miércoles, 27 de mayo de 2015

Honduras: Autoridades se contradicen en desaparición de sindicalista

Criminalizan a sus familiares por ejercer la libre expresión

Por Defensores en Línea


Han transcurrido 48 días de la desaparición forzada del líder sindical Donatilo Jiménez Euceda y las autoridades hondureñas no encuentran su paradero, más bien se contradicen y, de paso, criminalizan a sus familiares por ejercer la libre expresión.

Así lo dio a conocer el Comité de Familiares de Detenidos - Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), en un comunicado que entregó a la prensa nacional e internacional durante una conferencia de prensa que se desarrolló en la sede de esta institución humanitaria.

En la comparecencia con la prensa participaron Bertha Oliva de Nativí, coordinadora general del Cofadeh, Jackelin Jiménez, hermana de Donatilo Jiménez y Vicky Cervantes de la organización La Voz de los de Abajo, que tiene su sede en Chicago, Estados Unidos.

Donatilo Jiménez es un empleado del Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico (CURLA), desaparecido el pasado 8 de abril, mientras desarrollaba su jornada cotidiana de trabajo.

Desde ese día su familia no ha dormido tranquila y ha dedicado cada instante que puede a su búsqueda en lugares como hospitales, postas policiales y morgue judicial.

Jiménez Euceda, ha sido presidente por dos periodos del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (SITRAUNAH),  seccional número 3, de La Ceiba, y con más de 22 años de ser empleado de ese centro universitario.

Este 26 de mayo, han transcurrido 48 días después de la desaparición forzada de este reconocido trabajador de carácter decidido, reclamante de sus derechos, serio, denunciante de injusticias.

“Estamos ante una desaparición forzada donde hay algunos datos y algunas acciones que entran en contradicción y esto nos refleja serias preocupaciones”, sostuvo Bertha Oliva.

Agregó que las autoridades deben entender que la desaparición forzada es un crimen de lesa humanidad y que aunque no se tengan leyes en el país que regule cuál debe ser el accionar de una autoridad cuando sucede un hecho, pero que hay leyes internacionales que deberían darle el acompañamiento y apoyo necesario a los familiares.

El Cofadeh asistió a una visita de campo el pasado 19 y 20 de mayo en La Ceiba, empezando por el Ministerio Público, donde no existía ningún requerimiento fiscal a la fecha, sólo un expediente con observaciones preliminares de un equipo de 10 agentes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) desplazado desde Tegucigalpa, un par de inspecciones dentro de las instalaciones del CURLA, varias entrevistas a familiares y compañeros de trabajo y la premisa de desaparición como consecuencia de su beligerancia dentro de la institución.

“Extrañamente, el mismo día de nuestra visita a la fiscalía regional - para sorpresa del propio fiscal Humberto González - trascendió desde Tegucigalpa y San Pedro Sula que se había librado directamente un requerimiento fiscal a un jefe pandillero del norte del país como responsable supuesto de haber ordenado la muerte de Donatilo Jiménez”, señala el comunicado del Cofadeh.

La familia Jiménez rechazó en La Ceiba la versión oficial y advirtió que mientras su pariente no aparezca con vida será considerado desaparecido, y que las autoridades deben continuar en la búsqueda de los autores materiales, de los y las autorías intelectuales también.

“Como familia de Donatilo Jiménez no aceptamos ni vamos aceptar jamás que se quiera limpiar el camino de los verdaderos responsables de la desaparición forzada de Donatilo Jiménez”, expresó clara y contundentemente ante la prensa, su hermana, Jackelin Jiménez.

Jackelin desde el primer momento no se ha separado del proceso para dar con el paradero de su hermano y en ese camino ha descubierto que el mismo está siendo manchado al querer incriminar al jefe de una pandilla, al ponerlo como autor intelectual.

¿Qué interés debe tener alguien que no conoce a Donatilo Jiménez? ¿Qué interés debe tener alguien a quien Donatilo Jiménez no le estorba y no le incomoda?, son preguntas que nos hacemos al interior de nuestra familia, señaló Jackelin Jiménez.

Sostuvo Jackelin que desde que desapareció Donatilo, ellos han señalado como responsable de este hecho a las autoridades universitarias encabezadas por su máxima autoridad Julieta Castellanos Ruiz.

“Ella es responsable de lo que pueda suceder con la vida de cualquier empleado dentro del Campus Universitario en cualquier parte del país. Dentro del CURLA se contrató a una empresa de seguridad privada, más con la que se ha contado, y ¿cómo es posible que nos quieran convencer y engañar al decir la Rectora que no es responsable y acusa a Donatilo de haber abandonado el trabajo por ser rebelde?”.

“Eso es falso y quiero dejar claro, que las autoridades universitarias encabezadas por doña Julieta Castellanos son personas que ante este país y ante el mundo han vendido una imagen falsa, porque no pregonan lo que dicen”, expresó la hermana del líder sindical desaparecido.

La prolongación de la angustia por la desaparición de Donatilo Jiménez ha causado dolor en sus círculos familiares, afectaciones serias en la salud de su madre, esposa e hijos, y una indiferencia institucional inadmisible mezclada con procesos de criminalización contra su hermana Jackelin Jiménez, por ejercer su derecho a la denuncia y la reclamación de sus propios derechos.