viernes, 18 de septiembre de 2015

Colombia: Un primer paso en defensa de la producción nacional

Twitter Jorge Robledo
Preacuerdo sobre reducción de aranceles para azúcar importada

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

Tras las denuncias hechas desde el movimiento sindical y las largas e intensas reuniones llevadas a cabo entre las autoridades de Comercio, Agricultura y el gremio azucarero colombiano (Asocaña), se logró sentar las bases de un preacuerdo de modificación del decreto que pretende rebajar, de forma sustancial, los aranceles para la importación de azúcar.

De acuerdo con el resultado alcanzado por las partes, el techo máximo del arancel al azúcar extranjero será del 70 por ciento, sin reducciones adicionales. Eso quiere decir que el arancel podrá oscilar hasta este porcentaje máximo, dependiendo del comportamiento de los precios internacionales.

El proyecto original de decreto imponía una reducción escalonada en tres años del actual 117 por ciento a un 40 por ciento, suscitando el rechazo y la protesta tanto del movimiento sindical, como de congresistas, productores y amplios sectores de la sociedad colombiana.

Ante el peligro inminente de una crisis estructural del sector azucarero, el 22 de julio pasado se desarrolló en Cali el Foro “Impacto socioeconómico de la agroindustria de la caña de azúcar en el suroccidente colombiano”, que involucró a miles de personas directamente vinculadas con dicho sector.

Objetivo principal del evento promovido, entre otros, por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Agropecuaria (Sintrainagro) era justamente impulsar la unidad entre empresarios, trabajadores, líderes sociales, dirigentes sindicales y políticos.

De esa manera, se pretendía hacer frente común para enfrentar lógicas y mecanismos que atentan contra la estabilidad económica y social de municipios y departamentos en el Valle del Cauca.

“Es un primer resultado y es muy importante, porque va en la dirección que como Sintrainagro y movimiento sindical hemos solicitado, tanto al presidente de la República como a su gobierno”, dijo a La Rel, Guillermo Rivera, presidente nacional del Sintrainagro.

“De no darse este primer paso, casi medio millón de colombianos y colombianas que viven de la producción de azúcar sufrirían un impacto muy fuerte”, agregó.

Rivera dijo también que Sintrainagro está pendiente de que se deje de lado definitivamente al decreto -que por cierto nunca fue firmado por el presidente Juan Manuel Santos- y que se proceda a homologar el nuevo acuerdo.

“La salida a esta situación la podemos encontrar sólo y exclusivamente de manera concertada. Instamos al gobierno y a los empresarios a poner el bienestar de miles de ciudadanos y ciudadanas por delante de sus intereses”, concluyó.

Fuente: Rel-UITA