sábado, 11 de abril de 2015

Multitudinario y vibrante Campamento Antiimperialista frente a la Embajada de Estados Unidos en Argentina

Por Resumen Latinoamericano

Banderas de Venezuela, Colombia, Argentina y Palestina flamearon durante toda la tarde del viernes frente a la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires. Aunque la temperatura superó los treinta grados y el sol resplandeció en el cielo y en el caluroso asfalto, cientos de integrantes de organizaciones sociales y políticas argentinas mantuvieron durante seis horas un acampe anti imperialista para denunciar las agresiones que sufre Venezuela luego que el presidente Barack Obama aprobara un decreto que califica a ese país como una amenaza a la seguridad nacional estadounidense. En la jornada también se demandó a Gran Bretaña que devuelva a Argentina las Islas Malvinas.

Pasado el mediodía se inició una movilización que finalizó en las puertas de la sede diplomática norteamericana, lugar en el que se desplegaron carpas a lo ancho de la calle y comenzó un acto continuado en el que hablaron referentes sociales, dirigentes sindicales y artistas. A su vez, se efectuó una comunicación en directo a Panamá, donde el enviado de Resumen Latinoamericano, el periodista argentino Diego Virgolini comentó los avatares de la Cumbre de las Américas y la Cumbre de los Pueblos que finalizarán mañana en la nación centroamericana.

Con total horizontalidad y a micrófono abierto para todas las organizaciones convocantes hablaron o participaron a lo largo del día, representantes del Encuentro Nacional Popular Latinoamericano, Articulacion de Movimientos Argentinos al ALBA, Organización Los Pibes, Quebracho, CTD Aníbal Verón, Camino de los Libres, Frente Popular Darío Santillán, Resumen Latinoamericano, Convocatoria en Segunda Independencia,  dirección de la FUBA, de la Confederación Latinoamericana de Trabajadores Estatales, de la OLP y La Simón Bolívar, de Patria Grande, Corriente Política 17 de Agosto, del Frente de Organizaciones Kirchneristas, del Movimiento Popular La Dignidad, de la CTA Capital, de ATE Nacional, de Marcha Patriótica, de Agrupación El Kadri-Peronismo de Base y otros nucleamientos del campo popular.

Desde la capital panameña, Virgolini entrevistó en directo a Olmedo Beluche, sociólogo y uno de los organizadores de la Cumbre de los Pueblos, de cual afirmó que se lleva adelante con gran éxito. Beluche señaló que la Cumbre repudió de forma unánime el decreto de Obama contra Venezuela y desde el espacio se reclamó que Washington finalice el bloqueo económico contra Cuba que lleva vigente más de cincuenta años. “Los pueblos de América apoyamos modelos de integración como el Alba”, expresó Beluche, quien agregó que esa es la herencia dejada por el presidente venezolano Hugo Chávez.

Quien estuvo presente en el campamento y dirigió la palabra a los participantes, fue el reconocido actor Norman Briski, quien denunció la “injerencia del imperialismo en los pueblos”. Briski señaló que el acampe era “un hecho amoroso con un pueblo hermano como es Venezuela”. El actor recordó que en una charla que brindó en una universidad de Estados Unidos le pidieron que escribiera en un pizarrón cuántas veces el imperio había interferido los procesos populares en América Latina. “No alcanzó el pizarrón –explicó Briski-, porque Estados Unidos es el primer productor de armas en el mundo y es el primero que sabe que la guerra le conviene, y que matando a nuestra gente ellos hacen negocios”. “Nosotros estamos aquí por una causa: defender la vida de nuestros niños y jóvenes de esta invasión permanente ecológica, económica y cultural que nos está castigando hace siglos”, remarcó Briski.

Durante la jornada de lucha, también participó, vía telefónica, Raúl “Boli” Lescano, dirigente del Movimiento Patriótico Quebracho, preso político argentino que se encuentra con arresto domiciliario. Lezcano resaltó “la solidaridad de Venezuela en tiempo difíciles”, en referencia a los exiliados argentinos durante la dictadura militar y que pudieron vivir en ese país. El referente político recordó “a ese gigante que fue el Comandante Chávez” y expresó que “la solidaridad es el primer mandamiento de todo revolucionario”. Lescano denunció que “Venezuela es agredida por el imperialismo”, por eso “estaremos listos con nuestro mandato de solidaridad cuando el compañero Maduro y el pueblo venezolano lo requieran”.

Por Venezuela participó Salvador Salas, miembro de la dirección de la agrupación Alexis Vive, del emblemático barrio caraqueño 23 de Enero, quien agradeció a los presentes por demostrar la solidaridad con el pueblo bolivariano. “Los pueblos que derrocaron a Bush y al ALCA hoy están derrotando al imperialismo en Panamá”, afirmó Salas. Agregó que el decreto de Obama busca “amedrentarnos” y que la actual guerra económica contra el país como las sanciones aplicadas a los dirigentes de la Revolución Bolivariana es “para doblegar al pueblo de Bolívar”. “Preferimos ser unas ruinas de un país digno y rebelde, que una colonia o un cachorro del imperialismo”, arengó Salas. El militante venezolano llamó a la articulación del movimiento popular “porque el pueblo mismo quien tiene que crear sus propias dinámicas lucha”. “Necesitamos ser poder en nuestro continente y que de una vez por todas lo tiene que ejercer el pueblo de manera directa y protagónica”, aseveró el dirigente venezolano.

Durante el acampe, otros oradores de organizaciones brindaron sus testimonios de solidaridad hacia Venezuela y Cuba, como su repudio a la política estadounidense en Latinoamérica. La jornada finalizó con las estrofas de los himnos de Argentina y Venezuela y con la quema de una bandera de Estados Unidos.