lunes, 6 de julio de 2015

Honduras: Centrales obreras optan por "diálogo" y no por paro nacional...

Aggiungi didascalia
Ninguna alusión a las demandas del pueblo: CICICH y juicio político para los funcionarios corruptos

Por Criterio.hn

Ante el clamor de la clase trabajadora y de un fuerte sector de la población, de convocar a un paro nacional, las centrales obreras de Honduras han optado por el diálogo propuesto  por el  presidente Juan Hernández.

Los dirigentes hacen público su determinación de adherirse al diálogo, mediante un manifiesto en el que bajo ningún punto hacen alusión a la demanda popular de exigir la instalación de la Comisión Internacional Contra  la Impunidad Honduras (CICIH), como salida a los altos niveles de corrupción e impunidad.


El documento se limita a cinco planteamientos y a afirmar que la  determinación se adoptó de manera consensuada por parte de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH), Central General de Trabajadores (CGT) y la Central Unitaria de Trabajadores de Honduras (CTH).

En primera instancia, “manifestamos nuestro respaldo histórico a la lucha contra la corrupción y a la impunidad, tomando en cuenta el debido proceso apegado a la ley con una efectiva investigación de los casos en mención”, dice el texto de las organizaciones obreras.

Como segundo punto, expresan su inconformidad a algunas políticas aprobadas por el presente gobierno, que según ellos, han afectado a los trabajadores, como el irrespeto a la estabilidad laboral, violación a los contratos colectivos, congelamiento del salario mínimo en el sector público, entre otras cosas.

En su numeral tres, invocan por un diálogo inclusivo que tome en cuenta a otros sectores, incluyendo a la oposición.

En su cuarta demanda, establecen que el diálogo debe ser conducido bajo principios democráticos incluyentes que vayan orientados en beneficio de  las grandes mayorías y no a grupos en particular, “para evitar una descomposición social que a todos nos afectaría”.

Finalmente, en el numeral cinco expresan su apoyo a la solicitud del gobierno en cuanto a la participación de actores internacionales como mediadores en el actual proceso de diálogo.

Aunque bajo ningún punto abordan los casos de corrupción que han desbordado el descontento de un fuerte sector de la población hondureña, aseguran que su acompañamiento al diálogo estará sujeto al restablecimiento de sus demandas.