viernes, 27 de noviembre de 2015

Represalia de Costa Rica por crisis de migrantes cubanos

hoy.com.ni
Por Informe Pastrán

El Consulado de Costa Rica en Managua suspendió la autorización de visas a decenas de nicaragüenses que desean viajar a ese país. El periodista Néstor Tellez de Notivos del Canal 14, presentó un reportaje en donde los nicaragüenses se quejan que desde el lunes pasado hacen filas y no los atienden que no les dan la visa como antes, aunque en el banco han pagado los 32 dólares de la misma y nadie les explica nada.

Las visas no se han suspendido, pero sí restringido, ya que ahora se atiende solo 3 horas diarias, entre las 8 y las 11 de la mañana. Esta revancha ocurre en momentos en que el propio canciller costarricense ha anunciado que ya tienen un acuerdo con varios países del sur del continente para solucionar la crisis de los migrantes cubanos, excluyendo a Nicaragua de las medidas. 

El jefe de la diplomacia costarricense Manuel González declaró a Radio Monumental en San José que no puede revelar el nombre de los países que ayudarán a Costa Rica con el fin de respetar el momento en que hagan sus propios anuncios, la próxima semana. Sin embargo, el ministro no reveló si se trataba de brincarse a Nicaragua y enviar a los migrantes a Honduras para que sigan su camino hacia los Estados Unidos, donde con solo poner un pie quedarían legalizados por su política de “pies mojados, pies secos”. 

González había prometido que Costa Rica no tomaría ninguna represalia contra “el pueblo “noble y trabajador” de Nicaragua, pero apenas el Embajador Javier Sancho retornó a Managua desde el vecino país, comenzaron la restricciones de visa. Sancho se reunió en la capital tica con Gonzalez.

Un reportaje de TV Noticias al mediodía de hoy, presentó las molestias y quejas de los nicaragüenses que intentaban un visado en el Consulado de Costa Rica. “No nos dicen nada. Solo se aparece una persona encargada con los vigilantes, escogen a un grupo de gente y ya”, declaró el ciudadano Evert Luna

Este miércoles supuestamente solo otorgaron visa a 20 personas. La mayoría de los quejosos dijeron que ya pagaron 32 dólares en el banco por la visa costarricense y no la han obtenido como esperaban. Se espera que el Presidente Daniel Ortega se refiera esta noche a la posición de Nicaragua en el SICA durante el acto de graduación de Cadetes de la Policía Nacional.

El Presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, en las últimas horas ha subido el tono de sus cuestionamientos hacia Nicaragua, al no lograrse acuerdos sobre los migrantes cubanos en el SICA. “Hay países que darán importantes anuncios en los próximos días, seguiremos para adelante”, dijo hoy. 

“El bloqueo de Nicaragua es evidente, lo haremos a un lado, aislado, y seguiremos en vías alternas a este conflicto regional. El doble discurso de Nicaragua no lleva a nada positivo, cuando bloquea la migración al norte pero evasivo con su migración al sur. No debemos mezclar la migración centroamericana con la migración cubana, tienen aspectos de base muy distintos”, aseguró el mandatario tico en su cuenta de Twitter. 

Insistió en que “la falta de solidaridad y humanidad no será bien vista a nivel internacional, y Nicaragua ha quedado desenmascarada”. “Dejemos las cortinas de humo y la intransigencia de Nicaragua para encontrar soluciones con 11 países de la región. No tomaremos ninguna represalia contra el pueblo nicaragüense por el contexto de su gobierno, esta no es la vía costarricense”, sostuvo y anunció que “acciones migratorias serán anunciadas por países del Sur en esta semana".

El canciller costarricense Manuel González no escondió su enojo y frustración tras no lograr sus objetivos en la cumbre del SICA y la emprendió contra Nicaragua. “Lamentablemente la intransigencia de Nicaragua no permitió acordar una solución conjunta, integral, a la situación que se presenta en relación con los migrantes cubanos”, declaró. 

“Si bien la intransigencia cree que puede estar de fiesta hoy, también la mala fe ha sido desenmascarada”, añadió. “Hay un eslabón de esta cadena que se rompe por parte de Nicaragua, pero todos los demás estamos dispuestos a continuar y no ser rehenes de la intransigencia de un país que no da ninguna explicación”, adelantó Gonzalez, precisando que su gobierno buscará de manera bilateral con otros países de la región soluciones al problema. Llamó a los emigrantes cubanos a tener “paciencia” porque tomará tiempo coordinar con países amigos para resolver la crisis.

El Canciller de Costa Rica, Manuel González, acusó a Nicaragua de apuñalar al Sistema de Integración Centroamericano (SICA). “Yo tengo que decir las cosas como son. Hoy el SICA recibió una puñalada y quien lo ha hecho, se debe responsabilizar por esto. Es inaceptable jugar con el dolor de las personas”, dijo con molestia. 

“Es irónico que Nicaragua venga a hablar y defender a los migrantes centroamericanos y bloquear una solución razonable cuando, ni siquiera, han atendido la migración de miles de nicaragüenses hacia Costa Rica durante décadas y que más bien ha señalado a nuestro país, según ellos, por no ser “solidario”, enfatizó el ministro González. “Es así como Nicaragua entrega al coyotaje y el crimen organizado, la migración hacia los Estados Unidos”, afirmó.

Alrededor de 700 migrantes cubanos permanecen en el fronterizo poblado de Puerto Obaldía, en la comarca Guna Yala de Panamá, informó el Servicio Nacional de Migración de ese país. Se tienen reportes de que otro gran número de caribeños espera ser trasladado a este punto, procedentes del puerto de Turbo, en la vecina Colombia, con lo llegarían a otros 1,500 inmigrantes cubanos que se sumarían a los 3,500 varados en Costa Rica. Estos cubanos quieren llegar por tierra hasta la frontera con Costa Rica y de ahí transitar hasta Estados Unidos. 

Medios de prensa panameños aseguran que a los inmigrantes hay que trasladarlos en lanchas pero es tanta la cantidad que no se da abasto, porque cada día llegan más inmigrantes. El director del Servicio Nacional de Fronteras, Frank Ábrego, reconoció que este año han llegado a las fronteras panameñas más de 20 mil migrantes.

El Sistema de Integración Centroamericana (SICA) apeló ayer al “principio de autodeterminación” de cada uno de los países de la región centroamericana para permitir o no el paso por sus territorios a los inmigrantes cubanos que desde hace varias semanas se encuentran varados en Costa Rica, en su intento por llegar a Estados Unidos. 

Hugo Martínez, ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, explicó que la inmigración cubana “no es un problema que se incentiva desde estos países, es un problema que se incentiva en un país de destino (Estados Unidos), debido a medidas particulares que esa nación ha tomado para favorecer la migración de cubanos”.

Martínez explicó que no se alcanzó un acuerdo común sobre los cubanos, pero que “se debe respetar el principio de autodeterminación de cada uno de los países de la región centroamericana y de los que participaron en la reunión”. No se fijó fecha para alguna nueva reunión del SICA sobre el tema.

El experto en derecho internacional, Manuel Madriz Fornos sostiene que el problema migratorio de los cubanos en Centroamérica es causado por Costa Rica “quien desde un inicio pretendió pasarlo a los otros países centroamericanos sin embargo fue rechazado por Nicaragua y no fue aceptado por la reunión de Cancilleres del Sistema de Integración Centroamericano, del 24 de noviembre del corriente año”. 

“Costa Rica no solamente ha dado visas de tránsito a los poco más de 3500 migrantes cubanos que actualmente están en Costa Rica sino que también ha declarado que las continuará dando a todo cubano que se lo demande, lo que hace suponer que la cantidad de migrantes cubanos demandando tal visa se multiplicara”, dijo Madriz a INFORME PASTRAN.

“Nicaragua como Estado independiente cumple la función de resguardar la integridad de sus fronteras, de hacer cumplir las leyes del país en los temas de migración, de garantizar el orden y la seguridad nacional, todo lo cual es violentado por Costa Rica, al propiciar la avalancha de migrantes ilegales cubanos hacia Nicaragua”, aseguró.

Para Manuel Madriz Fornos, “Nicaragua como Estado miembro de la comunidad internacional rechaza en una posición de principio de política exterior el origen de esta situación ya que el origen de esta avalancha migratoria cubana esta precisamente en la política migratoria norteamericana, en contra de Cuba, la denominada pies secos/pies mojados y que actuar en consecuencia sería darle validez a dicha política que ha sido firmemente rechazada por Nicaragua en particular y por la comunidad internacional en general”.

Considera que “Nicaragua como Estado integrante del Sistema de Integración Centroamericana, no tiene derecho a plantearle un problema de migración a Honduras, El Salvador ni Guatemala, todos miembros de CA 4, similar al problema que Costa Rica pretende plantear a Nicaragua” y que “por el contrario la posición de Costa Rica carece de fundamento legal”. 

“Costa Rica de manera irresponsable pretende ofrecer a los migrantes cubanos, lo que no tiene derecho a ofrecer, que es un corredor por territorio nicaragüense, salvadoreño, hondureño, guatemalteco y mexicano, para que ellos puedan llegar a los Estados Unidos, sin haber solicitado el parecer a los países por donde se haría el denominado “corredor costarricense”, destacó.

El experto en derecho internacional estima que “Costa Rica propicia la movilización de los migrantes cubanos ilegales hasta la frontera con Nicaragua, lo que provoco la trasgresión de la frontera y la integridad territorial de Nicaragua y el ingreso ilegal de una multitud de migrantes a territorio Nicaragüense, violentando Soberanía y Acuerdos y Convenciones sobre Límites, Fronteras y Migración, dichos migrantes fueron rechazados por las autoridades del orden de Nicaragua”. 

“Las autoridades nicaragüenses han expresado con toda claridad en la reunión de Cancilleres del SICA, que no se permitirá el paso de los migrantes cubanos ilegales por Nicaragua. Costa Rica, si efectivamente quisiera, podría propiciar la continuación del tránsito de los migrantes cubanos utilizando la vía aérea o la vía marítima hasta México o incluso hasta los Estados Unidos, si dichos países así lo acuerdan, sin embargo Costa Rica, sin más fundamento que “su querer”, su “capricho” u “exigencia”, insiste en que sea por tierra y que pasen por Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala y México”, manifestó.