martes, 1 de diciembre de 2015

Honduras: Atentan contra la vida de defensor del territorio Garífuna

Por Ofraneh

El pasado viernes 27 de noviembre, en la ciudad de Trujillo nuestro compañero Vidal Leiva, presidente del Comité de Defensa de Tierras de las comunidades Garifunas de Cristales y Río Negro, Trujillo, sufrió un atentado a manos de sicarios.

Leiva recibió tres impactos de bala, uno de ellos en el pulmón y otro en el hígado. A pesar de la gravedad de las heridas el líder comunitario Garifuna se encuentra en condicione estables. No obstante en la comunidad impera el miedo ante las amenazas existentes en contra de los integrantes del Comité de Defensa de Tierras, los que atestiguan sufrir “seguimientos” realizados por personas ajenas a la comunidad.

Tanto el herido como testigos oculares señalan a dos mestizos como hechores. Cabe mencionar que el lugar de los hechos se encuentra a una cuadra de distancia de lo que es aparentemente una oficina del Quinceavo Batallón de infantería en Trujillo.

El pasado 13 de noviembre se inició el juicio contra el canadiense Randy Jugersesen, acusado de usurpación por el Ministerio Público. La Fiscalía de las Etnias a petición de la Ofraneh, presentó un requerimiento fiscal en diciembre del 2011 en contra del rey del Porno -como se le conoce en el país al inversionista- y libró una orden de captura en su contra por desacato al no presentarse en diversas ocasiones al ser citado por las autoridades.

Las comunidades Garífunas de la Bahía de Trujillo han sido afectadas por fuertes presiones territoriales promovidas desde el año 2007 por el rey del porno, llegando a su apogeo con la demolición de Río Negro en el año 2010, promovida desde la Municipalidad y lograda a través de la amenaza de “expropiación forzosa”, con el propósito de construir el muelle de cruceros conocido como el Banana Coast.

Miembros de la comunidad afirman que posterior a la audiencia efectuada el 13 de noviembre, comenzó una campaña de hostigamiento en contra de los líderes comunitarios que se han destacado por la lucha en la defensa del territorio. El Comite de Defensa Territorial señala a Joel Ruiz, conocido como Cayo o el “sicario de Randy”, de haber fotografiado y seguido a Vidal Leiva y a otros defensores de la tierra.

El rey del porno ha contado con el apoyo del funesto clan Lobo, especialmente de Ramón Lobo, e incluso recibió un reconocimiento publico por parte de Porfirio Lobo en el 2011. Además ha contado con el apoyo incondicional de las municipalidades de Trujillo y Santa Fe donde se apropió del hábitat funcional de las comunidades de Guadalupe, San Antonio y Santa Fe. En el caso incoado en su contra por la apropiación de las tierras de Cristales y Río Negro recibió un sobreseimiento provisional por parte del Juzgado de Letras.

Testigos señalan que la Dirección general de investigaciones Criminales (DGIC) rechazó la denuncia interpuesta por los familiares de Vidal, aduciendo que el mismo se había infringido las heridas. El comportamiento de los operadores de justicia en la Bahía de Trujillo ha sido señalado en múltiples ocasiones como inoperante o en contubernio con los transgresores de la ley.

Una de las mayores problemáticas que confrontamos los hondureños en especial los pueblos indígenas es el aparato judicial y la politización de la aplicación de justicia, situación que se agravó con el golpe a la Corte Constitucional y el control que ha venido ejerciendo el crimen organizado en la costa norte de Honduras.

Las comunidades Garifunas de la Bahía de Trujillo han venido denunciado desde el año 2007 la apropiación de sus territorios, en especial a las intervenciones del rey del porno. Es hasta el 2015 que se inicia los oficios para dilucidar los despojos que se han dado en la Bahía de Trujillo, al mismo tiempo que se pretende instaurar una ciudad modelo desde el río Aguan hasta Betulia, proyecto que implica el desalojo de mas de cuatro mil personas radicadas en Puerto Castilla.

La Ofraneh exige una investigación exhaustiva sobre el atentado, además que de una vez por todas el Ministerio Público investigue las usurpaciones y compras ilegales realizadas por Jorgensen, así mismo el Juzgado de Letras de Trujillo se apegue a derecho evitando el prevaricato como se dio con el caso de las tierras ocupadas por el proyecto Coroza Alta

Hacemos un llamado a la solidaridad nacional e internacional para estar atentos a esta problemática de Trujillo que a todas luces se conflictuara mucho mas, porque las comunidades Garifunas de la Bahía de Trujillo, no esta dispuesta a continuar perdiendo su territorio.

La Ofraneh se mantiene en pie de lucha por la defensa de las tierras y territorios del pueblo Garifuna, derecho que nos asiste, tal como está consignado en el Convenio 169 de la OIT y la Declaratoria de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.