viernes, 6 de noviembre de 2015

Más del 90% de los asesinatos de periodistas en Honduras permanecen impunes

Por Conexihon

El Comité por la Libre Expresión, C-Libre, demandó el fin de la impunidad en 61 asesinatos cometidos contra periodistas en Honduras, de los cuáles el 90 por ciento permanecen impunes.

En una conferencia de prensa realizada en el marco del "Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas", la organización defensora de los derechos humanos reconoció la preocupante situación actual  de represión, estigmatización, amenazas, violencia y persecución penal, contra las personas que ejercen el derecho a libertad de expresión en el país.

A partir del año 2003 en que se fundó C-Libre, han sido documentadas 1,199 agresiones contra la Libertad de Expresión, por la cuales sólo este año 2015 se han emitido 184 alertas por violaciones a la libertad de expresión. 

“Consideramos que más del 98% de estas agresiones se encuentran en la impunidad. Desde el asesinato el año 2003 del periodista Germán Antonio Rivas, 53 personas más que ejercían el periodismo fueron asesinadas en Honduras, 49 después del Golpe de Estado. A esto se suman 7 trabajadores de medios (operadores y camarógrafos). Siendo un total de 61 asesinatos relacionados con el ejercicio periodístico”, indicó el Director Ejecutivo de C-Libre, Edy Tábora.

Al respecto, Frank la Rue, ex Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de expresión, recomendó al Estado de Honduras en el marco de una visita oficial realizada en 2012 que "todo caso de violencia contra periodistas, así como contra defensores de derechos humanos, debe presumirse inicialmente como producto de su profesión o actividades hasta que la investigación pueda demostrar lo contrario”.

Porqué hay casos sin resolver desde hace 10 años…

El Estado de Honduras, a través de sus acciones y omisiones, no solo ha incumplido sus obligaciones de proteger y respetar el derecho a la libertad de expresión, cuyo pleno ejercicio es una herramienta para alcanzar otras libertades individuales, sino también los derechos a la vida y a la integridad personal: a la libertad personal; al debido proceso y a las garantías judiciales.

De acuerdo con las cifras de C-Libre desde 2003 a la fecha 61 periodistas han sido asesinados en Honduras, en el 90% de los casos, los asesinos no han sido identificados y solamente ocho casos han sido judicializados, de los cuales dos supuestos responsables materiales, escaparon de prisión.

El Comité por la Libre Expresión, considera que la protección y promoción de la Libertad de Expresión es indisoluble para el funcionamiento de una democracia, por lo que exigió al Ministerio Público que rinda cuentas sobre las denuncias de agresiones a la libertad de expresión incluidas las amenazas, estigmatización por parte de funcionarios/as, asesinatos, impedimento de acceso a la información pública) y asimismo que proceda a investigar estas violaciones contra este derecho fundamental y a ejercer las acciones judiciales cualquiera que sea su responsable.

Principales razones por las que son blancos de ataque

Para la organización los periodistas hondureños se han convertido en blancos de ataque por exponer la corrupción entre los actores poderosos, expresar opiniones en temas sensibles, informar sobre el crimen organizado.

Del mismo modo, la presidenta de la Junta Directiva de C-Libre instó al Congreso Nacional para que despenalice los delitos de calumnia, injuria y difamación, sobre todo los relacionados con funcionarios públicos y que se derogue la Ley de Secretos Oficiales en Materia de Defensa y Seguridad.

Asimismo, señaló la importancia de que se discuta ampliamente el anteproyecto del nuevo código penal y que no se creen figuras penales para criminalizar la libertad de expresión y que se cree una nueva Ley de Protección a la Libertad de Expresión.

Para C-Libre también es urgente que se democratice el espectro radioeléctrico, y que se respete el marco internacional de los derechos humanos en la iniciación de procesos administrativos contra periodistas y medios de comunicación.

Finalmente, urgió a la Policía Nacional y la Fuerzas Armadas para que se abstengan de reprimir y agredir tanto a las personas que ejercen el periodismo como a toda persona en las manifestaciones públicas.

Fuente: Conexihon