martes, 12 de enero de 2016

"Gobierno de Macri amenaza libertad de prensa y opinión en Argentina" Víctor Hugo Morales

Por AVN | teleSUR

El periodista uruguayo Víctor Hugo Morales indicó este lunes que el gobierno de Mauricio Macri responde a los intereses de la corporación mediática Grupo Clarín, empresa que ha dejado clara su postura neoliberal y ha sido los principales promotores de la intervención de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) y de la derogación de la Ley de Medios, por lo que el ejercicio periodístico y la libertad de expresión en Argentina se ven amenazados.

Lea también: "Se está atacando la libertad de expresión" (Página 12)
Voces de solidaridad (Página 12)

"Son los medios de comunicación los que han puesto a Mauricio Macri en la Presidencia de la República. Medios que llamamos dominantes, como El Clarín, son los que con sus mentiras colosales han adulterado la democracia argentina y han impuesto a Macri como Presidente. Ellos son los que han manejado la opinión pública, han adulterado el valor de la democracia y quieren seguir haciéndolo porque todavía es débil el dominio que tienen, necesitan avanzar aún más porque necesitan la certeza de que van a gobernar por muchos años por fuera de la Constitución, del sentido republicano y del Congreso, al que han desairado por completo", expresó durante una entrevista concedida a Telesur.

Calificó de "irritativo" el procedimiento contra la Afsca y la Ley de Medios en el marco de la vida democrática de Argentina. "Han despreciado al Congreso para poder llevar adelante un proceso de quedarse con todo, no solamente la libertad de prensa, también los valores intrínsecos, esos que hacen a una República, han sido atacados con un grado de cinismo muy alto", dijo.

En este contexto, Morales recalcó la vocación antidemocrática de la derecha, no solo en Argentina sino en cualquier país del mundo, ya que cuando no se ven favorecidos por un resultado electoral, impulsan una teoría de fraude para vulnerar la situación política y desestabilizar la consciencia colectiva.

"Todos estos años, con esas corporaciones de los medios de comunicación, la derecha que no es para nada republicana, esa derecha que no respeta nunca los valores de la democracia, cuando gana un Gobierno progresista entonces dicen que estamos asistiendo a un fraude, al populismo, a una dictadura. Pero cuando ellos ganan está todo muy bien. Y la verdad es que está todo muy mal, como lo comprueban los hechos. El gobierno de Mauricio Macri es una amplia demostración de lo que es capaz de hacer aquí en Argentina y en cualquier parte del mundo un avance tremendo de la derecha", comentó.

"Macri quiere mostrar fortaleza en el lugar donde había una mujer muy fuerte pero, en un mundo de varones, él habrá pensado que era hora de ponerse los pantalones y, en cambio, puso las dos piernas en una sola manga. Todo lo que está haciendo está francamente muy mal. Lo que hace Macri es darse un baño del poder surrerlista, del poder absurdo y omnipotente, que le da el apoyo de grupos dominantes, particularmente los mediáticos", agregó.

Desde el año 2010, cuando fue aprobada la nueva Ley de Medios, el grupo Clarín mantiene una postura de enfrentamiento total frente a la aplicación de la nueva Ley de Servicios Audiovisuales en Argentina y busca poner trabas a la norma a través de la justicia.

Con el nuevo escenario político, encabezado por el Gobierno de Mauricio Macri, el grupo busca accionar de forma contundente para lograr revertir el marco legal alcanzado, que otorga poder de supervisión y legislación al Estado argentino sobre la actividad mediática nacional.

La Mañana fuera del aire

Durante la entrevista concedida a Telesur, Morales afirmó que no se ausentará de los medios de comunicación y opinión de Argentina, pese a que este lunes su programa La Mañana, fue sacado del aire de la emisora local Radio Continental, presuntamente por intereses políticos de la empresa de comunicación con el gobierno de Macri.

"Estoy dispuesto a no ausentarme, a seguir dando testimonio de lo que pienso de este Gobierno argentino. El derecho de tener participación importante en medios de comunicación de la República, me lo dan los millones de personas seguidoras de los programas que desde las diferentes emisoras radiales he ofrecido, desde esa responsabilidad agradezco a los medios de comunicación que me den la oportunidad de expresar lo que está sucediendo en Argentina", manifestó.

Minutos antes de iniciar la emisión de este lunes (8:30 de la mañana, local), directivos de la empresa le comunicaron a Morales que no podía continuar en la emisora privada su programa radial, donde abordaba temas de actualidad con la ayuda de expertos calificados.

Al respecto, comentó que esta acción "es una incalificable torpeza. Pobre de ellos por tener que cumplir semejante orden de decirle a un hombre que tenía 30 años trabajando para la emisora, que estaba despedido y que no podría dirigirse a su audiencia a pocos minutos de iniciar el programa (...) Cuando percibí que era mi nueva realidad, aún con la perplejidad que tenía, decidí ir al micrófono y encarar la posibilidad de denunciar lo que estaba sucediendo antes de que ellos accionaran", expresó.

En la entrevista, Morales relató que el operador del programa La Mañana recibió órdenes de cortar el aire y poner publicidad por encima de su voz. "Me quede allí y dije que no me iba a ir hasta que no me abrieran el micrófono. Les expliqué cómo pensaba dirigirme al público y fue así como logré despedirme de la audiencia y decirles lo que estaba sucediendo".

Al ser cuestionado sobre la existencia de motivos para ser despedido de Radio Continental, Morales instó a sus colegas a investigar si sobre él recaía alguna línea de advertencia por un irrespeto al contrato de trabajo. Además, destacó su profundo carácter profesional y amor por el ejercicio periodístico que desarrolla desde hace 52 años.

"Quisiera que los colegas fueran a Radio Continental y se les consigne una línea de advertencia. No existe nada que haga pensar que yo tenía algo para corregir. Podrían discutir mi condición periodística, como la de cualquiera, pero no mi condición profesional. No he faltado un solo día, no me he tomado licencia, jamás falté un día feriado (...) Que sea condenado públicamente por supuesta falta de responsabilidad profesional, es una vergüenza más con la que tienen que cargar", relató.

"Soy un profesional en toda la línea, amo mi trabajo. Llevo 52 años cobrando un sueldo cada fin de mes en una emisora. Mi gratitud es enorme, y yo le devuelvo a la gente un gran profesionalismo, una gran entrega. Es muy injusto lo que han hecho, y jamás van a poder demostrar que no he sido un profesional en toda la línea", agregó.

Morales agradeció a Telesur por ser una ventana para expresar y denunciar su situación ante el mundo, al tiempo que resaltó que esa planta televisiva es un espacio importante para dar la batalla mediática y ser la voz de millones de personas que, como él, pretenden ser silenciadas para satisfacer los intereses de las grandes corporaciones con vocación neoliberal.