miércoles, 24 de junio de 2015

Rel-UITA y FIAN Internacional profundizan relaciones

FIAN.be
Por el derecho a la soberanía alimentaria y condiciones laborales dignas

Por Giorgio Trucchi - Rel-UITA

Después del golpe de Estado de 2009 en Honduras, la presencia de la Rel-UITA en este país ha venido creciendo, no solamente en cuanto a su trabajo de investigación, solidaridad y denuncia, sino también en la búsqueda, la creación y el fortalecimiento de sinergias.

El conflicto agrario en el Bajo Aguán ha sido uno de los ámbitos donde más la Rel-UITA ha enfocado su atención, coincidiendo con el trabajo desarrollado por organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales, entre otras, FIAN Honduras y FIAN Internacional.

La participación de la Rel-UITA a diferentes misiones internacionales de observación y evaluación de la situación de los derechos humanos en Honduras y Guatemala, así como la coincidencia en visión y análisis sobre el derecho de los pueblos a la soberanía alimentaria, y el rechazo a un modelo de producción saqueador y depredador, contribuyeron a estrechar aún más la relación con FIAN Internacional y su sección de Honduras.

FIAN (Food First Information and Action Network) se constituyó en 1986, cuenta con estatus consultivo ante las Naciones Unidas y fue la primera organización internacional de derechos humanos que luchó por la realización del derecho a una alimentación adecuada.

Consiste de secciones nacionales presentes en África, Asia, América Latina y Europa, las cuales surgen de grupos coordinados y son entidades jurídicas con derecho propio.

FIAN tiene unos 45 grupos locales activos alrededor del mundo y actualmente un total de 3.600 miembros en más de 50 países.

De acuerdo con su visión y objetivos, FIAN Internacional reacciona a las violaciones del derecho a una alimentación adecuada allá donde se cometan. 

“Llamamos la atención sobre casos de prácticas injustas y opresivas que impiden a las personas alimentar a sus familias y a sí mismas. La lucha contra la discriminación de género y otras formas de exclusión forma parte integral de nuestra misión. 

Nuestros esfuerzos están encaminados a asegurar el acceso de las personas a los recursos que necesitan para alimentarse, ahora y en el futuro”, se lee en su página web.

FIAN Internacional y la  Rel-UITA coinciden en elementos estratégicos, como la convicción de poder hacer realidad un mundo protegido contra el hambre, en el que toda persona disfrute plenamente de sus derechos humanos, en especial del derecho a la alimentación y a un trabajo y condiciones de vida dignas.

“Las trabajadoras y trabajadores agrícolas son uno de los grupos más afectados por abusos de derechos humanos por parte de empresas transnacionales. La alianza estratégica entre Rel-UITA y FIAN Internacional, que se ha venido estrechando en los últimos años, representa un importante paso para apoyar sus luchas, desde una perspectiva de derechos humanos”, dijo Flavio Valente, secretario general de FIAN Internacional.

Actualmente, la Rel-UITA y la sección FIAN Honduras han vuelto a compartir visión y ejes estratégicos de trabajo, lo cual podría desembocar en nuevas colaboraciones y en una coordinación más puntual y profunda.

“No hay duda de que con la Rel-UITA compartimos objetivos y metas. Con ella, y se lo agradecemos, hemos coordinado acciones solidarias y de acompañamiento muy cercanos, en épocas muy conflictivas y difíciles.

Como FIAN Honduras y FIAN Internacional coincidimos en querer mantener y fortalecer los lazos de colaboración y coordinación en acciones concretas, tantos puntuales como de largo alcance, con la Rel-UITA”, dijo recientemente Ana María Pineda Medina, flamante directora ejecutiva de FIAN Honduras.

También se espera iniciar un acercamiento con la sección de FIAN en Colombia, donde las dos organizaciones comparten intereses y preocupación por la expansión de los monocultivos a gran escala, y las malas condiciones de trabajo en las plantaciones de caña de azúcar, palma africana y flores.

Fuente: Rel-UITA