jueves, 22 de octubre de 2015

Colombia: Sintrainagro firma histórico Convenio Colectivo con Ingenio Risaralda

Sintrainagro
Contratación directa e indefinida y estabilidad laboral

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA


El 6 de octubre pasado, tras casi dos meses de intensa negociación, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Agropecuaria (Sintrainagro) seccional La Virginia Risaralda y Agrocorte Risaralda S.A., filial del Ingenio Risaralda, alcanzaron un acuerdo histórico, firmando un convenio que tendrá una vigencia de cuatro años (2015-2019).

El acuerdo, que de hecho viene a romper con los mecanismos de subcontratación y precarización laboral, formalizando el trabajo a través de la contratación directa e indefinida y garantizando la estabilidad laboral, es fruto de una larga y extenuante lucha de los corteros de caña que tuvo su punto más álgido en la huelga de marzo pasado.

En aquellas ocasión, efectivos del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) se ensañaron contra más de 500 corteros que habían declarado la huelga indefinida, exigiendo a la empresa el respeto irrestricto de sus derechos laborales y sindicales.

La brutal represión dejó un saldo de varios heridos, entre ellos Carlos Ossa Trejos, quien quedó más de un mes en coma y reportó lesiones graves y permanentes, que lo marcarán por el resto de su vida.

Después de la firma de un primer acuerdo con el Ingenio Risaralda que puso fin al conflicto, y la aprobación del pliego de peticiones de parte de la asamblea general de la seccional La Virginia Risaralda del Sintrainagro, el 21 de agosto las partes se sentaron a la mesa de negociación.

“No fue una negociación fácil, pero finalmente logramos firmar un acuerdo que recoge las demandas más importantes de los trabajadores, rompiendo con un esquema nefasto de tercerización y trabajo precario”, dijo a La Rel, Mauricio Ramos, coordinador general del Departamento del Azúcar y Etanol de Sintrainagro.

Un acuerdo satisfactorio
Contratación directa e indefinida

Entre los principales logro alcanzados, Ramos señala el reconocimiento del Sindicato como representante legítimo de los corteros de caña afiliados, la contratación directa e indefinida que garantiza la estabilidad laboral, así como la garantía de una cantidad de caña sembrada suficiente para que los trabajadores gocen de un salario digno.

También la empresa se compromete a respetar tanto la jornada de trabajo que establece la ley ,como el derecho a ser reubicados de forma adecuada, garantizando la estabilidad laboral y el contrato de trabajo a término indefinido, para los trabajadores que tengan restricciones laborales, bien sea por enfermedad profesional, accidente laboral o enfermedad general.

Asimismo se crea la Comisión de Reclamo y el Comité Obrero Empleador para facilitar la comunicación entre las partes, dirimir conflictos y analizar eventuales sanciones o multas impuestas a los trabajadores.

De igual manera se logró que la empresa se comprometiera a respetar la jornada máxima laboral establecida por la ley, que es de 48 horas semanales.

El respeto irrestricto del derecho a gozar de permisos sindicales para la junta directiva y para que los afiliados puedan participar a cursos sindicales y asambleas, es otro de los logros alcanzado con la convención colectiva.

Salario justo
Un aumento significativo


Otro logro importa tiene que ver con el aumento salarial.

“La empresa accedió a realizar un aumento a la tarifa de manera anual. El primer año será del 5,72 por ciento, mientras que para los otros tres años se acordó un aumento anual del 1 por ciento arriba del Índice de Precios al Consumidor (IPC)¹.

Es un resultado muy satisfactorio”, dijo del coordinador de Departamento del Azúcar y Etanol de Sintrainagro.

Por primera vez, los corteros de caña del Ingenio Risaralda gozarán también de beneficios incluidos en las cláusulas sociales, entre otros, auxilio de nacimiento y de fallecimiento, auxilio para monturas y lentes, así como una prima extra de navidad y otra prima de vacaciones.

También tendrán acceso a kits escolares, becas de educación y fondos rotatorios para vivienda y calamidad doméstica.

“La comisión negociadora del Sintrainagro hizo un gran trabajo y se logró romper el esquema de subcontratación y establecer una relación directa con el empleador. Además mejoramos las condiciones laborales y salariales de los trabajadores.

Tenemos más de dos décadas de retraso en derechos laborales, y pensar de eliminar esta condición con una sola negociación colectiva era imposible. Lo que logramos es algo histórico y demuestra el alto nivel de madurez alcanzado por el Sindicato”, explicó Ramos.

El dirigente sindical también agradeció el acompañamiento y la solidaridad incondicional de la Rel-UITA con los corteros de caña del Ingenio Risaralda, afiliados a la seccional La Virginia del Sintrainagro.

“Agradecemos de todo corazón la presencia y el respaldo en este proceso de resistencia y lucha de la Rel-UITA, de su secretario regional, Gerardo Iglesias y de Luis Alejandro Pedraza, vicepresidente de la Regional y presidente de la CUT.

Siempre han manifestado, junto a Guillermo Rivera, presidente de Sintrainagro, una solidaridad amplia y muy comprometida, y nos han acompañado desde la constitución de esta seccional, pasando por los momentos difíciles de las huelgas, hasta esta instancia en que estamos recogiendo el fruto de todos estos esfuerzos.

La firma de este Convenio Colectivo es también el resultado de ese apoyo internacional que los trabajadores hemos recibido”, concluyó Ramos.


¹ El índice de precios al consumidor (IPC) mide la evolución del costo promedio de una canasta de bienes y servicios representativa del consumo final de los hogares. La variación porcentual del IPC entre dos periodos de tiempo representa la inflación observada en dicho lapso.

Fuente: Rel-UITA