domingo, 21 de junio de 2015

El Salvador: Aumentan ataques contra activistas del FMLN

Por Laura Bernal | ContraPunto

El partido FMLN repudió este fin de semana los múltiples asesinatos de miembros de su militancia que, aunque las causas no han sido esclarecidas, autoridades los han adjudicado a la alza de asesinatos perpetrados por pandillas en los últimos meses.

El último de los ataques fue contra Mauricio Landaverde Lara, de 37 años de edad, hijo de Marco Antonio Guevara, conocido como “Chano Guevara”, uno de los fundadores del FMLN y  quien también falleció el mes pasado, pero luego de una larga lucha por cáncer terminal.

De acuerdo a versiones policiales, Landaverde habría sido atacado por miembros de la pandilla 18, cuando regresaba de dejar a su hijo en la escuela, a pocos metros de su casa de habitación, en el Plan del Pito, Mejicanos.

Al respecto, la dirigencia efemelenista calificó el crimen como un acto “cobarde” de las pandillas, al atacarlo a disparos, sin ninguna oportunidad de defensa.

Landaverde Lara fue abatido a balazos por sujetos armados que supuestamente le estaban esperando para asesinarlo.

“Exigimos a la Fiscalía General una pronta y exhaustiva investigación a fin de determinar con exactitud los móviles y los responsables de este crimen para que con el esclarecimiento de los hechos sean juzgados y castigados.”, señaló la Comisión Política del FMLN, a través de un comunicado de prensa.

El asesinato de Landaverde Lara también se suma a la muerte del exguerrillero y presidente de la Asociación de Lisiados de Guerra de El Salvador (ALGES), Israel Quintanilla y su hijastro, Carlos Zavala, quienes fueron secuestrados y ultimados con arma de fuego, según informaron directivos de la organización.

Quintanilla recibió cuatro impactos de bala en el tórax y fue lanzado al río San Jerónimo, en el municipio de Tecoluca, San Vicente, mientras que su hijo fue encontrado con dos disparos también a la altura del tórax, a unos cuantos metros de donde yacía el cuerpo de su padre.

Quintanilla, formó parte de las Fuerzas Populares de Liberación (FPL) durante el conflicto armado de El Salvador y aunque dirigentes y militantes del FMLN han exigido esclarecer su caso, autoridades siguen sin conocer el móvil del crimen.

Inicialmente, la muerte de Quintanilla fue adjudicada a un posible ataque por extorsión, pero también se filtró la posibilidad de que el ex combatiente fuera asesinado por presuntamente brindar ilegalmente armamento a grupos de pandillas, aunque posteriormente fue descartado por sus compañeros de ALGES.

También vinculada a la militancia del partido estaba Magdalena Torres que fue asesinada el fin de semana pasado en Tonacatepeque, también por ataques de pandillas. Ella había sido candidata a concejal por el partido FMLN para las elecciones municipales y legislativas que se celebraron en marzo de este año.

Para la diputada oficialista, Nidia Díaz, aunque estos ataques forman parte de la oleada de violencia que atraviesa El Salvador, no puede descartarse que sea parte de un plan de desestabilización política impulsada en los últimos meses por sectores de oposición.

Sin embargo, la diputada aseguró que han insistido a las autoridades correspondientes ahondar en las causas de estos asesinatos, que ya sumarían al menos cinco en la última semana.

El asesinato de dos agentes del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM), este sábado, también fue mencionado por Díaz como un caso de la militancia afín a su partido.

Los agentes fueron reconocidos como José Santos García y José Guillermo Barrera, ambos atacados por varios sujetos,  aun no identificados, mientras se dirigían en un autobús que recorría entre Tenancingo y Suchitoto, ambos municipios de Cuscatlán. Otro caso de activistas del FMLN también fue registrado en Ilopango.

De acuerdo con la versión policial, tanto García como Barrera ya habían recibido amenazas de supuestos miembros de pandillas por pertenecer al cuerpo de seguridad de la ciudad.

“Nos solidarizamos con las familias y les expresamos nuestra firme determinación y compromiso para continuar luchando por la justicia para que estos hechos de violencia no sigan causando dolor a la familia salvadoreña”, agregaron dirigentes efemelenistas.