jueves, 9 de julio de 2015

El II Encuentro mundial de Movimientos Sociales y Populares es promovido por Papa Francisco y Evo Morales

Por Cristiano Morsolin | Rebelión

El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, informó el pasado sábado 5 de julio que el papa Francisco eligió a Bolivia como sede del II Encuentro Mundial de Movimientos Sociales y Populares (1), porque en Bolivia hay una participación democrática de los movimientos sociales.

Dicho evento en el que participarán 900 organizaciones sociales de diversos continentes es inaugurado hoy en el coliseo Municipal de Santa Cruz, por el presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz del Vaticano, el cardenal ganés Peter Turkson.

“Se eligió a Bolivia, porque aquí hay participación democrática de los movimientos sociales y la conformación de un Gobierno que es de los movimientos sociales, entonces esa es la diferencia entre los otros países. En Ecuador hay un proceso de cambio, pero tiene otras característica”, remarcó la autoridad en una entrevista con los medios estatales.

Explicó que en Bolivia fue donde más se avanzó en la participación política de los movimientos sociales. “Creo yo que esa fue una razón que explica por qué el papa Francisco decidió participar en un encuentro con movimientos sociales en este país”.

En criterio de Rada, el evento mundial concluirá el jueves. Serán 3 días de trabajo intenso, en el que delegaciones de alrededor 30 países que ya confirmaron su participación, a través de sus 900 delegados es que estaremos trabajando en Santa Cruz”.

Asimismo, indicó que Francisco dará un mensaje para clausurar el Encuentro Mundial de Movimientos Sociales y Populares, al que también asistirá el presidente Evo Morales.

“Cierra Francisco (el encuentro), tomando la palabra seguramente una media hora, tal vez un poco más, depende de él, dando un mensaje a los movimientos sociales ahí reunidos”, concluyó Rada (2).

El aporte del Vaticano

El asesor de la Oficina del Presidente Pontificio Consejo Justicia y Paz del Vaticano, Michael Czerny, aseguró el martes que el segundo Encuentro Mundial de Movimientos Populares que se realizará del 7 al 9 de julio en Santa Cruz permitirá identificar los desafíos y buscar políticas para trabajar en defensa de la Madre Tierra.

"Este es un gran encuentro para conocerse, para apreciar los desafíos, identificar y caminar juntos y poder trabajar con alegría, ya que los desafíos son grandes para defender a la Madre Tierra, pero debemos enfrentarlos con mucha unidad, porque es un desafío muy grande", dijo. 

A su juicio, si bien se podrán identificar los desafíos "enfrentarlos también será un gran desafío". Indicó que se debe mantener la unidad para asumir la responsabilidad del cuidado y preservación de la Madre Tierra. Asimismo, comentó que él viajó al menos 18 horas "las que sí valieron la pena", para asistir al encuentro de organizaciones sociales, que calificó de "histórica". Czerny visitará cada una de las cinco mesas de trabajo que se instalarán en ese encuentro mundial, cuyas conclusiones se entregarán al Papa Francisco el próximo jueves 9 de julio.

“La lucha por la Madre Tierra”

El primer panel “La lucha por la Madre Tierra y la contribución de Laudato Si” contó con la exposición de cuatro representantes de resistencia campesina. Detrás de una mesa ornamentada con alimentos producidos por los pueblos de América, João Pedro Stedile, de la coordinación de La Vía Campesina, recordó cómo la organización del agronegocio compromete la soberanía alimentaria y la salud de todos. 

“Nosotros tenemos que tener nuestro plan, el plan del pueblo. Ya no basta con apenas ‘tierra para quien en ella trabaja’, como clamaba Zapata. Cambió el paradigma. Es necesario pensar un cambio en el campo que interesa a todos, que garantiza la producción de alimentos sanos y sin venenos. Que respete la biodiversidad, que rescate la agroecología. Ese plan de agricultura interesa a todo el pueblo”, destacó.

Silvia Ribeiro, del Grupo ETC de México, criticó la concentración de las empresas que actúan en el campo, en todo el mundo. Ella citó el caso de las semillas, en el cual apenas diez empresas controlan 80% del mercado. Además de eso, las mismas que producen los venenos producen los transgénicos que dependen de ellos. “Los transgénicos produce mucho menos, no pueden ser replantados, usan mucho veneno, causan diversos maleficios a la salud, como el aumento de los casos de cáncer, además de ser más caros”, señaló.

Rodolfo Machaca, de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolívia, destacó el método que será usado durante el encuentro: denunciar, levantar demandas y asumir compromisos. “Los gobiernos neoliberales tienen culpa porque permiten saquear nuestras tierras. Por eso la unidad internacional es fundamental, porque necesitamos unirnos para expulsar a las multinacionales”, exhortó.

El obispo de la Diócesis de Aysén, de Chile, Luis Infanti della Moura, también criticó el imperialismo, recordando que estamos todos llamados a luchar por un mundo mejor. “El Papa nos llama a tomar consciencia para romper y derrumbar las estructuras que nos esclavizan cada vez más”.

"No es neutral, sino escrita desde el mundo empobrecido, desde el Sur" según Luis Infanti

Este histórico encuentro del Papa Francisco con los movimientos sociales reunidos en Santa Cruz es relacionado a la nueva encíclica del Papa Francisco: “Aire fresco para la paz y la vida”, se titula la reflexión que hizo el Obispo de Aysén (Chile) Luis Infanti.

Monseñor Luis Infanti califica de contundente, profética y desafiante el documento dado a conocer por el Sumo Pontífice, relevando que “no es neutral, sino escrita pero sobre todo ubicada desde el mundo empobrecido, desde el Sur, que desafía fraternalmente al Norte, para lanzar un cambio decidido y valiente. Los tiempos, la nueva época, no dejan dudas: no se puede continuar como estamos ahora”, sentencia el religioso.

Añade que desde el mundo empobrecido y traspasado por la injusticia humana y ambiental, el Papa Francisco llama a la conciencia de los pueblos, creyentes y no creyentes, a exigir (la justicia no se pide, se exige, porque es un derecho de los marginados) un cambio de ruta a los poderosos de los poderes económico, político, científico y tecnológico mundial. Lo hace, no desde una religión, sino desde la ética y la espiritualidad más profunda de la sensibilidad humana, destaca un reciente artículo de Morsolin sobre la Encíclica papal (3).

Notas
(1) http://movimientospopulares.org/
(2) http://www.cambio.bo/?q=el-papa-eligi%C3%B3-bolivia-sede-de-cita-mundial
(3) http://www.alainet.org/es/articulo/170863