domingo, 14 de junio de 2015

Declaración final de la Cumbre de los Pueblos (Bruselas)

Presidencia Ecuador
Declaración Final

Nosotros, los Pueblos de América Latina, El Caribe y de Europa, reunidos en la Cumbre de los Pueblos, en Bruselas los días 10 y 11 de Junio de 2015, con más de 1500 delegados/as representando a 346 organizaciones y movimientos sociales, provenientes de 43 países. En el marco de un debate unitario, fraterno y solidario, los participantes en conferencias y en las siete mesas de trabajo de la Cumbre de Los Pueblos.

DECLARAMOS:

NUESTRO APOYO A LA INTEGRACIÓN REGIONAL DE AMÉRICA LATINA Y OPOSICIÓN A LA INTERVENCIÓN IMPERIALISTA

1. Saludamos y apoyamos los procesos de integración que priorizan y refuerzan la autodeterminación y la soberanía de nuestros pueblos, tales como ALBA, UNASUR y CELAC que han fortalecido la unidad latinoamericana y que pueden ser una inspiración para una integración europea de nuevo tipo que enfatice el desarrollo económico, los derechos sociales y el bienestar de sus pueblos.

2. Expresamos nuestro firme respaldo a la Proclamación de América Latina y el Caribe como Zona de Paz y libre de colonialismo. En tal sentido, rechazamos el acoso militar, y las agresiones y amenazas de toda índole que despliegan Estados Unidos y sus aliados contra nuestra región a través de Bases Militares, Sitios de Operaciones e instalaciones similares, que no tienen mas justificación que la intervención militar contra nuestros países. Por ello, exigimos la exclusión de todas las instalaciones militares estadounidenses de la región y abogamos por una paz justa y duradera con justicia social en Colombia.

NUESTRO COMPROMISO A ACTUAR SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO PARA PROTEGER EL MEDIO AMBIENTE

3. El cambio climático representa la mas grande amenaza que la humanidad confronta y que ya esta afectando a los pueblos de América Latina. El capitalismo neoliberal ha exacerbado enormemente la sustentabilidad del planeta por ello intensificando todos los problemas asociados con el cambio climático. Hacemos un llamado por un acuerdo climático que mantenga la temperatura por debajo de 1.5° Celsius; que tenga en cuenta el derecho de todos a estándares de vida sostenibles y dignos; que no limite la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades; y que se base en el principio de la responsabilidad común y compartida para la acción sobre el cambio climático.

Abogamos por un futuro libre de combustibles fósiles y movido por energía limpia y renovable y nos oponemos al fracking, las arenas de alquitran y las perforaciones en el Artico. Abogamos por un programe completo de reducción neta de emisiones, que provea financiamiento para los paises en desarrollo de dejar sus combustibles fosiles en la tierra sin explotar e invertir en soluciones sustentables. Tambien abogamos por la justicia medioambiental por medio de un impuesto ecológico al comercio en petroleo y otros combustibles fosiles para financiar un Fondo Climatico Verde, y tambien un instrumento vinculante para hacer a las compañias multinacionales responsables por los abusos medioambientales y humanos que han perpetrado, asi como tambien para regular sus practicas.

Necesitamos distanciarnos de la dañina agricultura y pesca industriales. Llamamos a respetar los derechos de las naciones y de los pueblos particularmente en America Latina, para vivir en armonía con la Madre Naturaleza, y de respeto por las formas ancestrales de vida y la identidad independiente de los pueblos y naciones. Condenamos el daño mediombiental causado por Chevron a comunidades locales en Ecuador, y tambien rechazamos su attaque y juicio contra el gobierno de Ecuador, y apoyamos la lucha de éstos contra esta depredadora compañia petrolera.

4. Respaldamos al pueblo cubano y su Revolución, y saludamos el regreso a casa de los cinco héroes cubanos, producto de la solidaridad internacional y de la lucha incansable de su pueblo. Respaldamos también los pasos que EE.UU. ha dado para iniciar un respetuoso diálogo con Cuba así como el retiro de Cuba de la lista de estados patrocinadores de terrorismo, en la que nunca debió estar, pero exigimos el levantamiento total, inmediato e incondicional del bloqueo genocida contra Cuba por parte del Gobierno de los Estados Unidos, así como el cierre inmediato de la base naval de Guantánamo y su retorno incondicional a la soberanía cubana.

5. Expresamos, nuestro apoyo incondicional e irrestricto a la Revolución Bolivariana y al gobierno legítimo encabezado por el compañero Nicolás Maduro y rechazamos los permanentes planes de desestabilización que se fraguan en su contra, financiados y organizados por organismos estadounidenses. Rechazamos especialmente la injusta, injerencista e inmoral Orden Ejecutiva del Gobierno de los Estados Unidos que pretende señalar a la República Bolivariana de Venezuela como una amenaza a su seguridad nacional – que ya ha merecido el rechazo unánime de todos los países de Nuestra América – y exigimos su derogación inmediata.

6. Rechazamos toda intervención injerencista por parte de Estados Unidos contra los gobiernos progresistas de América Latina, y exigimos que se respete su soberanía nacional y su auto-determinación. Llamamos a todas las instituciones de la Unión Europea así como a sus estados miembros a no ser cómplices del injerencismo estadounidense contra América Latina, sino adoptar una actitud y una política de dialogo constructivo hacia esta región. Por ello, rechazamos cualquier tipo de apoyo que tanto instituciones de la Unión Europea así como de sus países miembros brindan a la política exterior estadounidense contra los gobiernos progresistas de América Latina, como por ejemplo, la Posición Común de la Unión Europea hacia Cuba.

7. Apoyamos todas las medidas para el desarrollo de economías nacionales independientes que puedan interactuar con el mundo sobre la base de la igualdad y para impedir que la injusta deuda externa bloqueen su crecimiento y desarrollo. Apoyamos y alentamos toda medida que se oriente a construir una democracia participativa como esencial para la realización de los derechos políticos individuales y colectivos de la los ciudadanos de América Latina. Para garantizar los derechos humanos de todos, exigimos respeto por los derechos de los pueblos de América Latina. Soberanía con el debido respeto por el principio de no intervención es una condición esencial para lograr los derechos humanos y de los pueblos. Endorsamos plenamente la demanda de Bolivia de tener acceso al mar. Tambien apoyamos el reclamo de Argentina sobre la soberania de la Islas Malvinas y condenamos la agresiva actitud del Reino Unido y la explotación de petroleo allí. Aplaudimos la iniciativa de Nicaragua y Venezuela de integrar a Puerto Rico en la CELAC como prueba de que America Latina es territorio libre de colonialismo.

NUESTRO APOYO POR UNA SOCIEDAD IGUALITARIA Y NUESTRO OPOSICIÓN AL NEOLIBERALISMO

8. Manifestamos la necesidad imperiosa de construir una sociedad nueva, con justicia social y equidad de género, con la participación activa de los jóvenes y de los diferentes actores sociales, con la solidaridad como principio fundamental para el desarrollo integral y soberano de nuestros pueblos. La mayoría de las republicas latinoamericanas se orienta en esta dirección. América Latina esta implementando políticas progresistas que han reducido la pobreza la exclusión social, especialmente para la mujer, los Afrodescendientes y los grupos indígenas y los marginalizados pobres. Apoyamos totalmente la lucha de los pobres indígenas por la realización de sus derechos sociales y culturales en todo el continente. Tambien expresamos nuestro solidaridad con los pueblos de Africa y la minorias en EEUU que luchan contra el imperialismo. La integración de América Latina no es completa sin integrarse con Africa.

9. Rechazamos el modelo neoliberal como la solución a los problemas y necesidades de nuestro pueblo, puesto que ha demostrado ser el instrumento mas effectivo que se connoce para profundizar la pobreza, la miseria, la desigualdad y la injusta distribución. Hay lamentablemente una minoría que insiste en tratar de imponer el modelo neoliberal. Nos oponemos a la austeridad económica impuesta por la troika en toda la Unión Europea, lo que beneficia solo al 1% mas rico de la sociedad y, nos oponemos en especial a la austeridad de la troika contra el gobierno y pueblo de Grecia. Condenamos el asedio y presión al que la troika y las instituciones de la Unión Europea los someten. Sin embargo, la Unión Europea apoya y colabora en agresiones militares ilegales contra naciones soberanas en guerras costosísimas que agravan y empeoran la austeridad contra los pueblos de Europa. No a la participación europea en guerras ilegales.

10. Reafirmamos nuestra lucha contra los tratados de libre comercio tales como TLC, TPC, TISA y la Alianza del Pacífico porque representan un ataque brutal contra los derechos sociales, democráticos y políticos de los trabajadores y de los pueblos en donde tales acuerdos se implementan. Así también seguimos sosteniendo que la deuda externa de nuestros países es incobrable e impagable por ser ilegítima e inmoral.

11. Manifestamos y convocamos a una lucha global para defender nuestros recursos naturales, la biodiversidad, la soberanía alimentaria, nuestros bienes comunes, la madre tierra y las conquistas y derechos sociales. La lucha por el empleo, el trabajo y salario digno, la seguridad social, las pensiones, la negociación colectiva, la sindicalización, el derecho de huelga, la libertad sindical, salud ocupacional, los derechos económicos y sociales, el respeto a los migrantes, la erradicación del trabajo infantil y esclavo, y la justicia con equidad de género. Todo esto es y será posible si trabajamos en unidad y para construir la más amplia coalición de fuerzas sociales y políticas que permita sustituir del poder al bloque neoliberal dominante por uno social y político que defienda los intereses de nuestros pueblos y ponga los derechos sociales, políticos, culturales e identitarios del ser humano en el centro de su quehacer.

NUESTRO APOYO POR LOS DDHH DE LOS PALESTINOS

12. Condenamos la persistente agresión israelí contra el pueblo palestino y llamamos a la Unión Europea y a todos sus estados miembros, siguiendo el ejemplo del gobierno de Suecia, al reconocimiento del estado Palestino y exigimos el cese inmediato e incondicional del bloqueo contra Gaza así como al respeto de los derechos humanos, nacionales y culturales del pueblo palestino.

NO AL EXPANSIONISMO DE LA OTAN

13. Condenamos enérgicamente la militarización y la agresión de la OTAN en Europa Oriental y en parte de Ucrania para amplificar la esfera de influencia de la UE y de los EEUU.

NUESTRA OPOSICIÓN AL RACISMO Y LA XENOFOBIA

14. Condenamos enérgicamente la actual política de inmigración de la Unión Europea, cuya inhumanidad y carencia de la más mínima defensa del derecho a la vida, causa miles de muertos en el Mar Mediterráneo y en otras partes. Condenamos también el racismo, cada vez mas prevaleciente, así como toda manifestación de xenofobia que frecuentemente partidos europeos de derecha utilizan buscando capitalizar electoral y políticamente presentando falsamente a comunidades inmigrantes como las causantes del desempleo, carencia de vivienda y las dificultades económicas de la sociedad tornando a los inmigrantes en chivos expiatorios.

NUESTRO APOYO POR LA TRANSFORMACIÓN EN EL CONTROL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

15. Las gigantes corporaciones de los medios de comunicación de masa exhiben uno de los mas altos niveles de centralización y concentración del capital corporativo en el mundo y por ello responden a poderosos intereses de corporaciones gigantes que se oponen diametralmente a todo intento de afirmación de la soberanía nacional y de agendas antineoliberales de cualquier gobierno en el mundo. Estos medios son un arma poderosísima de demonización y de desestabilización de los procesos progresistas en desarrollo en América Latina. Para cambiar los medios de comunicación de masa hace falta un cambio de sociedad. Mientras tanto organizaremos nuestros propios medios de comunicación, a nivel nacional e internacional, sobre la base común del interés social. El principio rector de nuestros medios sociales es reemplazar la ideología neoliberal dominante por una ideología progresista que tenga como hilo conductor el desarrollo social y democrático, la participación ciudadana y los derechos sociales de los pueblos

16. Nosotros los pueblos de Nuestra América y de Europa seguiremos luchando oponiéndonos a todas las formas de discriminación, opresión, explotación, racismo, exclusión, e injusticia social, al neoliberalismo y a las guerras imperialistas, luchando por la paz, la igualdad, la democracia participativa, la justicia social, es decir, seguiremos luchando por construir un mundo mejor.