martes, 5 de mayo de 2015

Nicaragua: FUTATSCON alerta sobre grave situación en sector privado

Foto G. Trucchi | Rel-UITA
Precarización laboral corroe derechos laborales y sindicales

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

Con motivo de la conmemoración del 129 aniversario del 1° de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, la Federación Unitaria de Trabajadores de la Alimentación de Nicaragua (FUTATSCON) presentó un análisis coyuntural sobre la situación laboral y sindical en el sector privado de Nicaragua.

Precarización y flexibilidad laboral, bajo salarios, escasa cobertura de la seguridad social, incumplimiento del pago del salario mínimo, incremento de enfermedades profesionales y accidentes de trabajo, y hasta despidos masivos o cierre de empresas por querer conformar sindicatos, conforman el triste escenario presentado por la FUTATSCON.

Los casos recientes de Schneider National Logistics (PepsiCo), Pinturas Modelo (Grupo Solid), Farmex, Laboratorios Ceguel, entre otros, son solamente algunos ejemplos de esta situación.

“Hay una absoluta inestabilidad laboral que está generando un malestar real en la gran mayoría de asalariados de las empresas privadas de este país.

Los empresarios continúan hablando de competitividad y de aumentar la productividad, pero no puede ser a costa de la explotación de la mano de obra, los bajos salarios, la precarización, la flexibilidad y la inestabilidad laboral”, dijo Marcial Cabrera, secretario general de la FUTATSCON.

La barbarie de la tercerización
Seis años esperando su regulación


Uno de los temas principales abordados durante la actividad ha sido el de la tercerización, como elemento importante de la precariedad laboral.

“La tercerización es sinónimo de precariedad del trabajo y, por ende, de violación generalizada de los derechos laborales y sindicales”, explicó Cabrera.

Conscientes de esa barbarie contra las y los trabajadores, un nutrido grupo de organizaciones sindicales introdujeron al Parlamento un proyecto de ley para la regulación de la tercerización en el país.

Entre otros puntos, el proyecto plantea la responsabilidad solidaria del empleador principal con el trabajador tercerizado.

“Esto significa que si la empresa tercerizadora o el intermediario no cumple con la legislación laboral, la empresa que terceriza está obligada a responsabilizarse solidariamente con el trabajador.

Lamentablemente han pasado seis años y aún no se ha presentado para su discusión y aprobación”, lamentó el directivo de la FUTATSCON.

La crisis de la Seguridad Social
Por un verdadero tripartismo


La precarización laboral que afecta a la inmensa mayoría de las y los trabajadores nicaragüenses impacta de manera negativa en las finanzas de la Seguridad Social.

De acuerdo con la FUTATSCON, solamente un 20 por ciento del total de la Población Económicamente Activa (PEA) cotiza a la Seguridad Social.

En el sector agrícola, de un total de 908.000 trabajadores apenas el 7,38 por ciento está asegurado, mientras que en el sector construcción el porcentaje no pasa del 13 por ciento.

En el sector turismo, un poco más del 30 por ciento está asegurado.

Un breve análisis de estos tres sectores indica que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) deja de percibir anualmente casi 112 millones de dólares.

“Los empresarios están obligados a contribuir con el desarrollo y bienestar de la sociedad, generando empleo de calidad, pagando salarios justos, en estricto cumplimiento de las leyes en materia laboral, sindical y seguridad social.

Estamos de acuerdo y promovemos el diálogo social y el tripartismo, así como reconocemos los avances logrados en estos últimos años, sin embargo necesitamos de empresarios éticos, con moral, verdaderamente responsables con la sociedad”, agregó Cabrera.

Finalizando la actividad, la FUTATSCON hizo un llamado a los empresarios nacionales y extranjeros a cumplir con los Diez Principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, que están basados en Declaraciones y Convenciones Universales aplicadas en cuatro áreas: Derechos Humanos, Medio Ambiente, Estándares Laborales y Anticorrupción.

Fuente: Rel-UITA