miércoles, 22 de julio de 2015

Honduras: Ciudad Modelo (ZEDE), la empresa Posco Daewoo y la corrupción imperante

Por Ofraneh

La visita del actual mandatario hondureño Juan Orlando Hernández (JOH) a Corea y otras países de Asia, se ve enmarcada por las graves acusaciones de corrupción que pesan sobre la actual y pasada administraciones gubernamentales hondureñas.

Uno de los puntos claves de la estadía en Corea de JOH, maś allá de incentivar un tratado de libre Comercio entre Corea y Centroamérica es la de recibir el estudio de factibilidad de la “Ciudad Modelo” (ZEDE) para la costa sur del país, el que incluye la construcción de un puerto de aguas profundas en Amapala.

Una de las primeras reuniones efectuadas por JOH en Corea, fue con la empresa Daewoo, filial del conglomerado metalúrgico POSCO, la cual fue encargada de elaborar el estudio de factibilidad de las ZEDE.

Posco se ha visto sacudida por una serie de denuncias en relación a la corrupción en sus filiales, hasta el punto que a inicios del mes de julio sus oficinas principales en Pohan fueron allanadas, y en el pasado mes de abril varios de sus ejecutivos fueron arrestados.

La investigación emprendida en Corea sobre la corrupción imperante en la empresa metalúrgica POSCO, ha puesto a temblar buena parte de los ejecutivos de la compañía, la cual fue dirigida hasta el año 2014 por Chung Joon-yangaño, el que se encuentra detenido hasta la fecha.

POSCO PLANTEC una de las filiales de la multinacional, señaló desde el año pasado que para el marzo del presente año estaría entregando el estudio de factibilidad de la supuesta primera ZEDE en la región sur de Honduras. Al concluir la gira en Corea JOH recibió según los medios de comunicación el “Estudio de factibilidad del Centro Logístico de Valle” y el respaldo de la agencia de cooperación KOIKA para los Estudios de Factibilidad de las Zonas Especiales de Desarrollo Económico (ZEDE) en Honduras.

La pobreza endémica y la violencia exacerbada y la corrupción existente en Honduras parece ser que no son obstáculo para POSCO, empresa que atraviesa una crisis de credibilidad ante la avalancha de acusaciones que se están dando en su país de origen.

POSCO y su filial Daewoo fueron señaladas en el año 2009, por haber tratado de apropiares de un enorme tracto de tierra en la isla de Madagscar, cuando el economista Paul Romer, impulsor de las “ciudades modelo”, logró convencer al otrora primer ministro de esa isla, Marc Ravalomanana, de ceder gratuitamente 1.3 millones de hectáreas para la siembra de maíz y palma africana.

Posterior al golpe de estado de marzo del año, 2009 en Madagascar, Paul Romer cambio su objetivo por Honduras, país que después del golpe del 28 junio de ese mismo año, sucumbió a una hecatombe política vigente hasta la fecha, a pesar del maquillaje mediático que se ha venido impulsando.

POSCO se ha visto envuelta en una serie de violaciones a los derechos humanos en la provincia de Odisha, India, donde pretendió la construcción de una planta metalúrgica, proyecto que en su momento amenazó con desalojar a más de 22 mil personas. Las autoridades del estado de Odisha procedieron a cortar más 150 mil árboles, por instrucciones de POSCO, compañía que aparentemente cesó en sus intensiones de construir una mega planta siderúrgica.

Las acusaciones de corrupción en contra de los ejecutivos de POSCO, pone en tela de juicio la probidad de la compañía, cuya imagen viene siendo vendida en Honduras por KOIKA, ente de cooperación coreano, que ha venido promoviendo el estudio de factibilidad de las ZEDE.

Las ciudades modelo, nombre con que se le conoció previamente a la ZEDE, han suscitado una enorme oposición en Honduras, e incluso conllevó a un golpe del poder legislativo al judicial, tras haber sido declaradas ilegales en septiembre del 2012

El acrónimo ZEDE fue “prestado” al gobierno del Ecuador, que con anterioridad lo viene utilizando para sus zonas de libre comercio. Sin embargo las ZEDE hondureñas difieren de las ecuatoriana en cuanto el respeto a la soberanía, la que ha sido desdeñada por las administraciones “nacionalistas” que han administrado la violenta Honduras post golpe.

Tanto la corrupción imperante en Honduras y el colapso del sistema de justicia, como las denuncias presentadas en contra de los ejecutivos de POSCO, nos dan un indicio de lo que podemos esperar de las ZEDE. El posible paraíso fiscal al que aspira los promotores del LEAP y los reductos académicos que promueven las ciudades modelo de la corrupción, parece ser que contarán con el apoyo de la cooperación coreana.