domingo, 26 de julio de 2015

El Salvador: Cinco “nuevas” tácticas de la derecha para desestabilizar gobierno

Por Miguel Vaquerano | Verdad Digital

El gobierno salvadoreño y dirigentes del FMLN han denunciado en los últimos días planes desestabilizadores, con fines golpistas, de parte de la derecha, algo que ha sido descartado por líderes derechistas, como es de prever, pero hay documentación que demuestra la forma de actuar de la derecha para botar gobiernos de manera "suave".

En El Salvador, el "golpe suave" busca boicotear al ejecutivo dirigido por el Presidente Salvador Sánchez Cerén, con la finalidad de impedir un tercer mandato del partido oficial.

En un artículo publicado en febrero del año pasado por la agencia TeleSUR, se deja al descubierto las "nuevas tácticas" de la derecha internacional para desestabilizar un gobierno, y que posiblemente la derecha y “sectores oscuros” de este país estén replicando, a fin de agenciar una estrategia conocida como “golpe de Estado suave”.

Las maniobras van desde acciones desestabilizadoras, enfocadas en aspectos como el boicot económico, la manipulación informativa, la movilización (convocatorias a través de redes sociales) y la infiltración de gente violenta en manifestaciones. En el país se han dado señales como las antes mencionadas, aunque no se han llegado a desarrollar en su totalidad, como la movilización de personas.

El fin de semana pasado, la militancia del FMLN se concentró en los alrededores del Parque Infantil, en San Salvador, para dejar claro su total apoyo al presidente Salvador Sánchez Cerén. Es de mencionar que ese mismo día, a través de redes sociales, se había convocado a una marcha para pedir la renuncia del mandatario y su gabinete, pero ante la concentración de los efemelenistas la otra fue desconvocada.

El llamado “golpe blando” o “golpe suave”, es una estrategia de “acción no violenta” ideada por el politólogo y escritor estadounidense Gene Sharp, a finales del siglo pasado, y ampliamente utilizada en el mundo durante la última década, afirma TeleSUR.

En una ocasión, Sharp señaló que "la naturaleza de la guerra en el siglo XXI ha cambiado (...) Nosotros combatimos con armas psicológicas, sociales, económicas y políticas… en los Gobiernos, si el sujeto no obedece los líderes no tienen poder. Estas son las armas que en la actualidad se usan para derrocar Gobiernos sin tener que recurrir a las armas convencionales”.

TeleSUR también cita al autor del polémico ensayo titulado “De la dictadura a la democracia”, que describe 198 métodos para derrocar Gobiernos mediante “golpes suaves” Este personaje considera que la estrategia se puede ejecutar en cinco pasos, los cuales han sido recopilados por la agencia Russia Today (RT) y la agencia TeleSur:

1-La primera etapa es promover acciones no violentas para generar y promocionar un clima de malestar en la sociedad, destacando entre ellas denuncias de corrupción, promoción de intrigas o divulgación de falsos rumores (En este punto, Arena ha insistido en pedir ayuda extrajera de una comisión internacional, algo considerado como un injerencia al estado de derecho del país).

2-La segunda etapa consiste en desarrollar intensas campañas en “defensa de la libertad de prensa y de los derechos humanos”, acompañadas de acusaciones de totalitarismo contra el Gobierno en el poder.

3-La tercera etapa se centra en la lucha activa por reivindicaciones políticas y sociales y en la manipulación del colectivo, para que emprenda manifestaciones y protestas violentas, amenazando las instituciones (En los últimos días se ha visto que grupos de choque, como los veteranos de guerra, han aumentado con vandalismo sus manifestaciones. También han protestado supuestos policías y soldados).

4-La cuarta etapa pasa por ejecutar operaciones de guerra psicológica y desestabilización del Gobierno, creando un clima de "ingobernabilidad" (En el país se tiene a diario una guerra psicológica, ocultando logros gubernamentales y desprestigiando a diario al gobierno central).

5-La quinta y última etapa tiene por objeto forzar la renuncia del Presidente de turno, mediante revueltas callejeras para controlar las instituciones, mientras se mantiene la presión en la calle. Paralelamente, se prepara el terreno para una intervención militar, mientras se desarrolla una guerra civil prolongada y se logra el aislamiento internacional del país (En los últimos días, grupos sin identidad pretendieron hacer una convocatoria el pasado 18 de julio para pedir la renuncia del presidente Salvador Sánchez Cerén, pero está no prosperó y el FMLN denunció los fines desestabilizadores).

Posición del FMLN

Al respecto, el Secretario General del FMLN, Medardo González, ha recalcado que sectores oscuros de la derecha pretenden desestabilizar al gobierno central, con fines golpistas, replicando métodos que ha utilizado la ultraderecha en otros países. Parecidos a los cinco métodos antes mencionados.

“Nosotros estamos convencidos que estos son esfuerzos de la derecha, no son esfuerzos de la izquierda, de nadie que haya votado por el presidente Salvador Sánchez Cerén, son esfuerzos de la derecha, estos métodos de utilizar a pequeños grupos cobijados entre las comillas de sociedad civil”, insistió.

Y añadió: “Con respecto a todos estos fenómenos políticos que pasan en nuestro país y fuera de nuestro país, realmente golpes de Estado en el mundo, no sólo en América Latina, ya han habido en estos últimos años sin que haya habido violencia, fuerza, participado la Fuerza Armada, a este concepto los analistas le llaman golpe suave”.