miércoles, 29 de julio de 2015

¿Cómo va la economía de El Salvador?

centrodesarrollohumano.org
Por César Villalona

1.    Los datos que aporta el Banco Central de Reservas (BCR) muestran que entre enero y marzo el Producto Interno Bruto (PIB) creció 2.3%. Todos los sectores económicos (salvo construcción) aumentaron su producción. Hasta abril se habían generado 16,000 empleos, con relación a junio de 2014.

2.    El BCR estimó un crecimiento económico de 3% en 2015, la mayor tasa desde 2008. Esa proyección podría bajar debido a los daños ocasionados por la sequía, pero el cambio sería muy pequeño porque los granos básicos solo representan el 2% del PIB nacional. Además, este año se tiene previsto una mayor entrada de inversión extranjera, que podría superar los 400 millones.

3.    A diferencia del año pasado, cuando aumentó la producción que va al mercado interno y disminuyó la producción exportable, este año han crecido las dos.

4.    La producción para el mercado interno crece porque hay más demanda y más inversión. Muestra de ello es que entre enero y mayo el crédito total de los bancos aumentó 4% y el crédito para financiar el consumo de las personas creció 6.4%. El consumo también crece debido al mayor flujo de remesas familiares (20 millones entre enero y mayo).

5.    Las exportaciones aumentaron 6.9% entre enero y mayo, debido a la mayor demanda externa y a que el volumen de producción exportada creció 18%. Todas las exportaciones han crecido, las de maquilas, las tradicionales (café y azúcar) y las no tradicionales, tanto las que van a Centroamérica como las que se venden fuera de la región.

6.    Mientras las exportaciones crecen, las importaciones bajaron -4.1% entre enero y mayo. Disminuyen son las de bienes de consumo (-5.7%), debido a los menores precios del aceite y el gas traídos del exterior y a que se está sustituyendo alimentos importados por los producidos en el país, lo que se constata en la caída en -5.2% en las importaciones de bienes de consumo no duraderos. Las compras de maquinarias y equipos aumentaron 3.4%. Eso significa que muchas empresas están renovando y ampliando su capital fijo.

7.    Los ingresos tributarios del gobierno, que el año pasado se estancaron, crecieron 1.7% entre enero y mayo. La recaudación por IVA aumentó casi 2%. Esos datos muestran que la economía está creciendo, pues si las ventas cayeran lo mismo pasaría con los ingresos provenientes de los impuestos.

8.    De acuerdo a la tendencia que muestran los ingresos y los gastos públicos, la brecha financiera del gobierno será menor este año que en 2014. En su plan de austeridad, el gobierno frenó los gastos de bienes y servicios, que solo han crecido 0.7%, pero es necesario que agilice su gasto de inversión, el cual ha caído -0.7%, pues la inversión pública impacta en el empleo y el crecimiento económico.

9.    Hasta el mes de mayo la tasa de inflación era de -0.8%. El reciente encarecimiento del maíz y el frijol provocado por comerciantes acaparadores, hará subir un poquito la tasa de inflación, pero sin que se genere un desequilibrio de precios (inflación mayor al 10%). Se mantienen estables los precios de los otros rubros de la canasta de alimentos (arroz, pan francés, carnes, grasas, huevos, leche fluida, frutas, verduras y azúcar), las tarifas de los servicios básicos, el alquiler de la vivienda y los precios de los vestuarios.

10.    En fin, la economía sigue creciendo aunque a un ritmo bajo, los ingresos del gobierno mejoran un poco, los bancos están sólidos (todo registran ganancias en el primer semestre), el empleo muestra un ligero aumento y la inflación se mantiene baja.