martes, 15 de diciembre de 2015

FARC y gobierno colombiano firman histórico acuerdo sobre víctimas del conflicto

Por Agencias | Radio La Primerísima

Delegados de la FARC, Gobierno colombiano, víctimas y acompañantes internacionales asistieron en La Habana a la firma del histórico acuerdo sobre el punto cinco de la agenda: las víctimas del conflicto armado colombiano.

En la mesa de diálogos de La Habana se han alcanzado hasta el momento cinco acuerdos definitivos: desarrollo rural integral, en el de participación política de la insurgencia y en el de erradicación de cultivos ilícitos, cese del conflicto y víctimas además del histórico anuncio del marco para el acuerdo de Justicia Transicional.


El pasado 23 de septiembre ambas delegaciones firmaron un acuerdo parcial para el fin del conflicto colombiano, entre los puntos preacordados, se habló sobre la Justicia Transicional de Paz para cumplir un compromiso con las partes involucradas. Además, establecer como prioridad una respuesta legal para las víctimas del conflicto armado.

El primer grupo compuestos por 12 víctimas, de un total de 60, escogidos por delegados de las Naciones Unidas (ONU), la Universidad Nacional y la Iglesia Católica, viajaron a La Habana (Cuba), el 15 de agosto de 2014.

Estuvo compuesto por ocho mujeres y cuatro hombres que sufrieron hechos como retenidos, masacre, homicidio, tortura, desaparición forzada o crimen de género.

Tras el encuentro FARC-EP y el Gobierno colombiano las víctimas dijeron estar "unidas en el dolor" y llamaron a "hacer causa común" por la paz.

Las víctimas brindaron sus testimonios, compartieron su dolor y expusieron sus demandas para lograr el perdón, la justicia, la reparación de sus derechos y la reconciliación de todos los colombianos.

"El encuentro de las víctimas con gobierno y guerrilla constituyó un momento solemne y de gran simbolismo".

"Durante esta jornada hemos compartido el compromiso por la verdad como base de la paz", dijeron las víctimas en un comunicado emitido al cierre de la sesión a puertas cerradas de casi nueve horas.

"Recibimos como un gesto de reconocimiento a favor de la paz, la reconciliación y la garantía de los derechos de las víctimas la invitación recibida para participar en esta jornada histórica de los diálogos" de paz, indicaron.

9 de septiembre de 2014


El segundo grupo víctimas, compuesto también por 12 personas, se sentó en la mesa de los Diálogos de Paz el 10 de septiembre de 2014 entre sus exigencias destacaron el cese al fuego, el respeto a sus derechos y mantener la paz como bandera.

“La justicia parte de un mecanismo que garantice la no repetición, que se reconozca el daño ocasionado, el impacto en cada una de las víctimas”, exigió Gloria Gómez, una de las personas afectadas por el conflicto.

Esau Lamus, víctima representante de la comunidad afrocolombiana, pidió garantías para el acceso a la justicia y que sea respetada especialmente para los pueblos indígenas. “Si esto se da en el marco de la construcción del proceso de paz, las víctimas seremos reparadas”, afirmó.

También exigieron al Gobierno colombiano y a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC – EP) que no cesen en los diálogos de paz.

Este grupo estuvo compuesto, entre otros, por Teresita Gaviria, quien tiene un hijo desaparecido de 15 años; Juanita Barragán, quien fue reclutada cuando era menor de edad; Marisol Garzón, la hermana del humorista Jaime Garzón, quien fue asesinado por los paramilitares; Gloria Luz Gómez, hermana de Leonardo Gómez, líder estudiantil quien fue torturado y asesinado, Reinel Barbosa, víctima de una mina antipersona; Marleny Orjuela, quien tuvo a un familiar de la Fuerza Pública secuestrado y lidera una asociación.

2 de octubre de 2014


Un nuevo grupo de 12 víctimas, se reunieron con los delegados de las FARC-EP y el Gobierno colombiano.

Los nombres: El general (r) Luis Mendieta, el gobernador del Meta, Alan Jara, y la excandidata a la Vicepresidencia, Aída Avella, hacen parte de la tercera comisión de víctimas que viajó este miércoles a La Habana para reunirse con las comisiones negociadoras de las FARC y el Gobierno.

​Este tercer grupo de víctimas se caracterizó por tener discrepancias en la mesa de diálogos.​

En un comunicado conjunto, este grupo de afectados por el conflicto afirmó que su presencia en la mesa de negociación "obedece a la convicción como víctimas de apoyar sin vacilaciones el proceso de paz".

"Instamos a las partes a persistir hasta que se llegue a los acuerdos necesarios para este propósito superando todas las dificultades que puedan surgir en la búsqueda del fin del conflicto armado", señalaron.

También exigieron a Gobierno y guerrilla "una paz con verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición".

Sin embargo y a diferencia del anterior grupo de víctimas que se reunió con los negociadores el pasado 9 de septiembre no coincidieron en reclamar un cese al fuego bilateral.

1 de noviembre de 2014

El cuarto grupo de víctimas, expuso su visión de la violencia que ha atravesado el país, en esta delegación se incluyeron otras regiones como el departamento de Arauca, de Córdoba y el de Casanare, zonas donde se ha vivido fuertemente el conflicto armado.

Estos fueron los ocho puntos del comunicado leído tras culminar la reunión:

1- Pidieron a todos los sectores del país que entiendan que “la paz no se puede construir sobre el odio y el rencor”

2- Le exigimos al Estado y a los grupos armados garantías de seguridad para su nuestro retorno a Colombia. En nuestro país no puede haber víctimas de primera y segunda categoría, todos tenemos los mismos derechos.

3- Es urgente el desminado y la desvinculación inmediata de los menores de edad que hacen parte de grupos armados. Saludamos la disposición de ambas partes de un acuerdo humanitario para retirar minas y restos explosivos de guerras.

4- El despojo y desplazamiento ha tocado a comunidades indígenas, campesinas y afrodescendientes exigimos pronta soluciones para su retorno y garantías de seguridad y no repetición.

5- Reconocer la diversidad sexual pero que la comunidad LGTB “ha sido violentada y desconocida por el Estado y los grupos armados y además por la sociedad. Es necesario que haya un reconocimiento jurídico de sus derechos.

6- El Estado sigue sin atender la sistemática violación de derechos humanos de los hombres y mujeres recluidos en las cárceles colombianas.

7- Hacemos un llamado urgente para que se considere la violencia sexual como un delito de lesa humanidad, que se garantice a las víctimas de este flagelo acompañamiento psicológico y social.

8- El Estado colombiano y los grupos armados tienen una deuda tiene deuda con las personas migradas y exiliadas, demandamos un protocolo para la reparación y el retorno digno y con garantías.

15 de diciembre de 2014


El último grupo de víctimas que viajó a Cuba, estuvo integrado por la defensora de los Derechos Humanos, Piedad Córdoba.

Las víctimas solicitaron para la fecha un cese bilateral de fuego con motivo de las festividades navideños y de Fin de Año; que diera pie a la posibilidad de mantenerlo durante 2015.

Tras culminar la reunión del último grupo que visitó La Habana, se llevó a cabo el acto "rubrica el interés del Gobierno y las Farc en la búsqueda de la paz y la justicia social".

Integrantes de las delegaciones del Gobierno y las FARC, entre ellos sus jefes negociadores Humberto de la Calle e "Iván Márquez", respectivamente, plantaron en La Habana un árbol por la paz junto con las 12 víctimas que comparecieron en la mesa de negociaciones.

FARC pide perdón a víctimas

Trece años después de que una bomba explosiva cayó sobre una iglesia en Bojayá, Chocó, al occidente de Colombia y mató a 79 personas, (FARC-EP), reconoció en un comunicado el error cometido durante el ataque a una facción paramilitar en pleno casco urbano.