martes, 16 de junio de 2015

Honduras: Las antorchas seguirán ardiendo hasta que el pueblo obtenga respuestas

Por Marvin Palacios | Pasos de Animal Grande

La juventud convocante de las "movilizaciones de las antorchas", (que han captado la atención nacional como internacional), se plantea ahora estrategias para ejercer presión sobre el gobierno para que revele toda la cadena de corrupción desatada en este y el anterior gobierno, de lo contrario no habrá diálogo.

La posición de los manifestantes y de las manifestantes es que Juan Orlando Hernández debe abandonar el poder, para luego buscar una salida que devuelva la institucionalidad perdida después del golpe de Estado. Las demandas apuntan hacia la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente.

El descontento, la indignación y la condena por la escandalosa corrupción y la perenne impunidad que priva en el país, son los poderosos generadores de las movilizaciones que se han extendido por todo el país, y que a juicio de los convocantes, continuarán.

La joven periodista, corresponsal de Globo TV, Eva Ferrufino dijo a  www.pasosdeanimalgrande.com que las movilizaciones que se están desarrollando a nivel nacional, solo son el reflejo de un pueblo cansado de tanta impunidad, injusticia y corrupción, de un gobierno incompetente que no ha logrado llegar a consensos y acuerdos con los diferentes sectores de la población.

"Ante los escándalos de corrupción en los cuales se han visto involucrados políticos de los diferentes partidos incluyendo a la oposición, surge un movimiento indignado de juventud, quienes toman la iniciativa de dirigir este nuevo proceso de movilización del pueblo", sostuvo Ferrufino.

Ferrufino apuntó que a través de la historia podemos darnos cuenta que en la mayoría de este tipo de procesos sociales, político y culturales, ha sido la juventud la que ha estado al frente. 

"No podemos desconocer la participación beligerante de la juventud desde 2009, con el golpe de estado, donde se logró la mayor organización de juventudes independientes y de frentes estudiantiles. Esta es una nueva coyuntura y la juventud busca elevar los niveles de conciencia de la población  que históricamente ha sido sumisa ante este sistema corrupto y excluyente”, recalcó la periodista.

Para el artista de las Artes Visuales, Lester Rodríguez las movilizaciones de las antorchas son el resultado de un "descontento social no de ahora, siento que la crisis del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) lo que ha venido es como a contribuir un poco más a encender esa llama, pero hay que recordar incluso que antes del 2009, teníamos una situación de descontento político social y económico debido a muchas situaciones que se vienen dando a partir de la mala gobernanza de los gobiernos pasados.

"Lo que está pasando ahora y que creo es una variante importante de señalar, en el caso del proceso de las movilizaciones, es que por primera vez estamos asistiendo a un proceso que está aglutinando a diferentes sectores de la sociedad, incluso sectores que en su momento no se habían sumado a ese proceso de lucha", explicó Rodríguez.

Referente a que la juventud ha sido la gran convocante a las movilizaciones de las antorchas, Rodríguez, expresó que esa es otra variable interesante. 

"Hay que recordar que quienes más han resentido los efectos de la crisis de las últimas décadas ha sido la juventud. Honduras es uno de los países de Latinoamérica con mayor cantidad de jóvenes, lo cual puede ser (si bien aprovechado) un gran beneficio o un gran catalizador de grandes problemas, sobre todo si consideramos el gran desempleo o el tema de la violencia. Hay que recordar que la mayor parte de las personas que aparecen ejecutadas, que aparecen encostaladas, son personas que no pasan de los 30 años.

Entonces yo siento que todas estas  situaciones han calado en la conciencia colectiva para ir tomando medidas de empoderamiento social. Estas medidas creo que hoy por hoy ya no pasan por el hecho de estar colegiados en un instituto político, sino por un tema de ciudadanía, de responsabilidad social y de aproximación a procesos de lucha que van más allá de las necesidades partidarias".

La ex diputada y actual militante del partido Libertad y Refundación (LIBRE) en San Pedro Sula, Silvia Ayala, señaló que la participación protagónica de la juventud en estas movilizaciones es un paso cualitativo muy importante.

"Si hacemos un poco de memoria, las y los jóvenes en las elecciones generales del 2013 apoyaron nuevos partidos como una clara muestra de rechazo al bipartidismo. En 2014 se vio un resurgimiento del movimiento estudiantil universitario, particularmente en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras del Valle de Sula".

Frente a estas masivas muestras de repudio al régimen, el gobierno sale al paso lanzando una campaña en el sentido de que las movilizaciones no son políticas, para evitar la participación visible de Libre y el Partido Anticorrupción (PAC) en las movilizaciones, así como de sus principales referentes.

"Este año ha habido sendas movilizaciones de estudiantes de secundaria y ahora participan con toda su fuerza en estas protestas, donde el clamor central es la salida de Juan Orlando Hernández y cárcel para las y los corruptos", subrayó la profesional del derecho.

Entretanto  y consultada sobre otras demandas que los jóvenes y las jóvenes expresan a través de las movilizaciones de las antorchas, Eva Ferrufino señaló que "no sólo es exigir la investigación transparente del caso del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), si no también desengavetar otros actos de corrupción, suplir los hospitales de medicamentos, cambiar las políticas en materia de seguridad, garantizar empleo para la gran cantidad de jóvenes que se encuentran desempleados y mayores y mejores oportunidades para la población en general".

La joven periodista dijo que las movilizaciones continuarán y que estarán vigilantes del proceso para que no haya negociaciones a espaldas del pueblo.

La juventud se encamina hacia nuevas estrategias

Lester Rodríguez indicó que a las movilizaciones se han unido importantes sectores de la clase media, incluso empresariales y de diferentes agrupaciones políticas. "Yo pienso que si bien es cierto es valioso como experiencia social, como una forma de presión frente a toda la crisis generada a partir de todos los temas de corrupción, sí creo que es necesario entablar objetivos concretos, más puntuales, en cuanto a la forma en que se va a generar esta presión para con el gobierno.

Se requiere un proceso de lucha más consistente que invite a estos sectores a sentarse a una mesa de diálogo, pero que al mismo tiempo marque las pautas para una verdadera transformación, esto pasa ya sea por el tema de un paro nacional o por medidas jurídicas encaminadas hacia la comunidad internacional que ponga los ojos sobre Honduras", explicó el joven artista.

Por su parte, Silvia Ayala sostuvo que una parte de la juventud cree posible que se logre la renuncia de JOH (Juan Orlando Hernández), pero la mayoría tiene claro que él no se ira por voluntad propia, tienen mucha confianza que con la instalación en el país de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIH), se compruebe la participación del mandatario y sus más cercanos colaboradores en el saqueo al IHSS.

"Pero creo que la mayoría no tiene claro aún cual es el siguiente paso, que necesariamente sería la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente, incluyente, democrática y participativa. Finalmente creo que hace falta más presión a la clase política, para lo que se requiere definir una estrategia".

Hasta la fecha se han realizado más de 40 movilizaciones de antorchas en muchas ciudades de todos los departamentos del país, y también a nivel internacional se han reportado manifestaciones en ciudades como Houston, New Orleans y New York en Estados Unidos y varios países de Europa, Centro y Suramérica. Incluso en el desarrollo de la Copa América, en Chile. En estas movilizaciones la consignas más fuertes y más visibles son: ¡Fuera JOH!, ¡Fuera JOH!, ¡Renuncia JOH!, ¡Renuncia JOH!.

Ha trascendido que el presidente Juan Orlando Hernández ha planteado un diálogo con la oposición y el movimiento social aglutinado en las movilizaciones de las antorchas, sin embargo la posición de los manifestantes y de las manifestantes es que no puede haber diálogo, porque no existen las condiciones para llevarlo a cabo, ya que desde el Estado se amenaza e intimida a periodistas a los que el propio presidente ha tildado de "pretender incendiar el país".

Casos como las intimidaciones contra Marvin Ortíz y David Romero de Radio Globo y Globo TV; de la periodista Gilda Silvestrucci del programa La Plaza, del periodista independiente César Silva y del periodista Julio Ernesto Alvarado, entre otros, son ejemplos de la intolerancia y la persecución que se gesta desde el gobierno, así como contra defensoras y defensores de derechos humanos.