viernes, 10 de abril de 2015

VII Cumbre de las Américas no emitirá declaración final

Evo Morales rechaza actitud de EEUU

Por Portal ALBA | YVK | TeleSur

La VII Cumbre de las Américas inicia este viernes en Panamá sin una declaración final, debido a que el Gobierno de los Estados Unidos manifestó su desacuerdo con algunas de las cláusulas, situación que impidió el acuerdo absoluto.

Esta información fue confirmada por el canciller de Argentina, Héctor Timerman, quien calificó al evento como “un debate entre presidentes". En ese sentido lamentó la ausencia de consenso y destacó que “lo importante es hablar sobre las diferencias que tenemos”.

Aunque la convocatoria cuenta con la participación de 33 jefes de Estados (35 fueron convocados) y la calificación de 'histórica' por la participación de Cuba tras décadas de exclusión promovida por Estados Unidos, la reunión de cancilleres no logró un acuerdo en todos los temas de la agenda.

De acuerdo con información del diario La Estrella de Panamá los ochos ejes centrales abordados por las delegaciones diplomáticas fueron: seguridad, educación, migración, energía, medio ambiente, participación ciudadana, gobernabilidad democrática y salud.

Pese a que los mandatarios no recibirán la Declaración de Panamá podrán tener en sus manos las conclusiones de los cuatro foros previos: sociedad civil, juventud, rectores y el empresarial.

La canciller panameña, Isabel de Saint Malo explicó la situación: "Lo que tenemos es un proceso donde ha habido acuerdos y es posible que lo presentemos directamente a los organismos sin presentarlo a la reunión de cancilleres.


Evo Morales rechaza decisión de EEUU 

El presidente de Bolivia, Evo Morales, calificó como irrespetuosa la decisión tomada entre Estados Unidos y Panamá de no emitir una declaración final en la Cumbre de las Américas dado su desacuerdo con algunas de las cláusulas; situación que impidió el acuerdo absoluto. 

Morales aseguró que esta decisión es una falta de respeto para el pueblo latinoamericano y agregó que por decisiones como esta es que está gestando la unidad de la Celac, “porque ya es importante liberarnos”. 

“Que bueno sería que Obama, que representa un país tan importante en América y el mundo haga propuestas que permitan unirnos y convertirnos en una América de paz, con justicia social, solidaria (…) porque con una mentalidad patronal, colonial, imperial y con políticas de neoliberalismo, no se puede avanzar”, afirmó.

“Esperemos que entienda que ya no somos el patio trasero de EE.UU. es importante que sepa respetar a los pueblos de América Latina si es que quiere ser respetado por nosotros”, enfatizó. Dijo además que espera un debate sincero, abierto y público sobre las experiencias vividas bajo principios y valores.


Los Gobiernos participantes de la VII Cumbre de las Américas instarán al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, a derogar el decreto emitido el pasado 9 de marzo que declara a Venezuela como una amenaza para su seguridad nacional; así como a levantar el bloqueo sobre Cuba impuesto desde hace más de 50 años.

Escenarios previos

Antes del inicio oficial de la Cumbre una serie de acontecimientos marcaron el desarrollo de los foros previos.

La delegación cubana que asiste a la agenda paralela de la Cumbre de las Américas en Panamá denunció el miércoles la presencia de mercenarios pagados por Estados Unidos como el asesino de Ernesto Ché Guevara, Félix Rodríguez Mendigutía, alias “El gato”, al servicio de la CIA.

Por su parte el portavoz de la delegación venezolana en VII Cumbre de las Américas, Luis Pérez, afirmó el miércoles que las delegaciones suramericanas han sido víctimas de ataque por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA).

A su vez, informaciones de Prensa Latina detallan que la Organización de Estados Americanos logró la acreditación de civiles representantes de sectores adversos a Cuba y Venezuela financiados por Washington.

Diversas organizaciones políticas y sociales han denunciado desde hace varias semanas, que la derecha regional intentó acaparar estos espacios de discusión y frenar su participación.

Algunas de las denuncian van desde complicaciones para su inscripción o la abierta colaboración de organizaciones opositoras de Cuba y Venezuela, cuya intención es representar a la derecha internacional para desprestigiar a los Gobiernos progresistas de la región.