domingo, 5 de julio de 2015

Honduras: El monologo presidencial y la lucha de un pueblo que no cesa

Foto G. Trucchi | LINyM
Por Pasos de Animal Grande

En actos de un descontrol mental presidencialista, propio de un activista presidencial, es lo que ha demostrado el presidente Juan Orlando Hernández ante la presión de la rebelión de las antorchas, y contra las miles y los miles de compatriotas que enarbolan viento bajo el agua, iluminando la noche oscurantista de Honduras.


Agregándole a este escenario la huelga de hambre, decretada por jóvenes hondureños, por dar a conocer al mundo la urgente necesidad de un dialogo nacional , mismo que debe concluir con una Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Es decir, con una  legal y popular Constitución Nacional, popular e incluyente.

A contra lógica natural, o mejor dicha, a la buena o poca inteligencia y sentido común de la razón, el mandatario Hernández, ha salido o lo han empujado sus asesores, los  hombres y las mujeres del presidente, a salirle al paso a la rebelión multitudinaria de las antorchas y sus indignadas e indignados, con la ideota (no es la idea grande) de  “Honduras actívate”.

Con semejante majadería nuestro empleado del Ejecutivo no hace más que demostrar su ignorancia, ya que la mayoría de las y los hondureños somos eternos caminantes que “hacemos caminos al andar”. Somos en el sentido estricto de la palabra, eternos caminantes, menos los secretarios de Estado que olvidarán, por vanidad de vanidades momentáneas, su origen campesino de ser hijos e hijas de caitiudos hombres y mujeres de tierra adentro de patas cuarteadas y polvorientas.

Y para rematar sus poses falto de estadista que aparenta serlo, ordena a sus partidarios a marchas financiadas con dinero del pueblo a contra movilizaciones con estúpidas y verdaderas consignas de que  FUERA LOS CORRUPTOS CARCEL PARA LOS LADRONES… es decir se dan con la piedra contra sus propios dientes o, como dicen en el pueblo “ escupen para arriba y la saliva les cae en su propio rostro ya que, es sabido que el actual gobernante es como dice el negro Flores “ el papa de los narquitos” o” el indómito tontito pelo narcotizado”.

Ignora que este tipo de acciones ciudadanas es un detonante fuerte en donde arriesga hasta la propia vida por generar credibilidad; que las huelgas de hambres son antiguas e históricas, el ayuno lo mundializó Jesús, cuarenta días y cuarenta noches solo a pan miel y agua. Esa rebelión pacifista del galileo de Belén se globalizó.

En tiempos de la historia moderna es la del pacifista Gandhi, quien con su huelga de ayuno y su rebelión pacífica liberó a la India, qué no podremos hacer los hambrientos del mundo unidos en un ayuno para liberar a nuestra patria y que, los ojos del mundo se fijen en Honduras ya que como se menciona popularmente “no todo es  hojuelas con miel”.

Que hay un país en el mundo de la llamada Honduras, en donde 20 familias concentran el capital, mientras que, el 97% de compatriotas vivimos en pobreza y más de la mitad en pobreza extrema. No nos cabe la menor duda que el gobernante oriundo de Lempira, de tanto comer huevos-como él gusta en repetir- quedó falto de inteligencia, por eso ha de ser que los y las hondureñas nos cuesta un huevo comernos un huevo, por eso y mucho más en estas movilizaciones que alumbran el camino, se exige a un solo grito la garantía de los derechos a una patria mejor, más humana y, menos brutal que la impuesta por el déspota de turno.

Todas estas acciones se suman a la pretensión de iniciar un diálogo “con todos los sectores” con el único fin de deslegitimar la lucha de un pueblo indignado que, por más de 30 años, lucha permanentemente contra la corrupción y la impunidad que tanta sangre empapa los archivos de los organizamos veladores de la justicia en nuestro país.

Este dialogo, que no es más que un monologo con los cercanos al gobernante, es rechazado contundentemente por los indignados e indignadas apostados en las inmediaciones de la oficina de la cual ellos y ellas, nosotros y nosotras somos sus dueños y dueñas. Curiosamente ya los directores de los medios de comunicación corporativos se han acercado a conocer de tal disposición gubernamental y en estos días han cambiado el contenido informativo referente a la huelga.

La represión de quienes ocupan las sillas del poder Ejecutivo y sus cuerpos armados es silenciosa pero brutal. Persecución constante hacia defensores y defensoras de derechos humanos, quienes con toda voluntad se hacen presentes día y noche a velar por la integridad física de los hondureños y hondureña que se mantienen en un gesto digno y patriótico como abstenerse de comer contra la corrupción. De igual forma la presencia de francotiradores en los edificios aledaños a la zona muestra un pensamiento aniquilante y asesino en contra de las protestas populares y por último la eterna campaña de desprestigio generada por la prensa tarifada y por los militantes del partido en el poder. En ese escenario nos desenvolvemos.

La historia señor presidente es aleccionadora, una tiranía democrática y un pretorianismo brutal solo ha conducido a los pueblos a hacerse justicia por sus propios métodos.

Entérese que le ocurrió en el reciente pasado a los Césares infamantes centroamericanos. Todavía puede hacer algo por no enriquecerse más, observe que Morazán vigila y la embajada de USA, que no tiene amigos solo aliados o cuidadores de sus intereses lo vigilan también.