viernes, 31 de julio de 2015

Colombia: “Estamos defendiendo miles de empleos que genera el sector azucarero”

Foto G. Trucchi | Rel-UITA
Unir esfuerzos para enfrentar las amenazas de nuevas formas de libre comercio

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

Con el objetivo de defender los empleos que genera el sector azucarero en Colombia y enfrentar las amenazas del exterminio de la industria nacional, el pasado 22 de julio se llevó a cabo en Cali el Foro “Impacto socioeconómico de la agroindustria de la caña de azúcar en el suroccidente colombiano”.

El sector azucarero lleva más de 150 años generando empleo en los 47 municipios del Cauca, Valle del Cauca y Risaralda.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Agropecuaria (Sintrainagro) estima que dicho sector genera casi medio millón de empleos directos e indirectos en esta zona del país.

Desde hace varios años, los gobiernos colombianos han venido ayudando al sector a través de mecanismos de estabilización del precio del azúcar, que permiten a los productores nacionales enfrentar con éxito los embates de los acuerdos comerciales internacionales (TLC) ratificados por Colombia.

Tanto la introducción de nuevas formas de libre comercio -como el Acuerdo de Promoción Comercial y de Inversión del Área Transpacífica (TPP por su sigla en inglés)-, como la inminente eliminación de estos mecanismos de estabilización de precios, estarían atentando contra el empleo y el bienestar de miles de familias colombianas.

Uno de los efectos más visibles es que varios productores nacionales están abandonando el país y están comprando tierras para sembrar caña de azúcar en El Salvador, Nicaragua, Perú, entre otros países.

“En aras de contrarrestar esta situación, Sintrainagro ha venido tejiendo alianzas con diferentes sectores e instituciones de estas regiones. El gobierno debe entender que la solución no es quitarle el apoyo al sector azucarero, porque el impacto social sería desastroso”, dijo Guillermo Rivera, presidente nacional de Sintrainagro.

El ejemplo del Magdalena
No repetir los errores del pasado

Hace 50 años, en el Departamento de Magdalena había más de 150 mil hectáreas sembradas con banano y eso producía empleo para miles de familias en 6 municipios.

La falta de apoyo al sector y la introducción masiva de la palma africana derrumbó la producción bananera.

Actualmente, en el Magdalena han quedado solamente 8 mil hectáreas de banano y eso ha generado grandes conflictos, pérdida de empleo y el derrumbe de la economía local.

“Eso mismo puede pasar con el sector azucarero si no defendemos la producción y exportación del azúcar y derivados”, agregó Rivera.

Es por eso que el Foro promovido por Sintrainagro en Cali y que reunió a miles de personas directamente relacionadas con el sector azucarero, tenía justamente el objetivo de impulsar la unidad entre empresarios, trabajadores, líderes sociales, dirigentes sindicales y políticos.

Hacer frente común para enfrentar lógicas y mecanismos que atentan contra la estabilidad económica y social se ha vuelto una prioridad para estos municipios y departamentos.

“Fue muy importante porque logramos unificar a todas las comunidades que están en el entorno de la cadena de producción azucarera, para que podamos defender el empleo en esta región.

Sintrainagro tiene el compromiso de jalonar esta iniciativa y mandamos un mensaje muy claro al gobierno colombiano, de que debe seguir manteniendo el apoyo a los productores azucareros, para que se siga generando bienestar”, aseveró el dirigente sindical.

Se amplía el frente común
La unidad para generar empleo y bienestar

Para el presidente del Sintrainagro, el trabajo que se ha desarrollado en estos años ha comenzado a calar en la mentalidad empresarial.

“Hemos logrado que buena parte de los empresarios entendieran que no se trata solamente de un problema de los ingenios azucareros del Valle del Cauca y Risaralda, sino de un problema social que involucra a la población de 35 municipios y 6 departamentos.

Las comunidades se han unido y se están movilizando en defensa del empleo y el desarrollo social, y eso lo podemos hacer solamente defendiendo la producción y exportación del azúcar colombiano”, concluyó Rivera.

Fuente: Rel-UITA