viernes, 11 de diciembre de 2015

Última oportunidad para evitar la huelga en Coca Cola Paraguay

Sichegapar presenta contrapropuesta y espera respuesta de empresas fleteras

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA


El 1 de diciembre, las empresas fleteras que prestan servicio de transporte de productos a Paraguay Refrescos SA, filial paraguaya de la chilena Embotelladora Andina SA, la tercera mayor embotelladora de Coca Cola en Latinoamérica, presentaron una propuesta que los trabajadores rechazaron por su inconsistencia. Dos días después y a pocos días de que estalle la huelga, el sindicato de conductores y ayudantes de rutas entregó una contrapropuesta final.

“Los trabajadores no piden nada del otro mundo, sino simplemente que se respete y aplique la legislación laboral de Paraguay”, dijo a La Rel, Jorge Cáceres, presidente de la Unión de Sindicatos de Trabajadores de la Bebida y Afines (USTBA).


En Paraguay Refrescos SA (Paresa) el departamento de Venta está totalmente tercerizado. Conductores y ayudantes de ruta, que a diario entregan los productos de Coca Cola a lo largo y ancho del país, sufren una constante vulneración de sus derechos.

Ante esta situación, los trabajadores afiliados al Sindicato de Choferes, Entregadores de Gaseosas, Agua, Jugos, Bebidas Energizantes y Afines del Paraguay (Sichegapar) decidieron declarar una huelga general, cuya fecha de inicio será dada a conocer en los próximos días.

Exigir derechos
Trabajadores desprotegidos


De acuerdo con la contrapropuesta presentada a las empresas fleteras (1) y a Paresa (Coca Cola), el Sichegapar pide reajuste salarial y el pago mensualizado de salarios, el respeto de la jornada laboral de 8 horas o 48 horas semanales, y el pago de eventuales horas extra “con las compensaciones establecidas por el Código de Trabajo”.

También exige la inscripción de la totalidad de los trabajadores en el Seguro Social del Instituto de Previsión Social (IPS), el pago de aguinaldo y vacaciones, así como la concesión de licencias sindicales remuneradas para los miembros de la junta directiva y el descuento de la cuota sindical.

Asimismo, pide el suministro de los elementos de seguridad a todos los trabajadores “a fin de cumplir con las normas en materia de seguridad”.

Finalmente, el Sichegapar propone, tanto a las empresas fleteras como a Paraguay Refrescos (Coca Cola), reunirse a la brevedad “a fin de estudiar un proyecto de Contrato Colectivo de Condiciones de Trabajo”.

“Las empresas se están resistiendo a llegar a un acuerdo por escrito con los trabajadores. Quieren buscar un arreglo verbal y esto no va a ser posible. Hay que sentarse y firmar un acuerdo que nos enrumbe hacia una negociación colectiva”, explicó Cáceres.

El también secretario general del Sindicato de Trabajadores de Cervecería Paraguaya | AB-InBev (Sintracervepar), aseguró que los trabajadores se mantienen firmes.

“Calculamos que un 97 por ciento de los trabajadores secundarían la huelga. Ojalá las empresas recapaciten y acepten sentarse a negociar un verdadero acuerdo”, señaló Cáceres.

Paraguay a la huelga
Contra la precarización y el despojo


La grave situación de los conductores y ayudantes de ruta en Paraguay Refrescos SA se enmarca en una situación de crisis generalizada que sacude al país entero.

Organizaciones sindicales, sociales y populares de Paraguay convocaron a una huelga general y a un paro cívico nacional a realizarse los días 21 y 22 de diciembre.

Además de la lucha contra la precarización laboral y la negación de derechos, las dos actividades convocadas por un amplio espectro de organizaciones plantean la lucha por la eliminación del latifundio y una verdadera reforma agraria.

“Es un momento muy importante para el país. Vamos a sumarnos a este esfuerzo y a esta gran movilización”, concluyó Cáceres.

(1)  Corve Srl, Rodantes SA., GM Transportes, Grupo G y otras
 
Fuente: Rel-UITA