lunes, 28 de diciembre de 2015

Honduras: Garífuna asesinado y otro herido por ataque de Fuerza Naval

Por Defensores en Línea

La madrugada de ayer, un joven  de la comunidad garífuna de Sangrelaya fue asesinado por una patrulla de elementos de la  Fuerza Naval de Honduras, quienes dispararon contra varios vehículos que se dirigían a la ciudad de Tocoa, Colón, a comprar hielo y transportar personas, así lo denunció la Organización Fraternal Negra de Honduras (Ofraneh).

"Compañeros, noticia de última hora, la Naval mató a un garífuna en la Barra de Sangrelaya o la de Iriona. El se llama Jostin Palacios Lino, de 24 años, hay un herido grave que fue trasladando para Tocoa. Se pusieron a disparar en la barra, cuando varios carros se estaban ayudando porque se pegó uno en la Barra, y mandaron un informe que era una lancha que estaban moviendo. Exactamente lo que hicieron con los miskitos", expresa la denuncia hecha a través de redes sociales.

"Cabe mencionar que las personas que se transportaban en los vehículos no son narcotraficantes, son personas honradas que van y vienen de Sangrelaya a Tocoa, porque se dedican al comercio, compran hielo, guineos o cualquier otra cosa para vender", manifestó don Arnulfo Mejía, dueño de uno de los vehículos tiroteados y miembro de la Ofraneh.

"Jostin Palacios era el ayudante de uno de los vehículos que transporta pasajeros y que se detuvieron en la carretera porque había un compañero, cuyo vehículo estaba atascado en la calle. Entonces, como muestra de solidaridad, fueron a auxiliarlo, cuando llegó una patrulla con al menos 15 hombres uniformados y les dispararon. Un disparo el la yugular acabó con su vida. 

Los de la Fuerza Naval dicen que los muchachos de los carros les dispararon. Eso es falso, son personas honradas y trabajadoras, no tienen armas; este caso se va a quedar en la impunidad, porque más patrullas de la Naval se llevaron a los responsables", aseguró Mejía.

Mientras tanto, el paciente Elvis García (19), también garífuna, fue herido por arma de fuego en el costado derecho. Cuando sucedieron los hechos, la comunidad y otros vecinos se asentaron en la carretera, cerraron los caminos y se manifestaron para que los miembros de la Fuerza Naval de Honduras, responsables del atentado, no huyeran del lugar y se les deduzca responsabilidades.

La toma fue en el puente del pueblo de Limón pidiendo la salida del ejército de la comunidad, además en solidaridad con la familia de Jostin, y vecinos de Iriona, atacados esta mañana por militares de la fuerza Naval, denunció la Ofraneh.