martes, 27 de octubre de 2015

Ballotage Argentina: para el Frente de Izquierda ni Macri ni Scioli son alternativa

Foto: Enfoque Rojo / Rodrigo Wilson
Por Lucho Aguilar | La Izquierda Diario

Los números de la elección del último domingo sorprendieron a propios y extraños. Confirmaron además un cambio profundo en la situación política. El PRO se alzó con “la Provincia”, arrasó en Córdoba, Mendoza, Santa Fe y la Ciudad de Buenos Aires, ganando la mayoría de los grandes centros urbanos. Del pronóstico de un Scioli ganador o un ballotage incierto pasamos a un final abierto. ¿Quién puede arriesgar el nombre del próximo presidente la noche del 22 de noviembre?

Lo que es menos sorprendente es el resultado de un proceso que comenzó con la “moderación” kirchnerista y terminó en un ballotage en el que competirán dos políticos de pasado menemista y futuro ajustador. Lo describió Nicolás del Caño la noche del domingo, “este desplazamiento a la derecha del escenario nacional es el resultado del rumbo político que adoptó el oficialismo en la llamada ‘década ganada’”. El kirchnerismo eligió a un candidato derechista, hijo político del menemismo que hace pocos días anunció un gabinete (con Sergio Berni o Alejandro Granados, entre otros) que tranquilamente podría ser nombrado por Mauricio Macri”.

Así llegamos a la votación del domingo. Como analizó Fernando Rosso en La Izquierda Diario, la demagogia clásica de los candidatos tradicionales se combinó con distintas variantes de llamado al “voto útil”. Esa demagogia hace honor a la relación de fuerza realmente existente. Nadie quiere hablar de ajustes o atacar conquistas. Aprendieron el Carlos Saúl (“si decía lo que iba a hacer no me votaba nadie”). El voto útil proponía “cambiar al kirchnerismo” o “evitar a la derecha”. Ninguno logró “enamorar” a las grandes mayorías populares, que por eso el domingo no entregaron ningún cheque en blanco.

El importante cambio en la situación deja esas certezas pero también muchos interrogantes: ¿Movilizará Cristina Kirchner al aparato kirchnerista como hizo Lula para evitar la derrota de Dilma Rousseff? ¿Con qué resultado? ¿La suba de la Bolsa este lunes confirma que los grandes empresarios prefieren a un representante más directo como Macri; o finalmente se inclinarán por la “gobernabilidad” que prometen Scioli y el PJ? ¿Puede el PRO gobernar la Provincia de Buenos Aires sin un pacto con los barones, la burocracia sindical y la bonaerense?

Algunos de estos interrogantes se resolverán en las próximas tres semanas. Otros dependerán de las perspectivas económicas y los planes que intente aplicar quién gane. Pero la derrota del peronismo bonaerense y los profundos cambios que estamos viendo a nivel nacional abren la posibilidad de nuevas crisis políticas.

La mejor elección presidencial de la izquierda desde 1983

El Frente de Izquierda, faltando escrutar un porcentaje de las mesas, va a superar los 800 mil votos en la categoría presidencial, y se acerca al millón de votos para diputados nacionales. Como difundieron varios medios nacionales, se trata de la mejor elección de la izquierda desde 1983.

Estos números cobran un mayor valor político en el contexto político que definíamos. A pesar de las campañas de voto útil y la polarización relativa, Del Caño retuvo los votos que conquistó el Frente de Izquierda en las PASO y aumentó su caudal. Recordemos que la Lista que encabezó Nicolás había conseguido 375 mil votos en agosto.

Justamente por haber crecido en ese difícil panorama, se ubicó como cuarta fuerza. Lo hizo relegando a Stolbizer, que a diferencia del FIT cayó desde la elección primaria. Margarita ya confirmó la bancarrota del progresismo llamando a votar a Macri.

En la elección presidencial de octubre de 2011 el FIT había obtenido 503 mil votos, un poco menos de lo obtenido en las PASO de ese año.

Del Caño-Bregman tuvieron importantes resultados en los principales centros urbanos. También en los cargos legislativos, destacándose en Jujuy, Salta, Córdoba, Santa Fe, Neuquén, CABA y la Provincia de Buenos Aires. Por esta provincia ingresará Néstor Pitrola como diputado nacional. Noelia Barbeito hizo una gran elección aumentando más de 30 mil votos de lo obtenido en las PASO, pero no alcanzó a ser electa diputada nacional por Mendoza. Alejandro Vilca peleará en el escrutinio final contra el piso proscriptivo del régimen político jujeño.

Estos resultados consolidan al Frente de Izquierda como fuerza política nacional, que además defiende un programa obrero y socialista. El millón de votos a la izquierda dura es un mensaje claro para los poderosos: hay una avanzada de los trabajadores, jóvenes y mujeres que se prepara para enfrentar el ajuste y las políticas derechistas. Cualquiera sea el ganador el 22 de noviembre.

Ni Scioli ni Macri son alternativa

En las próximas semanas la situación política girará en torno al ballotage. Nos preguntarán: ¿Scioli o Macri?

Será entonces una nueva batalla para el Frente de Izquierda, que no duda la respuesta. Como señaló Nicolás Del Caño ante los medios que reclamaron su posición: “nosotros, consecuentemente a lo que dijimos en nuestra campaña, vamos a llamar a votar en blanco y no acompañar a ninguno de los dos candidatos. Habíamos anticipado antes del resultado que en caso de balotaje íbamos a llamar a votar en blanco. Y lo confirmamos hoy, ya que la agenda tanto de Scioli como de Macri no tiene nada que ver con los intereses de las grandes mayorías trabajadoras”.

Entonces se responder aquella pregunta con otra: ¿se puede “enfrentar a la derecha” de la mano de represores como Sergio Berni, Alejandro Granados y Ricardo Casal? ¿Se puede "hacer patria" con Chevron y Barrick Gold? ¿Militarías la campaña en Lear y las automotrices junto al patotero Pignanelli? ¿En las escuelas con la ministra Nora de Lucía que va de shopping a Nueva York y no le paga a las maestras?

O también: ¿puede ser bueno para el pueblo trabajador un “cambio” que llegue de la mano de Macri y los derechistas del PRO?

Es como que te propongan elegir si preferís que te ajusten en una cuota o dos; que te reprima Sergio Berni o el "Fino" Palacios.

El Frente de Izquierda ya tomó posición.