en entredicho la propiedad multifamiliar de todos los urbanismos de la Gran Misión Vivienda Venezuela, lo más grave es el intento de iniciar la restauración capitalista, esta ley deroga dos leyes promulgadas por el comandante (Hugo) Chávez"; la Ley Orgánica de Emergencia para Terrenos y Viviendas y la Ley de Determinación del Justiprecio de Bienes, indicó Jaua.

"En el caso de que se pudiera llegar a ocupar un terreno, expropiar, habría que pagarlo al precio que el latifundio urbano le imponga al Gobierno Nacional Bolivariano para poder construir las viviendas, haría inviable económicamente la Gran Misión Vivienda Venezuela", señaló.