viernes, 13 de marzo de 2015

El Salvador: Comunicado del FMLN ante el decreto ejecutivo de Barack Obama contra el pueblo Venezolano

Por FMLN

Ante el Decreto Ejecutivo del Presidente Barack Obama por la supuesta "amenaza a la seguridad nacional de EE.UU." que representaría Venezuela, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) expresa lo siguiente:

Nos adherimos a la preocupación y llamamiento planteado por el Gobierno Salvadoreño, en el sentido de que debe respetarse el derecho internacional y los principios de autodeterminación de los pueblos y la no injerencia en los asuntos internos de los Estados como marco para dirimir por medio del diálogo las diferencias entre Gobiernos. Asimismo nos sumamos al rechazo generalizado que han expresado Gobiernos y fuerzas políticas y sociales en todo nuestro continente, ante la reciente calificación de Venezuela, miembro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), como "amenaza a la seguridad nacional" de Estados Unidos.

    El concepto de "emergencia nacional" por supuesta "amenaza a la seguridad nacional", planteado en el Decreto mencionado, reaviva la memoria de los pueblos Latinoamericanos y Caribeños, acerca de políticas y medidas deplorables aplicadas por Estados Unidos, como bloqueos económicos, apoyo a dictaduras militares (como en el caso de nuestro país), violaciones masivas de los derechos humanos e intervenciones militares.

    Desde entonces América Latina ha avanzado mucho en la conquista de democracias estables, en la defensa del derecho a la autodeterminación de los pueblos y como región, en el respeto irrestricto al principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados, al grado que fue declarada ZONA DE PAZ por la CELAC en su reciente reunión de La Habana, en enero de 2014.

    El Decreto emitido por el Presidente Obama contra Venezuela, que constituye una medida similar a la que ese Gobierno ha adoptado contra más de 20 países en todo el mundo, para el caso de América Latina y el Caribe constituye un retroceso de décadas hacia tiempos en donde las relaciones entre nuestra región y Estados Unidos estaban basadas en amenazas e injerencias de este tipo, las cuales servían de antesala a las intervenciones militares en nuestra Región.

    América Latina y el Caribe es una región que ha emprendido hace mucho el camino para construir la paz, única vía garante para el desarrollo y la prosperidad de nuestros pueblos y la convivencia fructífera entre el Norte y el Sur del continente. Rechazamos por lo tanto toda política desestabilizadora y amenazante de injerencia, anclada en escenarios de guerras del pasado y bajo cualquier disfraz moderno, como por ejemplo la llamada "lucha contra el terrorismo".

    El FMLN considera que las medidas reales y mecanismos de combate contra los flagelos del crimen y la violencia que amenazan la Paz de nuestros pueblos deben ser construidas mediante el diálogo y la cooperación concreta entre los Estados y no ser impuestas bajo amenazas.

    El FMLN reitera su solidaridad con el pueblo y el Gobierno de Venezuela, con el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y con el Presidente Nicolás Maduro Moros, legítima y democráticamente electo por las venezolanas y venezolanos y nunca condenado por violación de derechos humanos por ninguno de los organismos reconocidos por toda la comunidad internacional, como la CIDH de la OEA o el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU.

    Llamamos a la unidad de los pueblos de nuestra América Latina, a la unidad de los partidos y movimientos sociales que defienden el interés de los pueblos, a la unidad de los Gobiernos miembros de la CELAC para que unidos declaremos un "nunca más" a los métodos amenazantes e injerencistas del pasado y que hagamos todos nuestros esfuerzos para impedir que acciones como la que hoy deploramos se repitan en nuestro continente y en el mundo.

Comisión Política del FMLN

San Salvador, 13 de marzo del 2015.