jueves, 27 de agosto de 2015

Panamá: “Chiquita no está respetando los acuerdos”

www.newslocker.com
SITRAIBANA denuncia despidos como represalia al paro

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

Tras una semana de paro de labores en las fincas bananeras de Bocas Fruit Company en Changuinola, Bocas del Toro, y la firma de acuerdos entre el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Banano y Agropecuaria y Empresas Afines (SITRAIBANA) y la empresa, los trabajadores denuncian represalias por la protesta.

A finales de julio, Bocas Fruit Company, subsidiaria de la transnacional bananera Chiquita Brands, recientemente adquirida por el consorcio brasileño Cutrale-Safra, convenció a un grupo de trabajadores de la finca 12 a trasladarse a una nueva planta empacadora, donde hay modalidades diferentes de trabajo que no están contempladas en el Convenio Colectivo.

Esta decisión generó la reacción de los más de 4 mil trabajadores afiliados al SITRAIBANA, quienes, a partir del 8 de agosto, paralizaron la totalidad de las fincas bananeras de Bocas Fruit Company.

Tras una difícil negociación y con la mediación del Ministerio del Trabajo, el 14 de agosto el SITRAIBANA y la empresa lograron un acuerdo que puso fin al paro de labores.

En dicho acuerdo, las autoridades del trabajo y la Caja del Seguro Social se comprometieron a realizar un análisis y estudio exhaustivo, de las modalidades de trabajo que Chiquita pretende implementar en la nueva planta empacadora.

De igual manera, la transnacional bananera se comprometió a no tener represalias ni persecuciones contra los trabajadores que participaron en el paro.

“Firmamos el acuerdo y, a partir del día 15 de agosto, restablecemos las actividades en todas las fincas bananeras. Sin embargo estamos denunciando que Chiquita no lo está respetando y ha comenzado una persecución contra nuestros afiliados”, dijo a La Rel, Abel Becker, secretario general del SITRAIBANA.

Becker aseguró que unos 40 trabajadores han sido despedidos en los últimos días.

“La empresa está violentando el acuerdo y despide a los trabajadores aduciendo un sinnúmero de motivaciones. Para nosotros es evidente que se trata de una represalia contra nuestra organización”, agregó el dirigente sindical.

Ante esta situación, el SITRAIBANA está preparando la estrategia para lograr la reinstalación de los trabajadores despedidos.

“El próximo jueves nos vamos a reunir con los representantes regionales de Chiquita (Cutrale-Safra) para denunciar lo que está ocurriendo en Changuinola. No vamos a parar hasta lograr la reinstalación de nuestros compañeros”, concluyó Becker.

Fuente: Rel-UITA