martes, 5 de enero de 2016

Nicaragua: un año de nuevos retos y desafíos

Por Informe Pastrán

El año que recién inicia enfrentará retos y desafíos en diferentes áreas, sobre todo socioeconómicas, considera el economista y Presidente de COPADES, Néstor Avendaño. “Colocar a la competitividad empresarial como el tema central de la agenda económica gubernamental en 2016. Reducir la excesiva informalidad del mercado, que afecta al 80% de las empresas del país. Reducir el alto nivel de subempleo, que afecta al 50% de las personas ocupadas en el país. Imprimir una mayor confianza en el córdoba, que apenas domina el 20% del mercado aunque goza de una gran estabilidad. Promover el aumento de la productividad de la economía”, señaló Avendaño a Informe Pastrán.


Sumó a estos desafíos la revisión del pliego tarifario de la energía eléctrica; facilitar la ejecución del mega proyecto del Plan de Riego Nacional; ampliar y mejorar la calidad de la educación primaria y de la educación técnica media y superior; disminuir la desigualdad de la distribución del ingreso; garantizar la concesión de crédito y la transferencia de tecnología a las microempresas y pequeñas empresas a través de una efectiva banca estatal, que hoy es de propiedad mixta, pública-privada y reducir, por la vía legislativa, la brecha salarial de 30% de las mujeres con respecto a los hombres. 

Por su parte, el economista y banquero, Francisco Mayorga tiene perspectivas económicas bien alentadoras para este año. En una entrevista exclusiva para INFORME PASTRÁN, el economista y banquero, hizo un resumen de sus pronósticos para el año que comienza. “El contexto internacional seguirá siendo volátil, pero la mayoría de los expertos coinciden en que el bajón de los precios internacionales de nuestros productos de agro-exportación ha concluido. En términos generales, la demanda de alimentos seguirá creciendo y, dado que el crecimiento de la oferta se ha contenido a causa de los precios bajos, se ha tocado fondo y ahora toca que comiencen a mejorar”, afirmó. 

Según Mayorga, “esto es un viento de cola favorable a nuestro sector agroexportador, que retomará su senda de crecimiento a partir de la segunda parte de 2016”. El ex-banquero central consideró que “combinando la reanimación agroexportadora con la aceleración de la construcción, los proyectos de inversión del sector público, el aumento del turismo y el crecimiento de la inversión nacional y extranjera, la evolución de la economía será superior a la de 2015, posiblemente arriba del 5.5%, de manera que 2016 será un año de mayor prosperidad”.

El doctor Mayorga calcula que en 2016 Nicaragua va a rebasar la barrera de los dos mil dólares de producto por habitante. Le consultamos cuál es su valoración del significado de cruzar esa barrera. “En las últimas décadas se han definido algunos umbrales para determinar ciertas categorías de países. Por ejemplo, debajo de los US$1,000 por habitante se encuentran los países muy pobres, que cuando han tenido altos endeudamientos se han denominado HIPC. Cuando se traspone la barrera de los US$2,000, un país como el nuestro sigue siendo pobre, pero se puede hablar de una nueva fase de pre-despegue, de aceleración del crecimiento”, aseguró y agregó que “ahora se comienzan a manifestar nuevas realidades como una masa crítica de consumo interno y una mayor productividad que es competitiva internacionalmente”. “En los últimos años se ha registrado un cambio notable en Managua y en las principales ciudades del país, que se aprecia en nuevas construcciones, plazas comerciales, hoteles y altos volúmenes de tráfico. Eso es el reflejo de que a partir de 2007 el país ha casi duplicado su producto por habitante”, manifestó.

Esta transformación de la economía ha sido el resultado de las políticas del gobierno y del modelo de alianzas que se ha desarrollado a partir de 2007, afirma el banquero. “El gobierno ha promovido un clima favorable a la inversión privada, y tanto el sector privado nacional como la inversión extranjera han venido respondiendo con inversiones cada vez mayores, que son el principal motor de la generación de empleos”, explica Mayorga, estimando que “el desempleo ha ido disminuyendo rápidamente, como lo demuestran los números del empleo formal. 

Generación de más empleo

El número de cotizantes del INSS, aumentó en 75,000 plazas en 2015, llegando al orden de los 800,000 cotizantes. Para 2016 se podrían estar generando unos 100,000 empleos formales adicionales”. El doctor Mayorga considera que esto es muy significativo, porque en 2015 el empleo formal aumentó en un 10%, y para 2016 crecerá más rápido, aparte de que por cada empleo formal que se crea, surgen en promedio dos empleos informales. “Si en 2016 se generan unos 300,000 empleos entre formales e informales, la economía no solo va a absorber a los jóvenes que se incorporan anualmente a la fuerza de trabajo, sino que va a continuar reduciéndose el desempleo. Eso también va a significar una presión saludable para que los salarios reales mejoren al tiempo que los empresarios mejoran su competitividad”, sostiene Mayorga.

Consultado sobre variables como la factura petrolera y la cooperación venezolana, Mayorga considera que, en efecto, son nubarrones que podrían ensombrecer un poco el panorama, pero que no van a descompensar los numerosos factores positivos que están en marcha. “La evolución económica siempre es un claroscuro, pero en los últimos diez años Nicaragua ha logrado emprender una gran transformación, con ribetes de estabilidad y progreso social que son muy atractivos para la inversión extranjera y muy reconocidos por las fuentes internacionales de cooperación como el BID y el Banco Mundial. Ya no somos tan frágiles, tan vulnerables como hace diez años. Las calificaciones que hemos recibido de agencias como Fitch y Moody’s nos están abriendo la puerta a los mercados de capitales. Los flujos de divisas podrán irse reacomodando, pero siempre mejorando poco a poco”, indicó.

Mediano plazo

“Hace varios años yo calculé que Nicaragua había entrado en una fase de crecimiento inercial de 5%. Cuando el entorno internacional ha sido propicio, hemos crecido un poco más. Cuando ha sido desfavorable, hemos crecido un poco menos”, explica el doctor Mayorga. “Pero en los últimos años, como reflejo de las mayores tasas de la inversión pública y la inversión privada, nuestro crecimiento inercial se ha desplazado hacia arriba. El colega Néstor Avendaño calcula que hemos entrado a una banda de 5% a 6%. Yo comparto esa valoración. Por supuesto, no estamos exentos del efecto de una eventual turbulencia de la economía mundial, ni de los efectos del Niño y el cambio climático, ni mucho menos de un eventual episodio catastrófico como un sismo o un huracán, que podría ocasionar destrozos de un momento a otro. Pero la economía de Nicaragua por sí misma es muy robusta y está acumulando cada vez más potencial de crecimiento, explicó. 

“Mis proyecciones apuntan a que estaremos añadiendo al PIB por lo menos unos 1000 millones de dólares anuales en promedio durante los próximos cinco años, y que para 2020 estaremos alcanzando unos 2,500 dólares de producto por habitante. Pero si aprovechamos nuestro potencial agropecuario con acciones como el Plan Nacional de Riego, fácilmente tendríamos un crecimiento más acelerado”, dijo el economista.

La otra Nicaragua

Otros analistas y sociólogos criollos ven una Nicaragua más pesimista este año, con una economía en retroceso. El sociólogo Oscar René Vargas dijo en el programa de Jaime Arellano en el Canal 15, que éste será un año complicado en que “no vamos a crecer ni al 4.5% como dicen, creo que estaremos alrededor menos del 4%. Vargas explica que “esto significa que va a haber más desempleo” en un año electoral y sin beneficio del petróleo venezolano y la merma en las exportaciones hacia Venezuela. Según el analista el gobierno sandinista ha hecho sus propias valoraciones de diversos escenarios políticos y económicos locales e internacionales, “y de ver que la situación que hay de este año no es una situación favorable a ellos, económica y la situación institucional”. Cree que el FSLN estaría presionado y podría ceder en cambios de magistrados en el Poder Electoral, “para tratar de darle mayor legitimidad a esa institución”.

Oscar René Vargas afirmó que el FSLN sigue siendo el gran favorito para ganar las elecciones generales de noviembre próximo, “pero ya no sigue siendo el gran favorito porque ya no va a arrasar y hay posibilidades de perder, hay elementos de debilidades que se presentan como la cuestión económica”.

Elecciones

El sociólogo afirma que el escenario internacional no es favorable al presidente Daniel Ortega, porque habrá elecciones presidenciales en Estados Unidos, “y por tanto las decisiones que se tomen en Nicaragua tienen que tomar en cuenta, que, por lo que se ve, las elecciones van a ser entre la señora (Hillary) Clinton y entre el señor (Donald) Trump” y “cualquiera de los que gane no es favorable hacia Nicaragua y eso va a ser un elemento para ver cómo va a ser el proceso electoral” nicaragüense. Por eso insistió en que “el presidente Daniel Ortega necesita mayor legitimidad, no solo ganar las elecciones, sino legitimidad social y requiere que haya la mayor transparencia (electoral) posible”.

El Gran Canal

El canal interoceánico que la firma china HKND Group pretende construir en Nicaragua será una de las 25 prioridades del Gobierno local, informó la Presidencia de la República. El gobierno nicaragüense incluyó el proyecto valorado en $50.000 millones en una lista de prioridades titulada "Énfasis políticos y sociales del año de la buena esperanza: 2016". El objetivo del gobierno es "fortalecer nuestros patrimonios, así como la confianza y esperanza de nuestro pueblo en el desarrollo justo y sostenible que nos proponemos con proyectos como el gran canal interoceánico", según el documento. 

El proyecto canalero, que generará 50.000 empleos directos y 200.000 indirectos, consiste en una vía húmeda de 276 kilómetros de longitud por 230 metros a 280 metros de ancho y 26,9 a 30,2 metros de profundidad, de acuerdo con los últimos datos dados a conocer por HKND. El fortalecimiento del Estado, los Gobiernos central y locales, y las relaciones internacionales, están en la misma lista de prioridades. El Gobierno de Nicaragua también dará importancia al "desarrollo de condiciones óptimas para inversiones y emprendimientos", y a la promoción del trabajo y la productividad.

El portal especializado en comercio marítimo mundial, “The Maritime Executive”, asegura que mientras los ecologistas se oponen a la construcción del canal interoceánico en Nicaragua, la idea de un par de canales paralelos que unen el Mar Caribe hasta el Océano Pacífico plantea preguntas interesantes acerca de la viabilidad de los dos canales situados en las proximidades de uno al otro. “La cuestión principal es si el tráfico suficiente navegaría por el Canal de Nicaragua para cubrir sus costos de construcción y operación a largo plazo en vista de la posible competencia del canal propuesto a través del Istmo de Kra en Malasia”, señala. El Canal de Kra propone reducir la distancia de navegación entre puertos europeos y puertos asiáticos de Extremo Oriente, como Hong Kong, Shanghai, Tokio y Busan. 

Puertos de transbordo asiáticos más importantes, como Colombo y Singapur están geográficamente más cerca de Europa y la costa este de América del Norte y a través del Canal de Suez, que a través de la propuesta del Canal de Nicaragua. “La ruta de navegación a través del Canal de Panamá sí ofrece una ruta alternativa para navegar a través del estrecho de Malaca y el Golfo de Adén, donde los piratas operan, también sin pasar por la agitación política del Medio Oriente que podría afectar el envío a través del Canal de Suez”, indica.