jueves, 5 de marzo de 2015

Honduras: Desde la política hay que generar cambios que permitan la independencia de la mujer

defensoresenlinea.com
Por Sandra Rodríguez | Defensores en Línea

La semana pasada se desarrolló un foro sobre la situación de Derechos Humanos en el occidente de Honduras, visto desde las mujeres, y expuesto jóvenes de las redes las redes de defensores y defensoras apoyadas y acompañadas por  el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras, Cofadeh.


El foro fue organizado por las redes defensoras de derechos humanos y trató sobre las violaciones a derechos humanos en los departamentos de Intibucá, Lempira, Copán y Ocotepeque, zona fronteriza con El Salvador y Guatemala.

Se presentaron los resultados del informe Miradas de Mujeres que retrata la problemática de la región, vista y comprendida desde la óptica de defensoras de derechos humanos.

Se citó además cómo los propios defensores y defensoras son criminalizados si están en procesos de la defensa de los territorios, amenazados por empresas represadoras de ríos y mineras acompañadas de militares.


Los expositores departamentales fueron Néstor Zelaya de Ocotepeque y Yanely Espinoza de Lempira; Bertha Oliva, coordinadora general del Cofadeh y para comentar el informe fue invitado el Juan Carlos Elvir, que fue dos veces alcalde de Santa Rosa de Copán, empresario local y político regional.


Juan Carlos Elvir, manifestó que si se quisieran revertir los indicadores de pobreza en el país, sería necesario solamente con cambiar dos o tres puntos, las cifras en el tema de atención de la mujer en generación de empleo, economía y acceso equitativo de desarrollo.

En un estudio que se hizo hace unos años en Copán, de cada 10 mujeres 7 estaban desempleadas y 3 produciendo en la tierra, lo que refleja que hay un problema estructural que también impacta en el sistema educativo.


“Yo tarde 5 años en mi gestión como alcalde para darme cuenta de la importancia de la educación pre escolar, como ver a una niña de 5 años pararse frente a un adulto y no poder ni dar su nombre, por consiguientes esa niña va creciendo y desarrollándose en patrones machistas tradicionales rurales y ahora acentuadas en regiones urbanas marginales por la migración masiva que va acrecentar la pobreza urbana”.


Muchas de esas iniciativas que cambian leyes, no vienen porque hondureños los proponen, sino porque extranjeros nos vienen a imponer y decir.


En cuanto al problema de narcotráfico, dijo que en 14 años se creció brutalmente. "Creo que ni cuenta nos damos con respecto al volumen de dinero que se manejaba y que actualmente existe en el medio. Hablamos de lavado de activos, inmediatamente en la familia Valle (extraditados hace unos meses a Estados Unidos, acusados de supuesto tráfico de drogas), o en este y otros (personas), no señores, ¿y los que lavaron los seis mil millones del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS)? ¿y los que han venido por 50 años esquilmando las estructuras del Estado en compras de medicinas, incursión de carreteras, ventas de armas y que representan miles de consorcios extranjeros que se convierten en mafias gansteriles que ya no saben cómo sacarle sangre a las estructuras del Estado?" preguntó Elvir.

Hay gangster hondureños aliados con internacionales que controlan todas las compras del Estado, que promueven toda la corrupción, nadie los menciona en los periódicos, solo en las revistas sociales, denunció el ex alcalde de Santa Rosa.


Dijo que si la población conociera toda la verdad real de la magnitud de la corrupción y la impunidad, y tuvieran conciencia de conocerla “ni a votar iríamos en la elecciones porque no hay voluntad en las estructuras, y la política termina  pagando las culpas, porque la gente tiene el perfil de que es un corrupto aprovechado, un oportunista, pero solo es consecuencia de la misma sociedad donde nosotros cobardemente no hemos tenido el valor de asumir la realidad de lo que sucede y callamos muchas veces”.


Incluso la población calla actos como que “el presidente del patronato o la junta de agua malversó los fondos públicos”.


Política de género: Violencia doméstica y empleo

En el tema de género, Juan Carlos considera que la política debe ir orientada a dos aspectos, el tema de violencia doméstica y generación de empleo.


Interesarse en cómo  “generar economía de la mujer que le permita criterios de independencia, que le permita enfrentar el delito de violencia doméstica, que es el principal delito del país, si se disminuyera la impunidad para la paternidad irresponsable, el incesto, yo les aseguro que este pueblo cambiaría radicalmente”.


Parte del aislamiento lo tenemos nosotros mismos en el sentido de no priorizar, definir, tener vinculación regional.


Aquí no tenemos representación, las pocas voces que nos hacían sentir incluso mediáticamente en el país, se han apagado o las han descalificado, así que no es nada nuevo el aislamiento desde las vías de comunicación y desarrollo económico, este viene desde los años 70 y 80 con la construcción del canal seco y zona productiva del país, ahí hay que buscar la manera de generar propuestas claras, concretas y priorizadas.


En cuanto a las vías de comunicación es de vital importancia porque incide en el turismo, y en la región se tiene uno de los sitios más visitados por gente de todo el mundo, las Ruinas de  Copán, en el municipio de Ruinas, así mismo los más de 60 mil salvadoreños que cada año ingresaban a Honduras, ya dejaron de venir a la costa norte, y es que las carreteras presentan tramos intransitables.


Por otro lado se ve el crecimiento en otros rubros, y mencionó la producción de café, el cual ha avanzado pero aún falta por hacer y acompañar procesos que permitan en alguna oportunidad, mejores expectativas de vida para la gente más postergada en el país.


Elvir considera que la extrema pobreza es un buen negocio para las estructuras económicas de este país y la clase política dominante, porque políticos hacemos muchos pero dominantes pocos, y que obviamente no hay voluntad de querer enmendar, que continúen viviendo sin escuelas, sin alcantarillados, sin agua potable, sin condiciones de superar la extrema pobreza en que vive.  


Concluyó diciendo que mientras Tegucigalpa (capital de Honduras) no cambie, jamás va a cambiar nuestro país. Y esto visto desde su experiencia en algún tiempo que trabajó en una institución gubernamental en esta ciudad, después de ser alcalde en Santa Rosa de Copán.


Comentarios entre los asistentes al foro: generación de cultura de miedo a la denuncia pública

En los últimos 4 ó 5 años, se ha visto un fenómeno en la región, y es que se ha generado un temor terrible en los medios de comunicación y en la población en general a denunciar aspectos que tengan que ver con el crecimiento del crimen organizado en diferentes latitudes y la generación de cultura de violencia en grupos reaccionarios (medios de comunicación y población).


Por lo que un mecanismos de protección es buscar medios de comunicación alternativos, redes sociales, blogs, que tienen esa dinámica de comunicación, la población se acerca a ver si uno puede denunciar alguna cosa sencilla que no son graves, en lugar de ellos porque tienen miedo, como temas de agua potable o desechos sólidos.


El tema de la denuncia es y seguirá siendo el arma más importante para lograr que las cosas se conozcan. De dos años acá, es el terrorismo de Estado a través de intimidaciones, investigaciones fiscales.  No podemos hacer caso omiso, porque es generar cultura de miedo y volver a la época de los 70 u 80, que se hacía lo que querían, y se volverá más grueso el tema de la impunidad.