domingo, 20 de diciembre de 2015

Acto de conciliación en el conflicto entre Antonia Barrera y el Hotel Blanco Don Juan de Lloret de Mar

AlbaSud
Por Ernest Cañada | ALBA SUD

El pasado 10 de diciembre en el Juzgado Social número 2 de Girona se realizó el acto de conciliación entre Antonia Barrera y el Hotel Blanco Don Juan de Lloret de Mar por la demanda de la trabajadora para que se impugnara la sanción que le había impuesto la empresa a causa de unas declaraciones que había realizado en una entrevista publicada por Alba Sud el 25 de junio de 2015.

En sus declaraciones Antonia Barrera, sin citar en ningún momento el hotel en el que trabajaba, había denunciado las represalias que estaba sufriendo por parte de la empresa a causa de sus responsabilidades sindicales. Por su parte la empresa justificaba la sanción por la supuesta vulneración al honor a determinadas personas mencionadas por su cargo en la entrevista.
Antecedentes

Antonia Barrera es camarera de pisos y delegada sindical de CCOO en el Hotel Blanco Don Juan de Lloret de Mar desde hace más de 25 años. A raíz de unas declaraciones en la entrevista mencionada, realizada en el marco de la campaña sindical internacional por la dignificación de las condiciones laborales de las camareras de piso impulsada por la UITA, al finalizar la temporada de verano fue sancionada sin empleo ni sueldo durante 15 días. Antonia Barrera denunció públicamente el 27 de septiembre, el mismo día que le comunicaron que la sanción se hacía efectiva, el acoso que estaba sufriendo en una carta publicada también en Alba Sud y reproducida por la Rel-UITA y ampliamente difundida en medios de comunicación locales y redes sociales.

CCOO, sindicato al que pertenece la trabajadora, hizo gestiones con la gerencia del hotel para que la sanción fuera retirada y pudieran llegar a un acuerdo. Ante la negativa de la empresa, el 7 de octubre CCOO de Lloret de Mar con el respaldo por el Comité de Empresa del Hotel Blanco Don Juan, convocó una concentración a las puertas del hotel a la que acudieron numerosos trabajadores y trabajadoras del municipio, y que contó también con la presencia de diputados de Catalunya Si Que Es Pot y concejales de Lloret de ICV-EUiA y Podemos.

Poco después, el 26 de octubre El pleno del Ayuntamiento de Lloret de Mar reprobó la sanción del Hotel Blanco Don Juan a la citada trabajadora. La moción, presentada por el grupo municipal de ICV-EUiA, fue aprobada con los votos a favor de CiU (6), PSC (3), PP (1), Podem (1) e ICV-EUiA (2). Se abstuvieron los grupos Millor (4), ERC (2) y Ciudadanos (2). En su defensa de la moción Javier Rodríguez Pacios, concejal de ICV-EUiA, argumentó que éste no era solo un asunto laboral, si no que se trataba también de un ataque a un derecho fundamental como es la libertad de expresión. Por su parte los grupos que se abstuvieron argumentaron que si cada vez que había una sanción de una empresa se traía el tema al pleno no podrían funcionar, y que para eso estaban los juzgados. El Gremio de Hostelería de Lloret de Mar, representantes de la patronal del sector en el municipio, reaccionó a esta decisión del Ayuntamiento, con un comunicado en el que criticaban que el pleno municipal se hubiera inmiscuido en un conflicto laboral entre empresa y trabajadores.

Acto de conciliación

Llegado a este punto, el 10 de diciembre se realizó un acto de conciliación entre las partes en conflicto en el Juzgado Social número 2 de Girona. En primera instancia Toñi Barrera manifestó que no había sido su intención insultar a nadie, y que si alguien se había podido sentir ofendido por sus declaraciones expresaba sus disculpas. Por su parte la empresa redujo la calificación de la imputación de falta grave a falta leve, y redujo la sanción a dos días de suspensión de empleo y sueldo, comprometiéndose a reintegrar la retribución correspondiente a los 13 días que de forma efectiva había cumplido con la sanción.

Consultada por Alba Sud, Antonia Barrera manifestó sentirse “muy contenta con el acuerdo al que se ha llegado. Porque en ningún momento se hizo la entrevista para insultar a nadie, se hizo para denunciar públicamente la situación laboral en que nos encontramos la mayoría de las camareras de habitaciones”. Asimismo quiso agradecer a sus “compañeros de Comisiones Obreras, a Izquierda Unida y a tanta gente” por el apoyo que le habían brindado.

Por su parte, Eladio Alguacil, dirigente sindical de CCOO en Lloret de Mar y quien estuvo presente acompañando a Antonia durante todo el conflicto, expresó lo siguiente: “Mi valoración es positiva, pues la empresa ha cedido bastante, de 15 días de sanción lo ha dejado en 2 y que la falta ha pasado de grave a leve. De otra forma nos arriesgábamos a ir a un juicio y que nos saliera rana. Más vale un buen acuerdo un mal acuerdo que una sentencia que no se sabe lo que va a pasar. En realidad no hay vencedores ni vencidos, pero en mi opinión, la de Toñi y la del abogado de Comisiones, ha sido positivo”.

Termina de este modo un conflicto laboral que amenazaba con consolidar más más recortes de derechos a las trabajadoras de la hostelería.




El pasado 10 de diciembre en el Juzgado Social número 2 de Girona se realizó el acto de conciliación entre Antonia Barrera y el Hotel Blanco Don Juan de Lloret de Mar por la demanda de la trabajadora para que se impugnara la sanción que le había impuesto la empresa a causa de unas declaraciones que había realizado en una entrevista publicada por Alba Sud el 25 de junio de 2015. En sus declaraciones Antonia Barrera, sin citar en ningún momento el hotel en el que trabajaba, había denunciado las represalias que estaba sufriendo por parte de la empresa a causa de sus responsabilidades sindicales. Por su parte la empresa justificaba la sanción por la supuesta vulneración al honor a determinadas personas mencionadas por su cargo en la entrevista.

Antecedentes

Antonia Barrera es camarera de pisos y delegada sindical de CCOO en el Hotel Blanco Don Juan de Lloret de Mar desde hace más de 25 años. A raíz de unas declaraciones en la entrevista mencionada, realizada en el marco de la campaña sindical internacional por la dignificación de las condiciones laborales de las camareras de piso impulsada por la UITA, al finalizar la temporada de verano fue sancionada sin empleo ni sueldo durante 15 días. Antonia Barrera denunció públicamente el 27 de septiembre, el mismo día que le comunicaron que la sanción se hacía efectiva, el acoso que estaba sufriendo en una carta publicada también en Alba Sud y reproducida por la Rel-UITAy ampliamente difundida en medios de comunicación locales y redes sociales.
CCOO, sindicato al que pertenece la trabajadora, hizo gestiones con la gerencia del hotel para que la sanción fuera retirada y pudieran llegar a un acuerdo. Ante la negativa de la empresa, el 7 de octubre CCOO de Lloret de Mar con el respaldo por el Comité de Empresa del Hotel Blanco Don Juan, convocó una concentración a las puertas del hotel a la que acudieron numerosos trabajadores y trabajadoras del municipio, y que contó también con la presencia de diputados de Catalunya Si Que Es Pot y concejales de Lloret de ICV-EUiA y Podemos.
Poco después, el 26 de octubre El pleno del Ayuntamiento de Lloret de Mar reprobó la sanción del Hotel Blanco Don Juan a la citada trabajadora. La moción, presentada por el grupo municipal de ICV-EUiA, fue aprobada con los votos a favor de CiU (6), PSC (3), PP (1), Podem (1) e ICV-EUiA (2). Se abstuvieron los grupos Millor (4), ERC (2) y Ciudadanos (2). En su defensa de la moción Javier Rodríguez Pacios, concejal de ICV-EUiA, argumentó que éste no era solo un asunto laboral, si no que se trataba también de un ataque a un derecho fundamental como es la libertad de expresión. Por su parte los grupos que se abstuvieron argumentaron que si cada vez que había una sanción de una empresa se traía el tema al pleno no podrían funcionar, y que para eso estaban los juzgados. El Gremio de Hostelería de Lloret de Mar, representantes de la patronal del sector en el municipio, reaccionó a esta decisión del Ayuntamiento, con un comunicado en el que criticaban que el pleno municipal se hubiera inmiscuido en un conflicto laboral entre empresa y trabajadores.

Acto de conciliación

Llegado a este punto, el 10 de diciembre se realizó un acto de conciliación entre las partes en conflicto en el Juzgado Social número 2 de Girona. En primera instancia Toñi Barrera manifestó que no había sido su intención insultar a nadie, y que si alguien se había podido sentir ofendido por sus declaraciones expresaba sus disculpas. Por su parte la empresa redujo la calificación de la imputación de falta grave a falta leve, y redujo la sanción a dos días de suspensión de empleo y sueldo, comprometiéndose a reintegrar la retribución correspondiente a los 13 días que de forma efectiva había cumplido con la sanción.
Consultada por Alba Sud, Antonia Barrera manifestó sentirse “muy contenta con el acuerdo al que se ha llegado. Porque en ningún momento se hizo la entrevista para insultar a nadie, se hizo para denunciar públicamente la situación laboral en que nos encontramos la mayoría de las camareras de habitaciones”. Asimismo quiso agradecer a sus “compañeros de Comisiones Obreras, a Izquierda Unida y a tanta gente” por el apoyo que le habían brindado.
Por su parte, Eladio Alguacil, dirigente sindical de CCOO en Lloret de Mar y quien estuvo presente acompañando a Antonia durante todo el conflicto, expresó lo siguiente: “Mi valoración es positiva, pues la empresa ha cedido bastante, de 15 días de sanción lo ha dejado en 2 y que la falta ha pasado de grave a leve. De otra forma nos arriesgábamos a ir a un juicio y que nos saliera rana. Más vale un buen acuerdo un mal acuerdo que una sentencia que no se sabe lo que va a pasar. En realidad no hay vencedores ni vencidos, pero en mi opinión, la de Toñi y la del abogado de Comisiones, ha sido positivo”.
Termina de este modo un conflicto laboral que amenazaba con consolidar más más recortes de derechos a las trabajadoras de la hostelería.
- See more at: http://www.albasud.org/blog/es/825/acto-de-conciliaci-n-en-el-conflicto-entre-antonia-barrera-y-el-hotel-blanco-don-juan-de-lloret-de-mar#sthash.3TfH97H4.dpuf
El pasado 10 de diciembre en el Juzgado Social número 2 de Girona se realizó el acto de conciliación entre Antonia Barrera y el Hotel Blanco Don Juan de Lloret de Mar por la demanda de la trabajadora para que se impugnara la sanción que le había impuesto la empresa a causa de unas declaraciones que había realizado en una entrevista publicada por Alba Sud el 25 de junio de 2015. En sus declaraciones Antonia Barrera, sin citar en ningún momento el hotel en el que trabajaba, había denunciado las represalias que estaba sufriendo por parte de la empresa a causa de sus responsabilidades sindicales. Por su parte la empresa justificaba la sanción por la supuesta vulneración al honor a determinadas personas mencionadas por su cargo en la entrevista.

Antecedentes

Antonia Barrera es camarera de pisos y delegada sindical de CCOO en el Hotel Blanco Don Juan de Lloret de Mar desde hace más de 25 años. A raíz de unas declaraciones en la entrevista mencionada, realizada en el marco de la campaña sindical internacional por la dignificación de las condiciones laborales de las camareras de piso impulsada por la UITA, al finalizar la temporada de verano fue sancionada sin empleo ni sueldo durante 15 días. Antonia Barrera denunció públicamente el 27 de septiembre, el mismo día que le comunicaron que la sanción se hacía efectiva, el acoso que estaba sufriendo en una carta publicada también en Alba Sud y reproducida por la Rel-UITAy ampliamente difundida en medios de comunicación locales y redes sociales.
CCOO, sindicato al que pertenece la trabajadora, hizo gestiones con la gerencia del hotel para que la sanción fuera retirada y pudieran llegar a un acuerdo. Ante la negativa de la empresa, el 7 de octubre CCOO de Lloret de Mar con el respaldo por el Comité de Empresa del Hotel Blanco Don Juan, convocó una concentración a las puertas del hotel a la que acudieron numerosos trabajadores y trabajadoras del municipio, y que contó también con la presencia de diputados de Catalunya Si Que Es Pot y concejales de Lloret de ICV-EUiA y Podemos.
Poco después, el 26 de octubre El pleno del Ayuntamiento de Lloret de Mar reprobó la sanción del Hotel Blanco Don Juan a la citada trabajadora. La moción, presentada por el grupo municipal de ICV-EUiA, fue aprobada con los votos a favor de CiU (6), PSC (3), PP (1), Podem (1) e ICV-EUiA (2). Se abstuvieron los grupos Millor (4), ERC (2) y Ciudadanos (2). En su defensa de la moción Javier Rodríguez Pacios, concejal de ICV-EUiA, argumentó que éste no era solo un asunto laboral, si no que se trataba también de un ataque a un derecho fundamental como es la libertad de expresión. Por su parte los grupos que se abstuvieron argumentaron que si cada vez que había una sanción de una empresa se traía el tema al pleno no podrían funcionar, y que para eso estaban los juzgados. El Gremio de Hostelería de Lloret de Mar, representantes de la patronal del sector en el municipio, reaccionó a esta decisión del Ayuntamiento, con un comunicado en el que criticaban que el pleno municipal se hubiera inmiscuido en un conflicto laboral entre empresa y trabajadores.

Acto de conciliación

Llegado a este punto, el 10 de diciembre se realizó un acto de conciliación entre las partes en conflicto en el Juzgado Social número 2 de Girona. En primera instancia Toñi Barrera manifestó que no había sido su intención insultar a nadie, y que si alguien se había podido sentir ofendido por sus declaraciones expresaba sus disculpas. Por su parte la empresa redujo la calificación de la imputación de falta grave a falta leve, y redujo la sanción a dos días de suspensión de empleo y sueldo, comprometiéndose a reintegrar la retribución correspondiente a los 13 días que de forma efectiva había cumplido con la sanción.
Consultada por Alba Sud, Antonia Barrera manifestó sentirse “muy contenta con el acuerdo al que se ha llegado. Porque en ningún momento se hizo la entrevista para insultar a nadie, se hizo para denunciar públicamente la situación laboral en que nos encontramos la mayoría de las camareras de habitaciones”. Asimismo quiso agradecer a sus “compañeros de Comisiones Obreras, a Izquierda Unida y a tanta gente” por el apoyo que le habían brindado.
Por su parte, Eladio Alguacil, dirigente sindical de CCOO en Lloret de Mar y quien estuvo presente acompañando a Antonia durante todo el conflicto, expresó lo siguiente: “Mi valoración es positiva, pues la empresa ha cedido bastante, de 15 días de sanción lo ha dejado en 2 y que la falta ha pasado de grave a leve. De otra forma nos arriesgábamos a ir a un juicio y que nos saliera rana. Más vale un buen acuerdo un mal acuerdo que una sentencia que no se sabe lo que va a pasar. En realidad no hay vencedores ni vencidos, pero en mi opinión, la de Toñi y la del abogado de Comisiones, ha sido positivo”.
Termina de este modo un conflicto laboral que amenazaba con consolidar más más recortes de derechos a las trabajadoras de la hostelería.
- See more at: http://www.albasud.org/blog/es/825/acto-de-conciliaci-n-en-el-conflicto-entre-antonia-barrera-y-el-hotel-blanco-don-juan-de-lloret-de-mar#sthash.3TfH97H4.dpuf
El pasado 10 de diciembre en el Juzgado Social número 2 de Girona se realizó el acto de conciliación entre Antonia Barrera y el Hotel Blanco Don Juan de Lloret de Mar por la demanda de la trabajadora para que se impugnara la sanción que le había impuesto la empresa a causa de unas declaraciones que había realizado en una entrevista publicada por Alba Sud el 25 de junio de 2015. En sus declaraciones Antonia Barrera, sin citar en ningún momento el hotel en el que trabajaba, había denunciado las represalias que estaba sufriendo por parte de la empresa a causa de sus responsabilidades sindicales. Por su parte la empresa justificaba la sanción por la supuesta vulneración al honor a determinadas personas mencionadas por su cargo en la entrevista.

Antecedentes

Antonia Barrera es camarera de pisos y delegada sindical de CCOO en el Hotel Blanco Don Juan de Lloret de Mar desde hace más de 25 años. A raíz de unas declaraciones en la entrevista mencionada, realizada en el marco de la campaña sindical internacional por la dignificación de las condiciones laborales de las camareras de piso impulsada por la UITA, al finalizar la temporada de verano fue sancionada sin empleo ni sueldo durante 15 días. Antonia Barrera denunció públicamente el 27 de septiembre, el mismo día que le comunicaron que la sanción se hacía efectiva, el acoso que estaba sufriendo en una carta publicada también en Alba Sud y reproducida por la Rel-UITAy ampliamente difundida en medios de comunicación locales y redes sociales.
CCOO, sindicato al que pertenece la trabajadora, hizo gestiones con la gerencia del hotel para que la sanción fuera retirada y pudieran llegar a un acuerdo. Ante la negativa de la empresa, el 7 de octubre CCOO de Lloret de Mar con el respaldo por el Comité de Empresa del Hotel Blanco Don Juan, convocó una concentración a las puertas del hotel a la que acudieron numerosos trabajadores y trabajadoras del municipio, y que contó también con la presencia de diputados de Catalunya Si Que Es Pot y concejales de Lloret de ICV-EUiA y Podemos.
Poco después, el 26 de octubre El pleno del Ayuntamiento de Lloret de Mar reprobó la sanción del Hotel Blanco Don Juan a la citada trabajadora. La moción, presentada por el grupo municipal de ICV-EUiA, fue aprobada con los votos a favor de CiU (6), PSC (3), PP (1), Podem (1) e ICV-EUiA (2). Se abstuvieron los grupos Millor (4), ERC (2) y Ciudadanos (2). En su defensa de la moción Javier Rodríguez Pacios, concejal de ICV-EUiA, argumentó que éste no era solo un asunto laboral, si no que se trataba también de un ataque a un derecho fundamental como es la libertad de expresión. Por su parte los grupos que se abstuvieron argumentaron que si cada vez que había una sanción de una empresa se traía el tema al pleno no podrían funcionar, y que para eso estaban los juzgados. El Gremio de Hostelería de Lloret de Mar, representantes de la patronal del sector en el municipio, reaccionó a esta decisión del Ayuntamiento, con un comunicado en el que criticaban que el pleno municipal se hubiera inmiscuido en un conflicto laboral entre empresa y trabajadores.

Acto de conciliación

Llegado a este punto, el 10 de diciembre se realizó un acto de conciliación entre las partes en conflicto en el Juzgado Social número 2 de Girona. En primera instancia Toñi Barrera manifestó que no había sido su intención insultar a nadie, y que si alguien se había podido sentir ofendido por sus declaraciones expresaba sus disculpas. Por su parte la empresa redujo la calificación de la imputación de falta grave a falta leve, y redujo la sanción a dos días de suspensión de empleo y sueldo, comprometiéndose a reintegrar la retribución correspondiente a los 13 días que de forma efectiva había cumplido con la sanción.
Consultada por Alba Sud, Antonia Barrera manifestó sentirse “muy contenta con el acuerdo al que se ha llegado. Porque en ningún momento se hizo la entrevista para insultar a nadie, se hizo para denunciar públicamente la situación laboral en que nos encontramos la mayoría de las camareras de habitaciones”. Asimismo quiso agradecer a sus “compañeros de Comisiones Obreras, a Izquierda Unida y a tanta gente” por el apoyo que le habían brindado.
Por su parte, Eladio Alguacil, dirigente sindical de CCOO en Lloret de Mar y quien estuvo presente acompañando a Antonia durante todo el conflicto, expresó lo siguiente: “Mi valoración es positiva, pues la empresa ha cedido bastante, de 15 días de sanción lo ha dejado en 2 y que la falta ha pasado de grave a leve. De otra forma nos arriesgábamos a ir a un juicio y que nos saliera rana. Más vale un buen acuerdo un mal acuerdo que una sentencia que no se sabe lo que va a pasar. En realidad no hay vencedores ni vencidos, pero en mi opinión, la de Toñi y la del abogado de Comisiones, ha sido positivo”.
Termina de este modo un conflicto laboral que amenazaba con consolidar más más recortes de derechos a las trabajadoras de la hostelería.
- See more at: http://www.albasud.org/blog/es/825/acto-de-conciliaci-n-en-el-conflicto-entre-antonia-barrera-y-el-hotel-blanco-don-juan-de-lloret-de-mar#sthash.3TfH97H4.dpuf
El pasado 10 de diciembre en el Juzgado Social número 2 de Girona se realizó el acto de conciliación entre Antonia Barrera y el Hotel Blanco Don Juan de Lloret de Mar por la demanda de la trabajadora para que se impugnara la sanción que le había impuesto la empresa a causa de unas declaraciones que había realizado en una entrevista publicada por Alba Sud el 25 de junio de 2015. En sus declaraciones Antonia Barrera, sin citar en ningún momento el hotel en el que trabajaba, había denunciado las represalias que estaba sufriendo por parte de la empresa a causa de sus responsabilidades sindicales. Por su parte la empresa justificaba la sanción por la supuesta vulneración al honor a determinadas personas mencionadas por su cargo en la entrevista.

Antecedentes

Antonia Barrera es camarera de pisos y delegada sindical de CCOO en el Hotel Blanco Don Juan de Lloret de Mar desde hace más de 25 años. A raíz de unas declaraciones en la entrevista mencionada, realizada en el marco de la campaña sindical internacional por la dignificación de las condiciones laborales de las camareras de piso impulsada por la UITA, al finalizar la temporada de verano fue sancionada sin empleo ni sueldo durante 15 días. Antonia Barrera denunció públicamente el 27 de septiembre, el mismo día que le comunicaron que la sanción se hacía efectiva, el acoso que estaba sufriendo en una carta publicada también en Alba Sud y reproducida por la Rel-UITAy ampliamente difundida en medios de comunicación locales y redes sociales.
CCOO, sindicato al que pertenece la trabajadora, hizo gestiones con la gerencia del hotel para que la sanción fuera retirada y pudieran llegar a un acuerdo. Ante la negativa de la empresa, el 7 de octubre CCOO de Lloret de Mar con el respaldo por el Comité de Empresa del Hotel Blanco Don Juan, convocó una concentración a las puertas del hotel a la que acudieron numerosos trabajadores y trabajadoras del municipio, y que contó también con la presencia de diputados de Catalunya Si Que Es Pot y concejales de Lloret de ICV-EUiA y Podemos.
Poco después, el 26 de octubre El pleno del Ayuntamiento de Lloret de Mar reprobó la sanción del Hotel Blanco Don Juan a la citada trabajadora. La moción, presentada por el grupo municipal de ICV-EUiA, fue aprobada con los votos a favor de CiU (6), PSC (3), PP (1), Podem (1) e ICV-EUiA (2). Se abstuvieron los grupos Millor (4), ERC (2) y Ciudadanos (2). En su defensa de la moción Javier Rodríguez Pacios, concejal de ICV-EUiA, argumentó que éste no era solo un asunto laboral, si no que se trataba también de un ataque a un derecho fundamental como es la libertad de expresión. Por su parte los grupos que se abstuvieron argumentaron que si cada vez que había una sanción de una empresa se traía el tema al pleno no podrían funcionar, y que para eso estaban los juzgados. El Gremio de Hostelería de Lloret de Mar, representantes de la patronal del sector en el municipio, reaccionó a esta decisión del Ayuntamiento, con un comunicado en el que criticaban que el pleno municipal se hubiera inmiscuido en un conflicto laboral entre empresa y trabajadores.

Acto de conciliación

Llegado a este punto, el 10 de diciembre se realizó un acto de conciliación entre las partes en conflicto en el Juzgado Social número 2 de Girona. En primera instancia Toñi Barrera manifestó que no había sido su intención insultar a nadie, y que si alguien se había podido sentir ofendido por sus declaraciones expresaba sus disculpas. Por su parte la empresa redujo la calificación de la imputación de falta grave a falta leve, y redujo la sanción a dos días de suspensión de empleo y sueldo, comprometiéndose a reintegrar la retribución correspondiente a los 13 días que de forma efectiva había cumplido con la sanción.
Consultada por Alba Sud, Antonia Barrera manifestó sentirse “muy contenta con el acuerdo al que se ha llegado. Porque en ningún momento se hizo la entrevista para insultar a nadie, se hizo para denunciar públicamente la situación laboral en que nos encontramos la mayoría de las camareras de habitaciones”. Asimismo quiso agradecer a sus “compañeros de Comisiones Obreras, a Izquierda Unida y a tanta gente” por el apoyo que le habían brindado.
Por su parte, Eladio Alguacil, dirigente sindical de CCOO en Lloret de Mar y quien estuvo presente acompañando a Antonia durante todo el conflicto, expresó lo siguiente: “Mi valoración es positiva, pues la empresa ha cedido bastante, de 15 días de sanción lo ha dejado en 2 y que la falta ha pasado de grave a leve. De otra forma nos arriesgábamos a ir a un juicio y que nos saliera rana. Más vale un buen acuerdo un mal acuerdo que una sentencia que no se sabe lo que va a pasar. En realidad no hay vencedores ni vencidos, pero en mi opinión, la de Toñi y la del abogado de Comisiones, ha sido positivo”.
Termina de este modo un conflicto laboral que amenazaba con consolidar más más recortes de derechos a las trabajadoras de la hostelería.
- See more at: http://www.albasud.org/blog/es/825/acto-de-conciliaci-n-en-el-conflicto-entre-antonia-barrera-y-el-hotel-blanco-don-juan-de-lloret-de-mar#sthash.3TfH97H4.dpuf