martes, 1 de diciembre de 2015

Honduras: Copinh nuevamente movilizado en rechazo al proyecto hidroeléctrico Agua Zarca

Por Copinh

Nuestra lucha ha sido ardua y digna, hemos dado un recorrido de incontables batallas en defensa de la vida de este país y del planeta que agoniza, y que sigue escuchando  los discursos cínico de gobiernos corruptos y entreguistas como el de Honduras. Como en las Cumbres sobre cambio climático, esta vez en  Paris.

Solo en Río Blanco hemos perdido la vida valiosa de cuatro hermanos y hermana, a causa de la imposición ilegítima e ilegal del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca de la empresa DESA, sobre el mismo Río Gualcarque. Enfrentamos 42 concesiones más sobre nuestros ríos  y más de 100 posibles proyectos de estudio y exploración minera en la región Lenca, que privatizan y destruyen  territorios, ríos y vidas.

El Copinh logró detener en su primera versión el proyecto Agua Zarca en la jurisdicción del departamento de Intibucá y expulsar del mismo a la trasnacional SINOHYDRO que, mediante una carta, responsabilizó a DESA de no haberle informado siquiera de la enorme conflictividad social en la zona. Igualmente logramos cancelar fondos del Banco Mundial para este proyecto.

NUNCA los ejecutores o “desarrolladores” y subcontratistas de Agua Zarca han obtenido el consentimiento o aprobación del Pueblo Lenca; NUNCA autoridad alguna se preocupó por respetar y garantizar el derechos de los pueblos de Consulta  y  Consentimiento Libre, Previo e Informado, basado en el Convenio 169 de la OIT y otros instrumentos jurídicos del derecho internacional al que el Estado de Honduras está sometido. Ni en este, ni en ningún proyecto extractivista llamados “de desarrollo” o “renovables”.

Lo que sí DESA logró hacer fue falsificar firmas de pobladores de Río Blanco, montajes  burdos de cabildos abiertos y actas, junto con la alcaldía de Intibucá y de Zacapa Santa Bárbara. Indignamente, supuestas organizaciones indígenas  y seis supuestos “lideres” inventaron una acta con el Sr. Pepe Lobo y DESA, de que avalaban el proyecto. Ninguna de esas organizaciones ha tenido presencia siquiera en Río Blanco, y las  comunidades han denunciado permanentemente este atropello, financiado por DESA y la finada SEDINAFROH.

Nuevamente esta empresa ha llegado con maquinaria, con varios cuerpos  armados privados y públicos incluyendo a la Policía Militar y  los llamados  “Tigres”, entrenados y financiados por Estados Unidos. Cuenta  con el servilismo  codicioso del alcalde de San Francisco de Ojuera, Raúl Pineda, que avala un proyecto  que de por sí ya es ilegitimo e ilegal y que pretende usar  el mismo río Gualcarque, intentando manipular con la argucia de que es otro proyecto y otras empresas. Ya hay nuevamente amenazas, hostigamiento y tensiones fuertes especialmente contra las compañeras y compañeros de Río Blanco, incluso contra delegaciones nacionales e internacionales, como la encabezada por la Relatora Especial de Pueblos Indígenas de la ONU Victoria Taulli-Corpuz.

La historia de este país y de los pueblos indígenas ha sido contada casi siempre por los colonialistas, saqueadores, por hombres y por indignos. El pueblo Lenca, habitante milenario de estas tierras, se extendió por la gran mayoría de este país nombrado por la invasión "Honduras". ¿Quién le dijo a DESA que el pueblo Lenca no está ubicado también en Santa Bárbara? Que no existimos?

Sepan que no tenemos fronteras, ni entre departamentos, ni países, producto de la colonización. Y nuestros territorios y los bienes comunes del pueblo hondureño los seguiremos defendiendo, no importa a costa de qué, como nos enseñó Lempira, el Señor de la Sierra.

El hilo del que pende la vida de los pueblos indígenas, los hábitat funcionales, los ecosistemas, las medicinas naturales, los ríos, el agua, los bosques, la fauna y demás formas de vida, está a punto de romperse para siempre, sin vuelta atrás. 

Y todo a causa de las empresas que solo buscan ganancia mezquina, a causa de la dictadura trasnacional y la situación de enclaves que vive Honduras, y dentro de la misma la lógica energética neoliberal, donde el capitalismo sigue viendo los bienes comunes y de la naturaleza como la clave para seguir desangrando y sosteniendo un sistema injusto, inhumano y antiético.

El Copinh manifiesta nuevamente el rechazo al proyecto Agua Zarca y a DESA, como a los demás proyectos y empresas como SIEMENS, VOITHYDRO, COPRECA, CONSTRUCTURA CERROS, BLUE ENERGY, HAYDROSIS, CAPITAL 3, ELISA, GELSA, TERRA, ENERSA, CISA, AURORA,  igualmente el banco holandés FMO, FINDUND de Finlandia y por la vida, la felicidad, los derechos, la soberanía y autodeterminación de nuestros pueblos  son inaceptables!!

¡EL RÍO GUALCARQUE ES UNO! ¡EL PUEBLO LENCA NUEVAMENTE EN PIE EN DEFENSA DEL GUALCARQUE Y DEMÁS BIENES DE LA NATURALEZA Y TERRITORIOS!