sábado, 1 de agosto de 2015

"Ni acallarán nuestra voz ni quebrarán nuestros lazos con el Foro de Sao Paulo"

Por Sortu

Quienes firmamos, el representante de Sortu para América Latina Asier Altuna, y el director de la fundación Iratzar, Floren Aoiz, hemos visto impedida por las autoridades mexicanas nuestra entrada en el país y con ello nuestra presencia en el XXI Encuentro del Foro de Sao Paulo.

Para los movimientos sociales y políticos, para los activistas de los movimientos populares y la red de intelectuales de izquierda, para cuantos participamos de la construcción de alternativas de justicia social y de soberanía para las naciones, el Foro de Sao Paulo en una referencia imprescindible. Con asistentes llegados desde más de una veintena de países de América Latina y el Caribe, esta nueva reunión del Foro atraerá igualmente a representantes de otras latitudes, a organizaciones políticas que como Sortu, guardan estrechas relaciones con los movimientos políticos que participan de las diferentes luchas y experiencias de emancipación americanas.

Este Foro, al que acuden personas ligadas a fundaciones de pensamiento político y un elenco importante de intelectuales de prestigio, es un marco de referencia particularmente interesante para nuestra fundación, Iratzar, que en sus primeros pasos tiene su periscopio abierto para aprender y compartir ideas y debates que puedan servirnos para dar pasos en nuestro proyecto estratégico.

Estos fueron los motivos que nos llevaron aviajar en avión a Ciudad de México, asistir al Encuentro y aportar la visión de la izquierda independentista vasca. Un encuentro del que son anfitriones dos formaciones políticas, PRD y PT, con las que mantenemos relaciones que datan de tiempo atrás.

Sin embargo, a nuestra llegada al aeropuerto Benito Juárez fuimos interceptados por la Policía mexicana. Tan pronto como llegamos al control de pasaportes del aeropuerto nos condujeron a una zona separada, nos hicieron rellenar numerosos formularios y sin explicación alguna nos llevaron a la fila para embarcar en un vuelo de vuelta a Madrid. Ni siquiera pensaban decirnos que nos expulsaban: su intención era meternos en el avión sin mediar palabra, pero nuestras protestas y algunos problemas técnicos hicieron que tardaran algo más.

Asier Altuna fue obligado a dejar México en ese primer vuelo de vuelta, pero por razones que no se nos indicaron, Floren Aoiz fue retenido durante 16 horas sin permitirle usar el teléfono ni comunicarse con familia o amigos, para más tarde introducirlo sin explicación alguna en otro avión y conducirlo a Madrid. En todo momento se negaron a comunicarnos por escrito la decisión o hablarnos de sus motivos, remitiéndonos a la embajada de México en España. De este modo, no pudimos entrar en México y ahora estamos sabiendo que algunas otras delegaciones internacionales también han tenido problemas.

Íbamos al Foro de Sao Paulo y nuestra intención era aprovechar la semana para realizar diversas actividades tanto dentro del Foro como con otros agentes sociales y políticos mexicanos, como la Fundación Democracia, que había organizado un acto para este jueves en torno a la situación del País Vasco y la campaña por la libertad de Arnaldo Otegi y el resto de prisioneras/os políticas vascas.

De confirmarse la adopción de medidas restrictivas contra otras delegaciones, estaríamos ante un ataque mayor, una obstaculización clara y del todo denunciable a la propia reunión en tierras mexicanas del Foro de Sao Paulo por parte del Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, dirigente que, como es conocido,mantiene estrechos lazos con el presidente español Mariano Rajoy.

Desde Sortu e Iratzar queremos trasladar por distintos medios nuestro malestar ante esta actitud incomprensible de las autoridades de México, tras la que puede imaginarse, por otra parte, la mano de los mandatarios españoles. Queremos cursar esta protesta tanto por vía diplomática como por vía política, haciendo partícipes de ella a los organizadores y asistentes del propio Encuentro del Foro de SaoPaulo.
 
Entodo caso, nuestro esfuerzo principal se va a dirigir a seguir trabajando para que el mensaje de la izquierda independentista vasca, y la vocación de paz y de democracia del pueblo vasco se hagan escuchar como ya ha ocurrido en anteriores ediciones del Foro de Sao Paulo.

Recordemos que en el encuentro del Foro de Sao Paulo de 2012 ya se aprobó una resolución de apoyo al “nuevo tiempo político” abierto en Euskal Herria en la que se instaba expresamente “a los gobiernos y diferentes actores políticos interpelados en la resolución de la conferencia Internacional de Aiete-SanSebastián a adoptar políticas proactivas tendentes a afrontar un proceso de soluciones para las causas y consecuencias del conflicto político”.

En este sentido, queremos dejar claro que la izquierda independentista vasca seguirá cultivando relaciones políticas en América Latina, y particularmente en México, país que ha demostrado durante muchos años su solidaridad y, ello, pese a las interferencias y prácticas represivas que alienta el gobierno español del PP, decidido a no asimilar el cambio político puesto en marcha en Euskal Herria, un ciclo de transformación histórica que se ha abierto, en gran medida, por la determinación de la izquierda independentista, pero también por el respaldo poderoso de la sociedad vasca y de importantes actores de la comunidad internacional.

No nos equivocamos a la hora de atribuir responsabilidades sobre lo ocurrido, y sabemos que en México seguimos contando con sólidos apoyos para el proceso de liberación nacional y social vasco, y particularmente para el combate hoy prioritario para nosotras-os: el llevar a buen término el proceso de resolución del conflicto que aún mantiene lejos de casa a exiliados y presos vascos.

Tenemos muy presente que la capital mexicana acogió en octubre de 2013 el Encuentro Continental por la Paz en el País Vasco, en el que más de una docena de expresidentes y jefes de gobierno del continente americano respaldaron la hoja de ruta marcada en la Declaración de Aiete.

Por más que lamentemos no estar presentes, tengan por seguro que la voz y el mensaje de Euskal Herria se escucharán en el XXI Encuentro del Foro de Sao Paulo. Y que México, de cuyas causas y  sufrimientos los vascos nos sentimos tan cercanos, seguirá teniendo un lugar especial en nuestros esfuerzos por seguir ganando espacios para la paz y la democracia en nuestro país y en el mundo.

Queremos mandar un caluroso saludo a las personas y grupos presentes en este Encuentro, con el convencimiento de que si bien en esta vez nos han impedido participar, estaremos presentes y nos veremos en nuevos eventos.

Asier Altuna, representante de Sortu para América Latina
Floren Aoiz, director de la Fundación Iratzar