lunes, 19 de octubre de 2015

Guatemala: Los militares que financian a Jimmy Morales

Por Daniel Villatoro García y Angélica Medinilla | Plaza Pública

Hasta junio pasado, el 37% de los Q.430,000 de financiamiento que FCN-Nación reportaba al TSE, provenía de militares involucrados con el partido, entre afiliados y candidatos. A partir de agosto, con su repunte en las encuestas, el apoyo financiero para la compaña del comediante Jimmy Morales casi se triplicó. Seis militares han aportado a la campaña, entre ellos un contratista del Estado. El reporte ante el TSE no coincide con lo que el candidato presidencial ha dicho en público.

Los militares del FCN-Nación

En varias ocasiones Jimmy Morales ha sido cuestionado por sus nexos con antiguos militares de línea dura. El partido Frente de Convergencia Nacional (FCN) nació por iniciativa de un grupo de exmilitares integrantes de la Asociación de Veteranos Militares de Guatemala (Avemilgua). Pero, según Morales, su agrupación ya no tiene  vínculo con Avemilgua, el FCN-Nación es un partido renovado y  las donaciones de éstos son mínimas. Dentro del partido, asegura el candidato, solo se encuentran dos militares: Edgar Ovalle y Gregorio López.

Pero hasta junio pasado, el 37% del financiamiento reportado por ese partido al TSE provenía  de cinco militares, los más destacados son: Edgar Ovalle Maldonado, Alsider Arias Rodríguez, Gregorio López González y José Luis Quilo Ayuso.

El teniente coronel Alsider Antonio Arias Rodríguez, ahora diputado electo por el departamento de Chimaltenango bajo la bandera del FCN-Nación, aportó Q75 mil a la campaña. Según los registros, Arias es el representante legal de Satélites e Informática S.A., la cual ha vendido equipos tecnológicos y de manejo de bases de datos a la Universidad de San Carlos y al Ministerio de Gobernación. Arias Rodríguez también representó hasta 2006 a Security Professional Systems S.A. una empresa a la que desde 2010 el Estado le ha adjudicado más de Q109 millones, y fue Gerente General  de Alsersa, una almacenadora aduanera cuyo socio mayoritario en su creación fue el Instituto de Previsión Militar (IPM) —el gestor de las pensiones y jubilaciones de los militares­—. La almacenadora Alsersa se fundó con acciones del IPM, militares activos y retirados, y algunos civiles.

Como representante de Alsersa, Alsider Arias fue acusado por casos especiales de defraudación aduanera en contra del Estado en diciembre de 2005. El Ministerio Público (MP) y la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) solicitaron la aprehensión de Arias y otros cinco sindicados como el delegado de aduanas, el encargado de bodega, y José Alejandro Santizo Asturias, capturado por el defraudar al fisco por Q250 mil en 2012.

“Todos los partidos tienen militares”, dijo Arias al ser consultado sobre su relación como candidato y como financista. “A Jimmy Morales lo buscamos porque no tenía presencia en Chimaltenango”, agregó el diputado electo. Graduado de la Escuela Politécnica y la Universidad Francisco Marroquín, Arias continuó su carrera de Ingeniero de Sistemas como gerente en Alsersa, el almacén fiscal del grupo IPM. Según el teniente coronel, el señalamiento por defraudación fiscal se debe a que él ordenó una auditoría que expuso cómo unos paquetes se habían sacado antes del pago de impuestos a la SAT y por eso se le incluyó en la acusación, aunque Arias indica que la fiscalía lo desvinculó del caso. El expediente del caso no se pudo obtener ya que el MP indicó que se necesitaba el consentimiento firmado de alguna de las partes involucradas para compartirlo.

Sobre las dinámicas de donaciones, Arias explica que él y la base departamental del partido le pusieron un precio a toda la estructura de publicidad que realizaron en el departamento —siguiendo las indicaciones de la sede central— y eso fue lo que la agrupación reportó en el informe presentado al TSE. Los aportes a un partido pueden ser monetarios o en especie. Las donaciones en especie suelen ser del valor que se le asigna a un bien y no del valor de éste en el mercado.

Novales, quien ha estudiado  las dinámicas de los partidos para obtener  financiamiento,  explica que la atención de los partidos a lo que reportan sus bases departamentales se debe a que el TSE aumentó su vigilancia al financiamiento en especie y monitoreó la exposición de los partidos políticos a través de medios de comunicación. Sin embargo, las campañas a lo local son más difíciles de contabilizar y fiscalizar debido a que la información está más dispersa y no queda registro de todos los ingresos y gastos.

En el listado de financistas de FCN-Nación también aparece el general José Luis Quilo Ayuso, el oficial de Operaciones Psicológicas del Estado Mayor de la Defensa en 1982, y uno de los fundadores del FCN en 2004, quien según el informe entregado al TSE donó Q2 mil a la campaña de Morales. El presidenciable se refiere a Quilo Ayuso como un afiliado de poca influencia en la nueva formación.

Edgar Justino Ovalle Maldonado,  aportó a la campaña electoral Q16,600. Fue elegido diputado por Listado Nacional, y hasta el pasado 6 de septiembre, día en que Jimmy Morales se convirtió en el abanderado de estas elecciones, se le veía a su diestra. Fungió como Oficial de Operaciones (S3) en la base militar 21 de Cobán, Alta Verapaz, en 1983. Sus actividades en las instalaciones coinciden con las fechas estimadas por los forenses y la Comisión de Esclarecimiento Histórico en que fueron enterrados más de 500 cuerpos que ahora están en proceso de exhumación.

Durante el proceso electoral de 2012, el capitán Gregorio Augusto López González fue directivo y vocal II, del Comité Ejecutivo de FCN junto a Quilo Ayuso. Donó Q4 mil y fue electo diputado en la quinta casilla del Listado Nacional. También, entre los financistas, están Javier Alfonso Hernández Ovalle, exdiputado por la Gran Alianza Nacional, y su hijo Javier Alfonso Hernández Franco, quien fue elegido diputado suplente al Parlacen en el período 2011-2016. Los Hernández fueron electos diputados en las elecciones recientes, y en conjunto aportaron Q61,900 al partido.*

Los encargados de comunicación de FCN-Nación y Javier Hernández Franco, el principal operador de la campaña de Jimmy Morales, no respondieron a las solicitudes de Plaza Pública  para ampliar y corroborar información sobre el financiamiento de su campaña.

Las cuentas finales

Aunque había reportado sólo Q430,175 como ingresos, Jimmy Morales explicó en junio pasado que tenía un presupuesto de Q4.5 millones para su campaña, “y me han dicho que eso no alcanza ni para una campaña en Mixco”, dijo el presidenciable en una entrevista.

También aseguró que los aportes provenían de gente del partido que estaba optando a cargos de elección popular. Mencionó que Edgar Ovalle había donado Q300 mil a la campaña y él había aportado Q500 mil. Esas cantidades no coinciden con los reportes entregados por el partido al TSE: Hasta junio, según el informe del FCN-Nación, Morales había donado solo Q52,500, y Edgar Ovalle Q16.600.

El último reporte oficial del TSE señala que FCN-Nación gastó, hasta julio pasado, Q453 mil 037.56 en su campaña. En cuanto al financiamiento privado, el último informe del TSE, al mes de agosto, lo ubica en Q1,211,092.20, en donaciones en dinero y en especie.

*NOTA DEL EDITOR: Por error en la versión anterior de este párrafo se indicó que los Hernández son militares retirados. Esta información fue eliminada debido a que no se pudo verificar. Se solicitó la información al Ministerio de la Defensa, pero no fue proporcionada. 

Fuente: Plaza Pública