miércoles, 8 de julio de 2015

Honduras: Desalojan a indignados en huelga de hambre y disfrazan el hecho como reubicación

Fotos Meléndez y Ocampo
Por Esteban Meléndez, Helen Ocampo

Ayer 7 de julio el  gobierno de Juan Orlando Hernández desalojó al grupo de indignados que se han instalado desde hace más de dos semanas en una huelga de hambre contra la impunidad y la corrupción en las cercanías de Casa Presidencial.

El desalojo, disfrazado de reubicación, ocurrido hoy a las 6:30 am y fue precedido por la visita de un civil a la medianoche que se identificó como miembro de la Fuerza Nacional de Seguridad Interinstitucional (FUSINA) que amenazó con un desalojo de la huelga de hambre. La FUSINA es una  fuerza militar y policial conformada por el actual mandatario para combatir al crimen organizado pero usada contra civiles por órdenes del gobernante.

Justo antes del desalojo, la abogada Sagrario Prudoth, funcionaria del actual gobierno como asesora en Derechos Humanos de la Secretaría de Seguridad, visitó al grupo de indignados en huelga de hambre para asegurar que no había órdenes de desalojo. Mientras la funcionara gubernamental distraía a los protestantes más de cien agentes de la Policía Militar y Policía Nacional que llegaron previamente procedieron de manera violenta a desmontar las vallas de seguridad y a dañar y destruir algunas de las carpas y otros materiales usados por el grupo de apoyo a la huelga.

En la llamada zona CICIH, para hacer referencia y memoria de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras una de sus exigencias, se encuentran desde muy temprano, cuanto se enteraron de la acción policial,  cientos de personas para solidarizarse con el grupo de huelguistas de hambre que se ha reintalado en el mismo sitio para continuar con sus exigencias.

Para German Ayala, uno de los indignados en huelga de hambre, “el desalojo es una acción desesperada del gobierno para habilitar la calle que pasa frente a Casa Presidencial y que ellos mismos cerraron para evitar que nos instaláramos en sus proximidades y para dar una imagen a las comisiones nombras por la ONU y OEA que visitan el país para hacer un diagnóstico de la actual crisis.

El líder indígena Tolupan, José María Pineda, en huelga de hambre hace ocho días, asegura que los protestantes “están en forma pacífica, violencia crea más violencia y este gobierno es violento, por nuestra parte nos mantendremos en huelga de hambre y no nos moverán de aquí hasta que atiendan nuestras demandas”.

Desde la instalación de la huelga de hambre hace más de dos semanas, las demandas de los huelguistas siguen siendo: El Juicio político para la destitución del Fiscal General, Fiscal Adjunto y Coordinador de Fiscales, renuncia de Juan Orlando Hernández y la instalación de la CICIH.

Actualmente se mantienen en huelga de hambre: Ricardo Urbina, Melvin Reyes, Franklin Rivera. German Ayala y los indígenas tolupanes de la Tribu de San Francisco de Locomapa, municipio de Yoro, al norte de Honduras; Ramón Matute, José María Pineda, Alejandra Cabrera, Sergio Ávila, Darlin Soto, Juan Matute y  Santos Antonio Córdova.