miércoles, 9 de diciembre de 2015

Venezuela: "Reconstruyamos espiritual e ideológicamente al pueblo movilizados en la calle" Nicolás Maduro

Foto Prensa Presidencial
Por AVN

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, advirtió este miércoles que tras el triunfo de la derecha en la parlamentaria hay dos caminos posibles: "o deriva en una contrarrevolución fascista o deriva en una revolución renovada, popular, rumbo al socialismo".

En medio de una asamblea popular al frente del Palacio de Miraflores, el Mandatario nacional —montado en la parte de atrás de un camión— confió en que el pueblo optará por la continuidad de la Revolución, por lo que llamó a las fuerzas chavistas a ir por la reconquista de la hegemonía política: "Hay que reconstruir espiritual, ideológica y políticamente al pueblo y eso sólo se logra en la calle, movilizados".



El Jefe de Estado recordó el asedio del imperio norteamericano en contra de gobiernos como el de Jacobo Árbenz en Guatemala, João Goulart en Brasil y Salvador Allende en Chile, tras lo cual auparon golpes de Estado y la implantación de regímenes dictatoriales que generaron muertes, desapariciones y represión en el continente.

Rememoró especialmente las palabras del ex mandatario estadounidense Richard Nixon, cuando Washington apostó por "hacer chirriar" la economía de Chile para alentar la caída de Allende: "¿Y cuál fue el resultado? Un golpe de Estado con más de 5.000 desaparecidos y miles de asesinados, además de 18 años de dictadura, masacre y saqueo".

"¡Cuánto no dijeron de nuestro Comandante Chávez! ¡Qué nadie se confunda!", alertó Maduro, quien llamó a la unidad de las fuerzas revolucionarias y reiteró la denuncia "al plan imperialista de la guerra económica frente al pueblo".

El Primer Mandatario recalcó además la fuerza del 43% sólido que respaldó al chavismo en los recientes comicios parlamentarios, por lo que confió en que la crisis política derive en la recomposición de las fuerzas revolucionarias para "revertir los efectos económicos y políticos que se demostraron en la elección".

Debate para una nueva etapa

El Presidente Maduro, quien fuera recibido en dicha asamblea en medio de consignas y el amor del pueblo, ratificó su llamado a fomentar un gran debate nacional en la calle, en defensa de la patria bolivariana que una vez más es acechada por la derecha venezolana y sus intenciones de restituir el neoliberalismo en Venezuela.

"Esta es la asamblea que yo he convocado: un debate con el pueblo, con el pueblo, y lograremos el renacimiento de la Revolución Bolivariana. Un renacimiento histórico", expresó Maduro, quien recordó a los asistentes las responsabilidades que recibió hace casi tres años, cuando el poder popular lo eligiera presidente de la República.

Subrayó que la Revolución Bolivariana, en esta nueva etapa, avanzará a un proceso que se centrará en combatir la burocracia y la corrupción que han envuelto los organismos del Estado, con el propósito de afianzar las políticas sociales que favorecen al pueblo venezolano.

"Es tiempo de hacer más revolución consciente, acelerada, continua, con estrategia. Tenemos que salir de este atascadero de la burocracia y la corrupción que envolvieron las políticas de la Revolución o Venezuela va a entrar en un gran conflicto que afectará a toda la región latinoamericana y caribeña", expresó.

En ese sentido, recalcó que los hombres y mujeres patriotas deben mantenerse en vanguardia permanente para erradicar estos vicios heredados del capitalismo que retrasan la marcha del proceso revolucionario.

"Los tiempos exigen de nosotros ubicar estratégicamente al enemigo principal y sus aliados engatusados en distintos cargos. Pero no perdamos de vista, ni por un segundo, que la batalla principal es contra la derecha fascista y contrarrevolucionaria", dijo.

Llamó a las fuerzas revolucionarias del país a fortalecer su unión y dar la batalla con dignidad para enfrentar los ataques de la derecha fascista, que pretende aprovechar la mayoría parlamentaria obtenida en la contienda electoral del pasado 6 de diciembre, para socavar los logros conquistados por la Revolución Bolivariana, que han reivindicado los derechos de los sectores más desfavorecidos de la nación.

"Yo no me voy a rendir, yo voy a combatir por ustedes y con ustedes. Yo llamo al debate crítico y autocrítico para hacer Revolución, para desarrollar una estrategia revolucionaria y convertir esta crisis en una etapa que nos permita un nuevo renacer de esta fuerza popular de la Revolución Bolivariana", manifestó.

Este debate nacional, indicó, obliga a reconocer las fallas que en el pasado pudieron cometerse y fortalecer la Revolución desde las bases: "Nosotros vamos a acabar con la guerra económica y no vamos a olvidar los errores cometidos, porque estoy absolutamente consciente de ello. Yo convoqué un diálogo con el pueblo y esta respuesta que me ha dado aquí —en Miraflores— es una belleza: un diálogo con el pueblo, para más revolución, porque eso es lo que vamos a hacer, más revolución".

Con el pueblo

La noche de este miércoles, el Presidente Maduro mantendrá una jornada de trabajo con voceros del poder popular para coordinar las estrategias de planificación para la defensa de la Revolución Bolivariana, que comienza una nueva era renovadora para su profundización.

A esta reunión, el Mandatario Nacional convocó a unos 200 voceros, escogidos de las bases revolucionarios que están presentes en la asamblea de calle que se realiza este miércoles en los alrededores del Palacio de Miraflores, en Caracas.

De este encuentro surgirán con el pueblo las propuestas para el renacer de la Revolución Bolivariana, impulsada por el comandante Hugo Chávez, quien orientó su andar por la reivindicación de las luchas sociales.

Esas propuesta —destacó el Jefe de Estado venezolano— deberán estar inspirada en el espíritu del 4 de febrero de 1992, que reavivó la esperanza de los venezolanos; así como en la gesta heroica del pueblo afianzó el camino de la Revolución Bolivariana, el 13 de abril de 2002.