jueves, 1 de octubre de 2015

Nicaragua: Hace 25 años quemaron los equipos de La Primerísima

Por Radio La Primerísima

La quema de los transmisores de Radio La Primerísima ejecutada por enemigos de la libertad de expresión cumple 25 años.

En horas de la noche de un domingo 30 de septiembre de 1990, un comando integrado por doce elementos se introdujo en la planta transmisora de la radio ubicada en Santa Clara, secuestró a los vigilantes, roció de gasolina los transmisores, y le prendió fuego a todo.



Radio La Primerísima quedó fuera del aire y los trabajadores y sus familias en el total desamparo y a merced del gobierno neoliberal de Violeta Barrios de Chamorro.

No obstante, la emisora de la gente estuvo fuera del aire sólo un par de meses porque un grupo de técnicos nicaragüenses y un cubano, construyeron un transmisor de 1 KW con piezas de otros transmisores inservibles.

El 23 de diciembre, La Primerísima reanudó sus emisiones para la alegría de los sin voz y de miles de oyentes que por muchos años han sido fieles a esta emisora. Antes de salir al aire, por todos lados hubo manifestaciones populares de apoyo a la radio y en algunas empresas, sindicatos u otros lugares se organizaron actividades para recaudar fondos.

La solidaridad en torno a La Primerísima fue enorme y trascendió las fronteras porque se formaron comités de solidaridad en países como EEUU, España y Suiza, entre otros, donde todavía hay amigos que quieren, escuchan y están pendientes de todo lo que ocurre alrededor de la radio. 

Grupos solidarios también organizaron eventos para recaudar fondos en Catalunya, Canarias, Euskal Herría, Italia, Alemania, Australia, Austria, Canadá.

La red AMARC (radios comunitarias) también hizo lo suyo. Se realizaron colectas hasta sumar USD 140 mil,  con lo que se pudo estrenar el 1º de junio de 1991 un transmisor nuevo, con una potencia de 10 KW.

La Policía inició las respectivas investigaciones, pero nunca ofreció una versión oficial de los hechos a pesar de la condena pública tanto a nivel nacional como internacional.

Es un secreto a voces que el autor intelectual de este condenable atentado fue el propio Humberto Ortega, general y jefe del Ejército en ese entonces, y su razón había sido que no soportaba la incisiva labor de La Primerísima denunciando la corrupción en todos los sectores del país tras el triunfo de Chamorro Barrios, incluyendo la de los militares.

25 años después, seguimos en el aire. Con el mismo compromiso con la gente. Hemos sido y seguimos siendo una emisora, revolucionaria, antiimperialista, democrática y comprometida con la Revolución, defendiendo los ideales del General Augusto C. Sandino, Carlos Fonseca Amador, Camilo Ortega, Ricardo Morales Avilés y los Miles de Héroes y Mártires.

 ¡Gracias a la gente! ¡Comprometidos con la gente!