martes, 30 de junio de 2015

El Salvador: Tres ataques contra la Policía en un mismo día

ContraPunto
Por Bryan Avelar | ContraPunto

La Policía Nacional Civil (PNC) fue blanco de tres ataques provenientes de supuestos pandilleros durante este lunes 29 de junio, dejando como resultado a dos agentes y un mecánico muerto, además de un agente con lesiones de bala.

Un sargento de la PNC identificado como Carlos Romeo Pérez, fue asesinado la noche de este lunes en el puesto policial de El Pedregal, en el municipio de El Rosario, departamento de La Paz.

No habían transcurrido ni cinco horas desde que un cabo de la PNC también fue asesinado por supuestos pandilleros en el pasaje 6 de la colonia Valle Verde, en el municipio de Apopa, San Salvador.

Horas antes, varios sujetos a bordo de un vehículo pasaron ametrallando un taller automovilístico de la PNC, dejando como resultado a un mecánico muerto y un agente con lesiones de bala.

Inmediatamente, la PNC desplegó un fuerte dispositivo que dejó al menos una decena de retenidos, posibles sospechosos de haber participado en el delito.

Las autoridades también hicieron uso de helicópteros y del refuerzo de la Fuerza Armada, que patrulló de manera conjunta con la PNC en los tres operativos realizados este día.

Con estas dos muertes, la PNC suma 32 bajas en sus filas a causa de la violencia, de las cuales al menos 28 han sido abatidos por supuestos pandilleros. De estos, la mayoría han sido asesinados mientras se encontraban de licencia.

Este mismo lunes, en horas de la tarde fue sepultado el oficial José Adán Martínez asesinado también por supuestos pandilleros, mientras se encontraba descansando, en el cantón La Esperanza, municipio de Huizucar, San Salvador.

La Policía ha enfrentado un repunte de ataques provenientes de pandilleros en las últimas semanas, luego que se supiera que una orden había sido girada desde varios centros penales para que las bases criminales atacaran a los agentes.

También elementos de la Fuerza Armada, que actualmente cumplen tareas de seguridad pública, han sido blanco de las pandillas. En lo que va del año, 13 soldados han sido asesinados por supuestos pandilleros.

El último ataque registrado contra esta institución se perpetró el domingo 21 de junio, cuando tres supuestos pandilleros mataron a dos soldados que salían de la terminal de buses de oriente del país y se dirigían a custodiar la estación de buses del SITRAMSS.

El fiscal del caso señaló que la táctica de ataque que utilizaron los criminales en ese hecho arroja indicios de que las pandillas están recibiendo entrenamiento militar por personas que participaron en la guerra civil de los años 80.

Sin embargo, el ministro de Defensa, general David Munguía Payés, aseguró que no han detectado una estrategia en específico que pueda hacer pensar que las pandillas están siendo entrenadas por ex guerrilleros o ex militares, aunque en otra ocasión fue él mismo quien reveló que existía esa posibilidad.

La PNC ha realizado varios operativos en los que clicas enteras han sido halladas monte adentro en algunas zonas rurales de El Salvador, lo que, según las autoridades, permite sospechar que se están entrenando en campamentos.

Ante estos hechos, tanto la Policía como el Ejército han tomado medidas de seguridad adicionales para minimizar los ataques, como bloquear las calles frente a los puestos policiales y el uso de cascos y chalecos antibalas para los soldados.

Estos ataques contra los agentes de seguridad se da en un contexto en el que la cifra de asesinatos a nivel nacional se ha duplicado de 10 a 20 en menos de tres meses, y solo en el mes de junio el promedio ronda los 24 al día.

Esta última escalada de violencia que enfrenta El Salvador surge luego de que el gobierno anunciara una serie de nuevas medidas en el combate a las pandillas, como el traslado de líderes de pandillas hacia el penal de máxima seguridad, en Zacatecoluca, un sistemático y permanente traslado de pandilleros hacia diferentes centros penales, y la creación de cuatro batallones especiales de reacción inmediata, tres de ellos conformados por elementos de la Fuerza Armada.

Las últimas semanas también han dado lugar a decenas de pandilleros muertos en supuestos enfrentamientos con los batallones conjuntos de la FAES y la PNC. Solo en la última semana, al menos siete pandilleros resultaron muertos en diferentes enfrentamientos, y la noche de este lunes las autoridades informaron de tres más.

El Salvador se ha convertido en uno de los países más violentos del mundo, según el último reporte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y para finales de 2014, la tasa de homicidios era de casi siete veces lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera una epidemia.