martes, 3 de marzo de 2015

Colombia: Pobreza y represión el tándem azucarero

Foto Sintrainagro
Brutal y salvaje represión a corteros en huelga. Milicia arremete contra trabajadores del Ingenio Risaralda

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

A la 5 de la mañana de este 3 de marzo, un nutrido contingente del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) atacó con fuerza brutal a más de 500 corteros de caña del Ingenio Risaralda, que el día de ayer se declararon una huelga, exigiendo a la empresa la contratación directa e indefinida, un alto a la persecución sindical y a los despidos, y el respeto al derecho a la negociación colectiva.


“Salimos muy temprano rumbo al Ingenio Risaralda para ver cómo estaba la situación de los compañeros que ayer declararon la huelga. Estábamos en camino cuando llamó Arley Bonilla, presidente de la seccional Sintrainagro Ingenio Risaralda, avisándome que esta madrugada el ESMAD los sorprendió y arremetió brutalmente contra ellos”, explicó a La Rel, Mauricio Ramos, coordinador general del Departamento del Azúcar y Etanol de Sintrainagro.

“Los agarraron dormidos y les cayeron con palos y toletes. Hasta les quitaron sus machetes y comenzaron a arremeter contra ellos. Tenemos a varios compañeros heridos, dos en estado grave”.

"Los molieron a golpes y les dispararon a quemarropa las bombas lacrimógenas. Hay un compañero, Carlos Ossa, que fue alcanzado en la frente por una de estas bombas. Se está muriendo.

Otro compañero, James Alzate, se encuentra en cuidado intensivo por los golpes que le propinaron los policías", continuó  Ramos.

Ante la embestida brutal de los cuerpos especiales antidisturbios, los corteros de caña se replegaron hacia la entrada del Ingenio Risaralda.

“Tuvieron que retroceder y entrar al Ingenio, donde el contingente del ESMAD los tiene cercados y encerrados. También nos reportaron la detención de un trabajador”, agregó Mauricio Ramos.

Para él, esta situación demuestra una vez más la brutalidad con que opera este gobierno, así como la falta total de disposición al diálogo de la empresa.

“Nuestros compañeros están luchando pacíficamente para que se respeten sus derechos. Basta ya de irrespeto a la convención colectiva, de despidos arbitrarios, de persecución sindical y de salarios de hambre.

Vamos a tratar de entrar en las instalaciones del Ingenio para asistir a nuestros compañeros y ver si podemos mermar la tensión”, dijo el directivo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Agropecuaria (Sintrainagro).

Ramos hizo un llamado especial a todas las organizaciones sociales y comunitarias y al movimiento obrero colombiano e internacional, para que brinden la más amplia solidaridad con los corteros de caña del Ingenio Risaralda.

Fuente: Rel-UITA