lunes, 13 de abril de 2015

Presidente de Honduras acusado por asesinato de estudiantes

Por Wendy Funes | Conexihon

La Fiscalía de Delitos contra la Vida es la encargada de investigar una denuncia que diferentes sectores sociales llegaron a interponer ante el Ministerio Público en contra del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y el ministro de Educación, Marlon Escoto, por el asesinato de cuatro dirigentes estudiantiles.

Tomás Gómez, del Consejo Cívico de Organizaciones Indígenas y Populares  de Honduras (Copinh) explicó que llegaron hasta el Ministerio Público (MP) el  8 de abril en solidaridad con el movimiento estudiantil.

Los niños no tienen mobiliario, no hay techo para los niños y niñas en los centros educativo, denunció. “También venimos en solidaridad con la compañera Gladys Lanza para que este Ministerio Público no garantice el derecho de los acosadores sexuales” sino de las víctimas, precisó.

Según el dirigente indígena la protesta se realizó mientras en el país el gobierno culpa a la sociedad civil de desprestigiarlo porque quiere limpiar su imagen internacional ante exigencia de entes como el Banco Mundial y también porque ya se acerca el Examen Periódico Universal (EPU).

Los representantes de diferentes organizaciones se apostaron en la parte frontal del Ministerio Público (MP).

El ambiente olía al humo que emanaba de un ritual de la Organización Fraternal Negra Hondureña (Ofraneh) que también acompañó esta maniifestación.

Cáceres indicó que se trató de denunciar al mandatario y a Escoto ante la fiscal especial de Derechos Humanos, Soraya Morales, pero se negó a recibirla.

En relaciones públicas, la portavoz autorizada, Lorena Cálix, explicó que el procedimiento correcto es presentar la denuncia en la Fiscalía Especial de Delitos contra la Vida.

“Esta denuncia es por los delitos de asesinato, abuso de autoridad y violación de los  deberes de los funcionarios contra el señor Juan Orlando Hernández y Marlon Escoto Valerio en perjuicio de los menores Diana Mendoza, Elvin Mendoza, Darwin Martínez y Soad Ham Bustillo”. Este es un asesinato donde el Estado tiene responsabilidad es una operación tipo escuadrones de la muerte que están estructurándose en el país como política de un gobierno que promueve el terrorismo de Estado, indicó.

En la protesta participaron indígenas, afrodescendientes, estudiantes y defensores de derechos humanos y de derechos de la mujer. Esta denuncia, es firmada por unas 11 organizaciones no gubernamentales, describe que los asesinatos parecen ejecutados por escuadrones de la muerte como una práctica de limpieza social.

Además, piden que se permita la participación de organizaciones de sociedad civil en la investigación para conocer qué pasó tal como se hizo con el proceso por el crimen contra Santos Callejas, del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (Codeh), asesinado en la comunidad de San Antonio.