martes, 1 de septiembre de 2015

Honduras: Reportera hospitalizada al recibir golpiza de la Policía Nacional

Radio Progreso
Por C-Libre

Miembros de la Policía Nacional y de la Policía Militar agredieron físicamente a cinco reporteros de los departamentos de Yoro y Colón, los golpearon hasta causarles fracturas, les tiraron bombas lacrimógenas, los militares sacaron sus armas de fuego y dispararon contra población civil.

En el Progreso, Yoro, la periodista de la Revista Vida Laboral, Dunia Montoya, fue hospitalizada este martes 1 de septiembre, con fracturas en su brazo, después de recibir una golpiza por parte de elementos de la Policía Nacional que llegaron al extremo de darle patadas en el rostro y quebrarle su equipo de trabajo, además atacaron a los periodistas Eddie Andino, Gerardo Chevez y a Román Paz.

Entre tanto, en el departamento de Colón, otro periodista permanecía refugiado en el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) huyendo de policías encapuchados que lo persiguieron y le lanzaron gas lacrimógeno mientras le advertían que le pasaba por andar "transmitiendo en vivo y por metido (entrometido)".

En la ciudad de El Progreso, Yoro, el ataque ocurrió mientras los reporteros daban cobertura a una protesta de los pobladores que se tomaron la carretera para protestar por la corrupción gubernamental.

Al corresponsal de Radio Progreso, Gerardo Chevez, miembros de la Policía Nacional le decomisaron su carné de periodista. Chevez, es beneficiario de medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El reportero contó que la represión inició de repente.

"Estábamos con la cobertura, Dunia con su cámara y yo para radio y los demás periodistas haciendo su cobertura. Dunia está grabando cuando de repente comienzan a golpear la gente y comienzan a quitarle la cámara, Dunia se niega porque les dice que es su herramienta, comienzan a golpearla con el tolete en la manos y en las piernas y la logran tirar al piso y un policía le pateó
tres veces en la cara, pero con las botas, duro, ella está en el hospital", dijo.

Montoya es la esposa del comunicador y diputado del partido Libertad y Refundación (Libre), Bartolo Fuentes.

"A mí me quitan mi carné me comienzan a dar golpes bajos para no dejar cicatrices". El reportero quiso escapar, "pero en el momento me vuelven a agarrar y me van dando. A Eddie Andino, de Canal 6, le pegaron con bombas lacrimógenas y al comunicador Román Paz, de Campus TV, tiraron una bomba lacrimógena en los pies y otra en la cara, que casi le daña el rostro", relató.

Los reporteros interpusieron la denuncia ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos y ante el Ministerio Público. 

Terror vivió periodista en Colón

En Colón, en la zona del Bajo Aguán, el corresponsal de Radio Progreso, Cesar Obando Flores, corresponsal de Radio Progreso, dijo a C-Libre que en horas de la mañana había una toma de carretera en el puente de Tocoa. La Policía Nacional y la Policía Militar se instalaron antes que los manifestantes llegaran. 

"La Policía no dejaba pasar los vehículos, después les dijeron a los manifestantes que se quitaran de la calle, y comenzaron a lanzar bombas lacrimógenas. Yoestaba largo y describía que lanzaban bombas, los policías militares hicieron disparos contra las personas", relató.

El periodista estaba apartado de la zona de conflicto narrando cómo ocurría el desalojo y uno de los agentes sacó una bomba lacrimógena y se la lanzó. La bomba le cayó en los pies y el comunicador empezó a correr. 

"Un policía encapuchado y un policía militar me pegaron un empujón y me lanzaron al pavimento, me raspé todo el estómago, los codos, se me quebró mi teléfono, quedé en medio del humo, otros compañeros me dieron auxilio, logré levantarme y seguí corriendo".

"Una patrulla comenzó a darme persecución, un policía me dijo que eso me pasaba por andar transmitiendo en vivo. El policía andaba encapuchado. Corrí unas 16 cuadras, me perseguían tres policías, entré a una casa para escapar, por otra puerta, tomé un taxi, llegué a refugiarme al Comisionado y la patrulla pasaba por ahí. Me persiguieron por unos 20 minutos policías a pie, me decían que me parara, corrían encapuchados", recordó Obando Flores.