martes, 1 de septiembre de 2015

La economía mundial y El Salvador

VD
Por César Villalona | Verdad Digital

1.    Ningún país es ajeno a lo que sucede en el mundo, sobre todo en las grandes naciones, que son las que mueven la economía internacional. Por ejemplo, si en Estados Unidos hay una crisis, las exportaciones salvadoreñas se reducen y muchas empresas disminuyen sus ingresos y despiden personal. Pero como lo mismo pasaría en Centroamérica, que depende mucho del mercado norteamericano, una crisis en los demás países de la región afectaría a El Salvador, que coloca en ellos casi el 40% de sus exportaciones. El problema en Estados Unidos afectaría al Caribe, a Europa y a otras regiones del mundo.

2.    Sin embargo, los impactos de la evolución de la economía mundial pueden ser en varias direcciones. Para El Salvador, una cosa es la baja del precios del petróleo y otra la crisis en Estados Unidos, que es el principal mercado de exportación (45% del total) y de donde proviene la mayoría de las remesas.

3.    La baja en los precios del petróleo es positiva para la economía salvadoreña porque contribuye a reducir la salida de divisas y porque se abaratan los precios de los combustibles. Eso es lo que explica que desde finales del año pasado hayan disminuido las importaciones de los combustibles y que éstos hayan bajado de precio. En el primer semestre de 2015, las importaciones de bienes intermedios cayeron -2.7%, porque los precios del petróleo son menores, y las importaciones de bienes de consumo cayeron -4.7%, debido principalmente al abaratamiento de los derivados del petróleos, que se calculan como parte de ese rubro.

4.    La menor importación de petróleo y sus derivados no afecta los ingresos del gobierno, porque si bien éste recauda menos por el IVA y los aranceles a esos productos, recauda más por las contribuciones del FOVIAL y el FONAT y por el FEFE, que provienen de los combustibles, cuyo consumo aumenta por la baja del precio. Eso es lo que explica que en el primer semestre del año, pese a la disminución de las importaciones de petróleo y sus derivados, la recaudación para el FOVIAL haya aumentado 6.7% y la de otros productos haya crecido 10.1%.

5.    A lo anterior hay que agregar que como la población paga menos por el consumo de combustibles, utiliza más dinero para comprar otros bienes y servicios, que están gravados por el IVA y otros impuestos. Por eso la recaudación del IVA creció 1.2% en el primer semestre del año.

6.    En el caso de la economía de Estados Unidos, una evolución negativa afecta las exportaciones, las remesas y el crecimiento económico de El Salvador. Este año la economía norteamericana lleva un mejor desempeño que en 2014, pero actualmente está amenazada por los problemas de la economía mundial, que tiende a la baja.

7.    La reciente mini devaluación de la moneda china abarata los productos de ese país en el mundo y encarece los productos del mundo en China. En otras palabras, la devaluación hará que China exporte más e importe menos. El impacto en Estados Unidos y en Europa será negativo y es probable que los gobiernos de esos países disminuyan la estimación del crecimiento económico. De hecho ya están cayendo las bolsas de valores en los principales mercados del mundo, donde se compran acciones de empresas, muchas de las cuales verán reducidos sus niveles de rentabilidad.

8.    Por lo anterior, es necesario que el gobierno y los empresarios sigan haciendo esfuerzos por diversificar las exportaciones y buscar nuevos mercados. Esos esfuerzos ya se iniciaron, incluso con la venta de azúcar en China, y deben continuar. Hay que reducir la excesiva dependencia del mercado de Estados Unidos. Y hay que seguir reactivando el agro y la industria de alimentos, para disminuir la importación de bienes de consumo.