miércoles, 9 de diciembre de 2015

Costa Rica aislada con inmigrantes cubanos

eluniversal.com.mx
Ya son 5 mil, pero ni Guatemala, ni Belice los quiere recibir

Por Informe Pastrán

Belice se unió a Nicaragua y Guatemala y también negó el paso por su territorio a los casi 5.000 migrantes cubanos que están varados, desde noviembre, en Costa Rica, cerca de la frontera con Nicaragua.

“Han decidido que no es posible atender la solicitud costarricense, en virtud de que ellos consideran que debe tratarse únicamente dentro del marco regional, buscando soluciones regionales”, informó el canciller tico Manuel González, quien no escondió su frustración y molestia.

Al gobierno de Costa Rica la situación se le está saliendo de las manos. Medios de prensa de ese país dicen que ya son 5 mil los inmigrantes en ese territori. El plan del Gobierno costarricense era sacar a los isleños por avión desde Liberia hasta Belmopán, capital de Belice, para que desde ahí continuaran su recorrido por tierra hasta Estados Unidos, pasando por suelo mexicano. 

Según González, el gobierno mexicano de Enrique Peña Nieto dijo estar en capacidad de recibir a los migrantes desde un tercer país. El compromiso asumido por México era de dar una autorización a los cubanos para movilizarse por su territorio durante un plazo de entre 10 y 15 días. El canciller tico hizo un llamado a los cubanos que todavía no han llegado al país, para que no lo hagan, pues podrían ocasionar “una verdadera crisis humanitaria”. 

“Tenemos ya 26 albergues y nuestras capacidades son muy limitadas y no vamos a estar en condiciones de atenderlos adecuadamente. La migración debe detenerse por el bienestar de ellos mismos y de los que están ya en Costa Rica”, dijo González, quien expresó sentirse “desilusionado” y arremetió contra los países del Istmo, Ecuador y Colombia, porque alega que han desatendido la situación, a pesar de que es un problema que los afecta a todos. 

Gonzalez, y el presidente Luis Guillermo Solís se reunieron con la Secretaria General del SICA, Victoria Velásquez, para urgirle de una solución inmediata. “Manifestamos nuestra preocupación por la falta de atención por parte de los otros países involucrados. Poco a poco se va convirtiendo en el problema de Costa Rica, cuando es el problema de la región”, declaró González.

“Aquí tenemos una clara situación donde el sistema debe funcionar y no están dando las respuestas adecuadas”, insistió. “Nos sentimos profundamente desilusionados por la decisión de Belice. Sin duda, esta decisión complica significativamente la situación de los migrantes cubanos en Costa Rica“, dijo el jefe de la diplomacia costarricense.

La comunicación oficial del Gobierno de Belice indica que “después de dar debida consideración en el Consejo de ministros a la solicitud costarricense de colaborar con la búsqueda de un mecanismo que les permita a los migrantes cubanos continuar su paso hacia los Estados Unidos, han decidido que no es posible atender la solicitud ya que consideran que debe tratarse dentro del marco regional. Algo que Costa Rica impulsó desde el inicio de la llegada masiva de migrantes cubanos”.