lunes, 29 de junio de 2015

Honduras: Nuevo juicio para expulsar a la comunidad garífuna de Barra Vieja

Por Ofraneh

Para el próximo martes 30 de junio, la Junta Directiva de la comunidad de Barra Vieja ha sido citada por el Juzgado de Tela, con el propósito de efectuar una audiencia preliminar, en referencia a la supuesta usurpación de tierras que promueve la Empresa Nacional Portuaria (EPN).

Los empresarios asociados al proyecto de megaturismo Indura Resort, conocido previamente como Laguna de Micos, continúan presionando para apoderarse del territorio ocupado por el pueblo garífuna desde 1885, cuando los garinagus que habitaban en el antiguo de Triunfo de la Cruz, -conocido actualmente como la ciudad de Tela- fueron desplazados por las compañías bananeras, replegándose en Tornabé y en el actual Triunfo.

Desde la década de los años 70 se dio inicio a una serie de especulaciones inmobiliarias alrededor del proyecto que se conoció en aquel entonces como Bahía de Tela, las cuales afectaron a todas las comunidades Garífunas de la bahía. Con la ampliación del casco urbano de la ciudad de Tela y la implementación de la Ley de Municipalidades (1992), empresarios, políticos y militares se apropiaron de las tierras consideradas idóneas para el negocio del turismo.

El año pasado se suscitaron tres intentos de desalojo y este año en el mes de mayo, la EPN siguiendo las instrucciones del Indura Resort, prosiguió a la casi toda la población adulta de la comunidad, fallando sorpresivamante el Juzgado de Tela a favor de Barra Vieja.

La politización del sistema judicial en Honduras se agudizo a partir del golpe de estado y posteriormente se agravó con el golpe a la Corte Constitucional perpetrado por Juan Orlando Hernández cuando se desempeñaba como presidente del Congreso Nacional. La enorme mora judicial y la presteza con que actual el Juzgado de Tela denota el enorme interés de los empresarios del Indura Resort.

Cabe señalar que el Indura Resort se encuentra íntimamente ligado al Consejo Empresarial de América Latina (CEAL) capítulo Honduras, grupo que financió a Lany Davis, encargado de cabildear en Washington a favor del golpista Roberto Micheletti. Davis es uno de los hombres de confianza de Hillary Clinton, la ex Secretaria de Estado durante el golpe de estado del año 2009.

El despojo de Barra Vieja forma parte de la estrategia de expulsión del pueblo Garifuna de la costa Caribe de Honduras. Mientras la misma EPN viene amenazando de expulsar a la comunidad de Puerto Castilla, donde pretenden construir una supuesta Ciudad Modelo, el crimen organizado efectúa presiones territoriales en las comunidades de Armenia y Vallecito.

Mañana se dará inicio a una nueva farsa jurídica de un caso ya juzgado, pero que el fallo no fue del agrado de la élite de poder de un país autocrático abatido por la corrupción y la violencia. Es de esperar los argumentos usuales del Ministerio Público: denegar la existencia de la comunidad e insistir en diluir la condición de pueblo indígena de los Garifunas.

Como es de conocimiento del estado de Honduras, en cualquier momento la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictará una sentencia sobre los dos casos que se ventilan alrededor del pueblo garifuna. En el caso de Triunfo de la Cruz se incluye precisamente la denegación al derecho ala Consulta Previa Libre e Informada sobre la imposición de los proyectos turísticos y creación de áreas protegidas consultas. Los fallos harán más palpables la distorsión de la aplicación de justicia en Honduras y la cruenta situación por la que atravesamos los pueblos indígenas del país.