miércoles, 22 de abril de 2015

Guatemala: Una carta abierta a Otto Pérez

El presidente y el Paraquat

Por Enildo Iglesias | Rel-UITA

Organizaciones de la sociedad civil latinoamericana le solicitaron al presidente de Guatemala no oponerse a enlistar al Paraquat y sus formulaciones en la categoría de extremadamente peligrosa.

La Red Internacional de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas para América Latina (RAP-AL), Amigos de la Tierra Guatemala, el Movimiento Agroecológico de América Latina y el Caribe (MAELA), IPEN y la Rel-UITA entre otras organizaciones, le escribieron a Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala, solicitándole no oponerse a la entrada del Paraquat en el Anexo III del Convenio de Rotterdam, del cual el mencionado país es parte.

El Convenio de Rotterdam tiene como objetivo promover la responsabilidad compartida y los esfuerzos conjuntos de los países en el comercio internacional de ciertos productos peligrosos a fin de proteger la salud humana y el ambiente frente a posibles daños y contribuir a su utilización ambientalmente racional.

Entre los días 12 al 14 de mayo próximo se reunirá en Ginebra (Suiza) el Convenio de Rotterdam sobre el procedimiento fundamentado previo aplicable a ciertos plaguicidas y productos químicos peligrosos objeto de comercio internacional.

Una de las decisiones que tomarán los países parte será aprobar que las formulaciones líquidas del herbicida dicloruro de Paraquat se enlisten como formulación extremadamente peligrosa y se las incluya en el Anexo III de los productos químicos sujetos al procedimiento de consentimiento fundamentado previo (PIC, por su sigla en inglés).

Es bueno destacar que el PIC no exige la obligación de prohibir los productos enlistados, ni prohíbe la importación o exportación de productos, sino que reconoce el derecho de los países a conocer para estar mejor informados y de manera soberana tomar las decisiones relativas al producto enlistado.

Un oscuro antecedente
Guatemala bloqueó una prohibición anterior


La preocupación de las organizaciones mencionadas se origina en los bochornosos hechos ocurridos en la reunión del Convenio de Rotterdam celebrada en mayo de 2013.

Allí, representantes de más de 120 países parte apoyaron la inclusión en el Anexo III del Paraquat (al 20 por ciento) como una formulación gravemente peligrosa. La propuesta fue presentada por Burkina Faso, pero Guatemala e India la bloquearon.

La delegación guatemalteca argumentó una larga lista de razones para oponerse a la inclusión, pero terminó admitiendo que su temor era que la inclusión tendría como resultado que algunos países de la región se negaran a importar Paraquat desde Guatemala, que es un importante formulador del herbicida.

Lo bochornoso ocurrió cuando se descubrió que la persona que hablaba en nombre del país centroamericano era un representante de los intereses comerciales de la industria y que no estaba acreditado como parte de la delegación, no obstante lo cual contaba con el apoyo político del gobierno de Guatemala, ya por entonces presidido por Pérez Molina.

Finalmente, el impostor fue expulsado de la reunión, pero al entenderse que no se había logrado consenso se decidió postergar el tema para la próxima reunión (mayo de 2015).

¿De qué hablamos cuando decimos Paraquat?
Uno de los herbicidas más tóxicos


Nuestros afiliados en la agricultura, especialmente en los sectores del azúcar y el banano, lo conocen bien y desde hace años la UITA viene reclamando su prohibición.

No obstante, recordemos algunos datos sobre este agrotóxico:

-El Paraquat es uno de los herbicidas más peligrosos del mundo, una cucharadita de té es suficiente para matar a una persona.

-No existe antídoto.

-Trabajadores agrícolas de todo el mundo sufren quemaduras en la piel, ceguera, daño respiratorio e insuficiencia renal crónica debido a su uso.

-La propuesta de inclusión de la formulación de Paraquat fue presentada por Burkina Faso debido al gran número de envenenamientos de seres humanos vinculados al uso del herbicida fabricado por la transnacional suiza Syngenta con el nombre comercial de Gramoxone Super (Paraquat al 20 por ciento).

-Está prohibido en más de 40 países, incluyendo el país donde se encuentra la sede central de Syngenta.

En un párrafo de la carta dirigida a Pérez Molina se expresa: “El oponerse a la entrada del Paraquat en el Anexo III del Convenio de Rotterdam perjudicaría la imagen internacional del país al no mostrar voluntad de cooperar con el objetivo común del Convenio del cual Guatemala es parte; y significaría en los hechos no reconocer el derecho de los países a conocer mejor lo que entra dentro de sus fronteras y tomar las mejores decisiones mediante el mecanismo PIC”.

Y finaliza exhortando al presidente a “impulsar alternativas agroecológicas para ir sustituyendo al herbicida Paraquat y otros plaguicidas altamente peligrosos y contribuir a fortalecer una agricultura sustentable en beneficio de los productores, trabajadores y consumidores, tomando en cuenta las experiencias exitosas de empresas y productores en el ámbito nacional y latinoamericano”.

La respuesta la tendremos el próximo mes de mayo.

Fuente: Rel-UITA