lunes, 8 de junio de 2015

Honduras: ¿Qué quiere la oposición. sacar a JOH o negociar con él?

Por Tomás Andino | PST

Si preguntáramos a cualquier manifestante por que se suma a las “marchas de las antorchas”, sin vacilación nos diría: “Quiero que se vaya JOH”. No por otro motivo la consigna que domina todas las manifestaciones a lo largo y ancho del país es: FUERA JOH, FUERA JOH. En buen castellano, la gran mayoría del pueblo quiere la salida del gobierno y que pague el latrocinio que cometió en el IHSS, no quiere transar con este.

Ahora bien ¿lo que hace la oposición agrupada en el PAC, LIBRE, PINU y PL esta en sintonía con ese clamor popular? Contrario a lo que aparenta, en realidad no lo está. Mi tesis es que el liderazgo de dichos partidos hace lo necesario para que JOH no se vaya, sino que solo se proponen debilitar su base electoral y el control institucional que tiene en el engranaje estatal (especialmente en el Poder Judicial) para tener posibilidades de una victoria como oposición unificada en los comicios generales de 2017. O sea que no están pensando ni deseando lo mismo que el pueblo.

Los partidos “opositores” vienen de atrás colaborando con JOH

Para tener una comprensión global de esta afirmación y no pecar de ingenuos, debemos retroceder un poco en el tiempo y refrescar la memoria con los antecedentes inmediatos de los integrantes de esta “oposición”. Citemos por ejemplo, la inconsecuencia de Mel y Nasralla al no defender en las calles sus alegados triunfos en las pasadas elecciones generales en las que se impuso el actual gobernante; la alianza que hizo Mauricio Villeda con los cachurecos para permitir que JOH tuviera control absoluto de la Junta Directiva del Congreso Nacional, el Consejo de la Judicatura, la Procuraduría General y el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos; como también citemos la incorporación del PAC al gobierno a través de un magistrado en el IAIP.
Una vez que ayudaron a JOH a consolidarse en el poder, los partidos de la “oposición” apoyaron varios proyectos de Ley del Partido Nacional que fortalecieron su estrategia de gobierno, como la aprobación a varias reformas al Código Penal; incluso el presupuesto 2015 fue aprobado con el apoyo de algunos diputados de la oposición que por cierto nunca fueron sancionados por su traición. El régimen también se beneficio de su silencio o inacción ante el despido masivo de trabajadores de instituciones publicas como la ENEE, HONDUTEL y SANAA, y la privatización de la ENP, al punto que el FNRP-LIBRE no ha defendido con la lucha a sus propios sindicatos en peligro de destrucción (como no defendio al SITRAUNAH en su momento). Significativo de este respaldo al regimen fue su aval a la militarización de la seguridad publica cuando, a nombre del rechazo al rango constitucional de la Policía Militar y del Orden Publico, terminaron respaldando la existencia de ese cuerpo militar cuando antes se oponían al mismo... para mencionar lo mas emblemático.

Se podría pensar que, desde su constitución en Alianza opositora en febrero de este año, eso ha cambiado, pero no es así. Miremos los hechos: su primer acto inaugural fue un comunicado que solo mencionaba su interés por tener puestos en la Junta Directiva del Congreso, sin referirse para nada a la problemática que afecta al pueblo, dejando entrever en dicho comunicado la búsqueda de “consensos” con el gobierno. Luego guardaron silencio o no actuaron solidariamente ante la heroica huelga de los estudiantes universitarios y de secundaria, ante la resistencia del STNEE en las calles por los despidos masivos, ante el reclamo campesino por la dotación de tierras, ante la huelga de las trabajadoras de la salud, y ante la represión judicial a la defensora de derechos de la mujer, Gladys Lanza. Pero la cereza que corona el pastel fue la posición que tuvieron ante el fallo de la Sala de lo Constitucional sobre la reelección. Por una parte, Mel no escondió su apetito por reelegirse aunque eso le hiciera el juego a la estrategia continuista de JOH; mientras el PAC, el PL y el PINU tomaron distancia de palabra pero en los hechos ni el PAC ni el PL llamaron al Pueblo a salir a las calles para protestar (el PINU llamo a la desobediencia civil pero termino pidiendo que actuaran los militares).

Lo dicho muestra que desde el inicio de su gestión, los hoy “opositores” por separado y juntos han contribuido indirectamente al fortalecimiento del actual gobernante y a que este tenga manos libres para imponer sus estrategias, siendo característico una gran incongruencia entre el dicho y el hecho, darle la espalda a las luchas del movimiento popular, así como la existencia de agendas ocultas, que incluye alianzas y la búsqueda de consensos con el mismo JOH.

La Política de la “oposición” en el caso del escandalo del IHSS

Seguramente se dirá que con el escandalo del desfalco en el IHSS, esto ha cambiado. Tampoco es así. Un primer dato es que ese tema no tuvo un lugar destacado en la agenda de estos partidos desde la época en que iniciaron las denuncias de Radio Globo, el año pasado.

Cuando el tema de la participación del Partido Nacional en el desfalco en el IHSS fue hecho publico, la agenda de los partidos “opositores” estaba ocupada en otros temas. LIBRE por ejemplo, estaba ocupado en el proceso de organización de corrientes internas, lo cual era mas importante para su dirigencia que ninguna otra cosa. Las pocas acciones que se hicieron fueron aisladas y hechas en nombre del FNRP, a pura presión de sus bases, pero terminaron siendo mítines políticos para promover los candidatos-as de LIBRE. Por su parte, ninguno de los otros partidos burgueses movió sus estructuras nacionales para exigir castigo a los culpables.

Peor aun, con los votos del PAC y de algunas ex diputadas de LIBRE, la Ley de Protección Social, que privatiza el servicio de seguridad social, fue aprobado en el Congreso Nacional. Recuérdese que esa ley fue elaborada tomando como excusa el descalabro financiero del IHSS, auto provocado por el gobierno. No es congruente oponerse a una parte de la estrategia de JOH y acto seguido apoyar la otra parte. Por mas que hoy el PAC trate de desmarcarse del acto de corrupción en si, no podrá hacer lo mismo en cuanto a su responsabilidad histórica de haber apoyado la elitizacion de la seguridad social en Honduras.
Fue en ese contexto que los y las jóvenes de estos partidos, indignados de verdad por estos hechos y por la falta de acción de sus dirigentes adultos, tomaron la iniciativa de organizar las protestas, constituyéndose en “Oposición Indignada”. Sus acciones comenzaron siendo pequeñas, pero fueron creciendo hasta convertirse en el gigantesco movimiento que recorre todo el país, demostrando que no es cierto que este pueblo no tenga ganas de luchar, sino que no tenia la dirigencia adecuada para hacerlo. Por eso es un abuso decir que las marchas que hoy vemos son resultado de la política de los partidos de oposición pues estos estaban viendo para otro lado cuando los y las jóvenes tomaron la iniciativa. En ese sentido, doy la razón a las y los jóvenes cuando rechazan el protagonismo de los lideres políticos en este movimiento.

Sin embargo, la lógica de este movimiento en la calle camina en otra dirección que las propuestas políticas de los dirigentes de la “oposición” e incluso de los dirigentes juveniles de las protestas. Digo esto porque mientras el deseo de las centenares de miles de personas que salen a las calles es sacar del poder a JOH, la cúpula de los partidos opositores en realidad no esta trabajando para que JOH abandone el poder y se convoque una Constituyente, sino por la instalacion en el país de una Comisión Internacional contra la Impunidad (CICIH), tomando el modelo de Guatemala.

¿Cual es el problema con esta propuesta? Que en el mejor de los casos una CICIH vendría a apoyar al Ministerio Publico en la investigación de los imputados pero no va meter a nadie a la cárcel porque se trata de un organismo de apoyo técnico no jurisdiccional ni con poder de decisión politica El protocolo de Naciones Unidas establece que tal comision tiene que ser solicitada por el gobierno, al que supuestamente queremos echar. Seria el mismo Poder Judicial y el mismo JOH quienes delimitarían las funciones de la CICIH; seria el mismo Poder Judicial controlado por JOH quien juzgaria a los imputados por las investigaciones de la CICIH; y seria JOH quien decidirá si toma en cuenta o no sus recomendaciones. Asi funciona en Guatemala y así funcionaria en Honduras.

Hay que decir que si bien en Guatemala la CICIG ha contribuido a meter a la carcel a muchos delinccuentes publicos, en ocho años que tiene de funcionar no ha logrado crear una nueva institucionalidad de justicia y ha generado dependencia.

Que nadie sueñe que la CICIH va a meter preso a nadie sin la venia del gobernante, aunque hay que decir que puede ayudarle a JOH a deshacerse de algunos indeseables o lastres que pueda sacrificar como “chivos expiatorios”, si fuera el caso que terminara aceptándola, para superar la crisis sin ser sacrificado. Es decir que esa propuesta no es incompatible con el ejercicio del poder de JOH. Si este tuviera un poco de neuronas, la aceptaría y la utilizaría para validarse en el poder y deshacerse de sus opositores, o al menos para no hundirse solo.

El planteamiento de la CICIH fue lanzado por Nasralla y adoptado por la dirigencia de los jóvenes de la “Oposición Indignada”, lo cual hace que estos caigan en una incongruencia con el movimiento que han levantado por seguir consignas de los lideres adultos de los partidos.

Por otro lado, los partidos LIBRE, PAC y PINU en el Congreso le hicieron el juego a JOH en otra de sus estrategias distraccionistas; me refiero al ingreso a la Comisión Multipartidaria nombrada por Mauricio Oliva, Presidente del Congreso Nacional, para evaluar como se están manejando los casos de corrupción en el Ministerio Publico. Tal mecanismo era innecesario porque se propuso como misión averiguar algo que todos sabemos, que el Ministerio Publico es inoperante, así que era ocioso y absurdo intentar comprobarlo. Esa estrategia le permite al gobierno desviar la atención del desfalco del IHSS hacia otros casos, y por otro lado, justificar una contraofensiva institucional que se llevara de encuentro a miembros de la misma oposición porque incluyen casos en los que esta estuvo involucrada (caso de la Cuarta Urna, el avión desparecido, etc). El resultado ya todos lo conocemos; un informe que no dice nada nuevo y minimiza el tema del IHSS. En ese sentido, la oposición hizo el papel de tonta útil, resistiéndome a creer que lo hicieran ingenuamente.

Por ultimo ha trascendido que se estaría fraguando un “dialogo” entre la oposición y JOH. Esta política ayudaría a JOH a ganar tiempo y desgastar la verdadera oposición que se esta desarrollando en la calle. Como lo ha mostrado el compañero Carlos Lanza en su articulo “¿Se esta fraguando un pacto con JOH?” (que fue difundido en esta misma red y recomiendo), todo indica que la burguesía esta cerrando filas para colocarse al lado del gobierno para evitar su caída, dándole el inmerecido crédito de que en verdad lucha contra la corrupción. Eso explica el repentino interés de la prensa burguesa en cubrir las movilizaciones de las antorchas para darle una connotación de que se trata de la misma lucha contra la corrupción en la que dicen que esta “empeñado” el Presidente, pero omitiendo que en verdad estas se hacen para sacar su gobierno del poder.

No es descartable que la mano del Departamento de Estado este detrás de estos intentos por hacer reflotar a JOH porque, aunque los gringos no quieran su reelección, tampoco quieren que las masas populares lo derroquen con una real insurrección. Quisieran una transición controlada y para ello mueven teclas, en especial organizaciones no gubernamentales que le son afines, como la Alianza por la Justicia.

Prestarse a ese dialogo seria una nueva colaboración de estos partidos con el gobierno que ningún indignado o resistente puede aceptar. Tal dialogo utilizaría a la población que de buena fe sale a la calle, como carta de presión al gobierno en la mesa de negociaciones, pero no para los objetivos que los marchantes con antorchas se proponen sino para los objetivos que la alianza opositora se propone en función de su estrategia electoral.

Si eso ocurre se estaría repitiendo lo que hizo Mel cuando utilizo la gente en la calle como carta de presión para hacer sus componendas con los golpistas en las negociaciones de San José y Tegucigalpa. Eso impidió que el movimiento se propusiera el objetivo real de echar abajo al gobierno y por eso nos tuvieron tres años en interminables caminatas sin pasar a otros niveles de confrontación, con el resultado de que el golpismo se consolido.
No es una hipótesis infundada pues, como ya hemos dicho, la búsqueda de consensos con el gobierno no esta fuera de la conducta cotidiana de dichos partidos, y ya cuentan en su haber un largo historial de componendas y traiciones.

El Antídoto: la democracia asamblearia y la lucha

Cuando las decisiones se reservan para un grupo cerrado de dirigentes, estos terminan siendo influenciados por las corrientes políticas dominantes y ello no siempre representa lo que la base necesita y desea. Por eso, la mejor manera de impedir este peligro es que las decisiones mas importantes del movimiento sean consultadas sistemáticamente con las bases en asambleas convocadas para tal efecto y que siempre se mantenga la vigilancia política sobre sus decisiones.
Por eso hago el llamado a todas las personas y organizaciones del país que participan de este movimiento a hacer asambleas en sus municipios en las que puedan analizar con ojo critico y tomar decisiones sobre las directrices que baja la dirigencia del movimiento, asi como exigir rendición de cuentas a sus dirigentes. Así pueden ser contrarrestadas influencias que no sean las de quienes salen a luchar de verdad.
De igual manera, cuando la base esta en la lucha, es mas difícil para una dirigencia imponerle decisiones que la hagan para atras. Por eso es importante que el movimiento defina un Plan de Movilización aprobado por asambleas de base que se haga tomando en cuenta las necesidades del movimiento y las posibilidades reales de implementar sus acciones.
En luchas como esta, la ingenuidad y la inmovilidad son nuestros peores enemigos para contrarrestar el oportunismo.

Fuente
http://www.psthonduras.org/2015/06/que-quiere-realmente-la-oposicion.html