jueves, 5 de marzo de 2015

El Salvador: Incertidumbre y dudas del proceso electoral 2015

ContraPunto
Por ContraPunto

Dos día después de concluidas las votaciones para alcaldes y diputados en El Salvador, aún no se han dado los resultados de los comicios, lo que le ha valido al Tribunal Supremo Electoral (TSE), una andanada de críticas.

"Hemos tenido un retroceso en el sistema electoral salvadoreño. Elección tras elección había habido un avance, pero lo ocurrido el domingo, evidenció un retroceso", aseveró el analista político Roberto Rubio.

La situación ha creado tensiones e incertidumbres. Es primera vez luego de concluida la guerra civil, en 1992, que El Salvador enfrenta una situación semejante. "Es un problema técnico que ha creado un problema político, cuando ya se había advertido", apuntó Rubio.

El presidente del TSE, Julio Olivo, no ha dado detalles del "desastre electoral", como lo han calificado algunos periódicos locales, pero extraoficialmente se sabe que la empresa encargada del procesamiento y transmisión de los resultados electorales tuvo fallos en su software, por lo que en la noche del domingo se perdieron las bases de datos que contenían los resultados del sufragio.

En la madrugada del lunes que Olivo llamó a los representantes de la empresa Data Graphic a fin de que hiciera cargo del procesamiento y la transmisión de los resultados electorales, los cuales deberían estar visibles por toda la ciudadanía por medio del sitio web del TSE.

Las elecciones del domingo también se convirtieron en las más complejas ocurridas en la historia local, debido a que se usó la modalidad de voto por rostro de los candidatos a diputados, tanto nacionales como del Parlacen.

Además, se usó la votación llamada "cruzada" o "voto cruzado", es decir, que el ciudadano podía emitir el sufragio por bandera, por rostro y cruzado, es decir, combinado, por candidatos de diversos partidos e independientes.

Olivo y los observadores internacionales, como Gustavo Fernández, jefe de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA), habían advertido que la nueva modalidad iba a retrasar la comunicación del resultado electoral preliminar.

Ramón Villalta, director de Iniciativa Social para la Democracia (ISD), aseguró que no creía que el "voto cruzado" haya causado el "desastre", sino las decisiones para hacer contrataciones de las empresas que manejan los datos electorales.

"Esto es grave, porque precisamente, la emisión de resultados preliminares es lo que provoca certidumbre en cualquier proceso electoral".

El Salvador, antes de la guerra civil (1980-1992), tuvo una larga historia de golpes de estado y de fraudes electorales, por lo que este retraso que se ha dado ha sido manejado por la oposición como un posible fraude, algo que Villalta niega rotundamente, lo mismo que los observadores.

"En ocasiones no se sabe realmente lo que sucede con estas anomalías, pero dos empresas fueron descalificadas; una porque ha participado en las elecciones de Venezuela, y la otra porque tiene relación con el Pentágono (Secretaría de Defensa de Estados Unidos), es decir, sin argumentos técnicos", dijo un funcionario electoral que prefirió no identificarse.

Erick Altamirano, director de la empresa Data Graphic, que asumió el control de la transmisión de los datos explicó que el problema evidenciado en el proceso de divulgación se generó al momento de "maquilar" los números de las actas, es decir, de digitar y procesar la información, luego de cruzar datos.

"El problema surgió en el cruce de datos, cuando la empresa anterior no logró enlazar la base de datos que ellos tienen para divulgarla a la ciudadanía. Ahí es donde nosotros entramos cuando el TSE nos busca. Eso es lo que estamos tratando de hacer: informar a la ciudadanía", apuntó Altamirano.

Agregó que "la velocidad con la que se procese la información todavía depende de la primera empresa asignada por el TSE para el tratamiento de la información, pues siempre son estos los encargados de escanear las actas y luego trasladarlas al grupo Data Graphic".

Los datos preliminares se darán cuando por ley se debe comenzar el recuento final, es decir, el miércoles.

Extraoficialmente, los partidos políticos más fuertes e importantes, además de antagónicos entre sí, el FMLN y ARENA, publican en las redes sociales los nombres de las alcaldías que ambos habrían conquistado. San Salvador, por ejemplo, la habría ganado el FMLN, mientras que Santa Tecla, ARENA. Ambas ciudades eran bastiones políticos desde hace más de una década de la derecha y la izquierda, respectivamente.