lunes, 5 de octubre de 2015

Aplaude FMI medidas fiscales repudiadas en Puerto Rico

Por Prensa Latina

El Fondo Monetario Internacional (FMI) se muestra hoy satisfecho con el plan de ajuste fiscal que impulsa el gobierno de Puerto Rico, altamente repudiado por el pueblo a través de diversas instancias de lucha.

La directora ejecutiva del FMI, Christine Lagarde, consideró positivas las acciones del gobierno de Alejandro García Padilla, que conlleva recortes en todas las esferas públicas, incluida la salud y la educación, además de la extensión hasta el años 2025 de la Ley 66 de Sostenibilidad Fiscal.

La ejecutiva expuso su posición al diario El Nuevo Día, al indicar que siguen con interés lo que realiza el gobierno puertorriqueño a pesar de que el FMI "no realiza un examen regular y más a fondo de la economía de Puerto Rico".

"Estamos siguiendo la evolución, y nos complace el reciente anuncio de medidas concretas para ayudar al Estado Libre Asociado a corregir sus desequilibrios fiscales y reactivar el crecimiento", reveló.

Con el propósito de hacer frente a su monumental deuda de 72 mil millones de dólares, el gobierno de García Padilla ha puesto en marcha un plan de ajuste fiscal a cinco años que conlleva un recorte de mil millones de dólares en gastos operacionales, cierre de escuelas públicas y gravámenes que permitan ingresar mil millones de dólares nuevos al erario.

Además, el gobierno puertorriqueño espera contar en ese periodo de cinco años una inyección de mil 500 millones de dólares de la reestructuración de la deuda, además de los otros renglones enunciados.

"Respaldamos la intención del gobierno de trabajar con sus acreedores para iniciar un proceso ordenado de reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico", expresó Lagarde.

El Banco Gubernamental de Fomento (BGF) de Puerto Rico contrató a la exdirectora del FMI, Anne O. Krueger, para establecer la medidas que deben implantarse en la próxima década.

Los sindicatos del sector público han rechazado las medidas porque se coloca el peso de la carga en los trabajadores y los sectores con desventajas económicas.

Además, se elimina el bono de navidad y la reducción de los días de vacaciones y otras conquistas laborales.